Actualidad

Abuso sexual en Independiente: volvieron a detener al árbitro

Martín Bustos, fue arrestado nuevamente, ahora, denunciado por contactar a chicos de las inferiores de Newell’s.

El árbitro Martín Bustos quien estuvo detenido por la causa por presunto abuso de menores que involucra a jugadores juveniles de Independiente, fue nuevamente apresado en las últimas horas en Rosario luego de una denuncia de juveniles de Newell’s.

El juez se hacía pasar por un masajista y había pactado un encuentro con los futbolistas juveniles del conjunto rosarino, que ya habían dado conocimiento al Departamento de Psicología y la dirigencia de la “Lepra”, que dio aviso a la Justicia, informaron fuentes judiciales a NA.

El árbitro comenzaba a tener una relación más amistosa con el menor mediante chats y le preguntaba por sus compañeros para avanzar con la situación y tratar de pactar el encuentro con los jugadores.

Al enterarse de esta situación, los investigadores continuaron con los chats con Bustos, pactaron un lugar de encuentro y ahí fue donde el árbitro fue detenido.

El vocero de la fiscalía rosarina Sebastián Carranza sostuvo que el caso esta caratulado como “grooming” y que sólo tiene una prisión de hasta 4 años, pero por antecedentes se pedirá una prisión preventiva.

Hasta el momento, fueron secuestrado el celular y la computadora para continuar la investigación que sólo tiene una denuncia del menor quien señaló que fue acosado por internet.

Esta mañana fueron citadas las autoridades de Newell’s para declarar ante la fiscalía que tiene al frente Carla Cerliani, de la Unidad Especial de Delitos Sexuales.

Comunicado de Newell´s:

La denuncia de abusos en Independiente

Bustos estuvo varios meses detenido acusado de formar parte de una banda que promovía el abuso de menores, donde él captaba chicos en las redes sociales, principalmente del club Independiente.

Incluso fue arrestado apenas tres días después de que se diera a conocer la investigación. Para la Justicia, es el principal sospechoso de la banda de entregadores, que funcionaba como nexo entre los chicos y los clientes.

Cuando allanaron la casa, los efectivos notaron que faltaba su teléfono celular. En ese momento empezaron a sospechar que quería fugarse, ya que había descartado el aparato para no ser identificado ni dejar rastros.  Horas más tarde, detuvieron a su abogado, Carlos Beldi. El letrado había roto el teléfono del árbitro con un martillo, en una clara maniobra para obstruir la pesquisa. También encontraron en su propiedad un arma.

A comienzos de abril de 2018 la Justicia logró recuperar información de ese teléfono. Encontraron chats, videos y fotos. De esta forma se pudo comprobar que Bustos conversaba por Facebook con varios jugadores de Independiente y los convencía de tener un encuentro.

En septiembre pasado, quedó liberado luego que la Sala I de Lomas de Zamora cambió la carátula de «abuso sexual de menores» a “promoción a la corrupción de menores”. La Sala I entendió que existió consentimiento por parte de los jóvenes y como la pena mínima para esa clase de delito es de tres años ordenó la excarcelación.

La Justicia se dispone a elevar el expediente a juicio oral con quince casos probados y seis personas procesadas, entre ellos Bustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *