El profesional que realizó la autopsia en el cuerpo del novio de Nahir Galarza, lo indicó hoy en el juicio que se lleva a cabo, por el crimen cometido en diciembre pasado.

“Por el tatuaje del disparo de la espalda -de Fernando- el disparo fue a unos 30 centímetros”, expresó el médico Fernando Benetti en la quinta jornada del juicio a Galarza que se celebra en los Tribunales de Gualegyuaychú desde el pasado 4 de junio, según el sitio del diario El Argentino.

El perito forense detalló que “la autopista fue realizada el viernes 29 de diciembre de 2017, cerca de las 8.30 de la mañana. El cuerpo presentaba dos heridas de arma de fuego en el tórax. La herida que produjo la muerte inmediata fue la originada desde atrás, la cual le perforó un pulmón. Ambos disparos se produjeron cuando la víctima estaba con vida”.

“El segundo disparo fue a la altura del esternón, un centímetro arriba del otro disparo que ingresó por la espalda. Ambos proyectiles ingresaron y salieron del cuerpo de Fernando”, añadió el médico.

En la jornada de este lunes, un joven que había sido presentado por la defensa de Nahir como su “novio oficial” con el fin de neutralizar el agravante por el vínculo en la carátula, dijo que sólo eran “amigos con roce”. El joven, de 18 años, aseguró que solo en una oportunidad mantuvieron relaciones sexuales con la imputada y dijo que ella nunca le habló de Pastorizzo, ni que sufriera algún tipo de violencia de género.

El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre último alrededor de las 5:00 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos.

La joven dijo que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos. Sin embargo, en una segunda declaración ante el fiscal dijo que había sido su novio el que agarró el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental.

El 11 de abril pasado, el juez de Garantías Mario Figueroa determinó que Galarza sea juzgada por el delito de “homicidio doblemente calificado”, al elevar el caso a juicio.

El magistrado decidió unificar la acusación por “homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja” y desestimó el agravante de “alevosía”, que había sido solicitado por la querella, ya que sostuvo que esa circunstancia se tiene que determinar durante el juicio.

Con información de agencia NA