El debate oral finalizó este jueves con 34 condenas y cinco absoluciones.

Por primera vez en 20 años, un tribunal sentenció a prisión a los integrantes de los Monos por la venta de drogas en Rosario. Uno de sus líderes, Ariel Cantero, alias “Guille”, fue condenado a 15 años de prisión y Jorge Emanuel Chamorro, alias “Ema”, uno de los sicarios de la banda, a 17 años.

Además Vanesa Barrios, esposa de “Guille”, y Jésica Lloan, pareja de “Ema”, fueron sentenciadas a 12 años por formar parte de la banda de narcotraficantes. Celestina Contreras, más conocida como “La Cele”, también deberá ir a prisión. La mamá de “Guille” fue condenada a 8 años y 6 meses de prisión, pero sumada a una pena anterior, tendrá 10 años.

Los integrantes del tribunal, Ricardo Vázquez, Eugenio Martínez y Osvaldo Facciano, dieron por probada la teoría del fiscal federal Federico Reynares Solari: que Cantero y Chamorro “organizaron la venta de drogas desde la cárcel de Piñero” y que, por eso, “sus parejas llevaban las órdenes a la práctica”. Los jueces condenaron a 34 imputados, absolvieron a 4 y aceptaron la probation para otro.

Pese a las condenas de los líderes, la “mano de obra” que todavía sigue activa en la calle les permite sobrevivir a los Monos a pesar de estar detenidos en Ezeiza, Piñero y Resistencia. Horas antes de la segunda sentencia, la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe detuvo a siete personas en el sudoeste de Rosario, una de ellas familiar del “Viejo”. Según informó  TN.com.ar “los arrestados ejecutaban las órdenes que ‘Guille’ les daba desde Ezeiza”.