En la última audiencia, el carnicero que mató a un ladrón habló de un “accidente con mala suerte” y se cruzó con el fiscal.

Tras dos años del caso que conmocionó a la localidad de Zárate y que tuvo repercusión nacional, un jurado popular compuesto por 12 ciudadanos definirá hoy, si el carnicero Daniel “Billy” Oyarzún actuó en legítima defensa o protagonizó un “homicidio simple” cuando atropelló, causándole heridas graves que luego terminaron en la muerte, al delincuente que lo asaltó.

En la audiencia de ayer Oyarzún, hizo uso de la última oportunidad para hacer escuchar su versión sobre cómo fueron los hechos. “El que sabe la verdad soy yo y si quiere se la cuento”, le dijo al fiscal durante la tercera audiencia del juicio.

“Yo hice lo que haría cualquier persona. Estaba en mi carnicería, trabajando. Ellos podrían haber decidido no salir a robar. Son dos delincuentes, me vinieron a robar a mí. Son las dos personas lo mismo. Todo pasó muy rápido. No supe quién subió adelante o atrás, ni quién tenía la plata. Para mí eran lo mismo”, sostuvo el hombre.

Según consigna TN, el carnicero afirmó que los delincuentes le dispararon dos veces antes de escapar. Luego, repitió el relato ya conocido. Quería recuperar los 5 mil pesos de la recaudación que se habían llevado y por eso se subió a su auto y los persiguió.

Tras la declaración, el fiscal, José Luis Castaño, lo cuestionó: “En los videos no lo vemos revisar los bolsillos de Brian González mientras estaba en el suelo. Si fue a ‘recuperar lo suyo’, como dice ¿Por qué no buscó la plata? ¿Por qué tomó la actitud de seguir golpeándolo en el suelo?”.