El exfuncionario argumentó que “se sentía mal” por su diabetes. El juez Bonadio no aceptó que pudiera llevar adelante la indagatoria por videoconferencia y ordenó mandarlo a buscar con un médico al Juzgado. También declaran Jaime y Schiavi.

El exministro de Planificación del kirchnerismo, Julio De Vido no pudo evitar ir hasta los tribunales de Comodoro Py a declarar frente al juez federal Claudio Bonadio que investiga los diferentes sistemas de recaudación que habrían funcionado en el rubro transporte, uno por los subsidios en el área ferroviaria y otra por los subsidios al gasoil entregados a empresarios de colectivos entre 2003 y 2014.

Según consigna Perfil, sobre la indagatoria, que por supuesto versará sobre los cuadernos de las coimas aportados a la justicia por el exchofer Centeno, no hay demasiadas expectativas, ya que como se sabe, De Vido es una de los personeros de Néstor Kirchner que se ha mantenido en el mismo discurso desde que fue arrestado, incluso sostenido cuando todavía ejercía como legislador, negando en forma tajante las acusaciones y enfatizando que durante los gobiernos primero de Néstor y luego de Cristina Kirchner “no se cobró ningún tipo de coimas y el manejo de las obras públicas fue absolutamente transparente”.

Además de De Vido, Jaime y Schiavi, cierran la semana con más de 50 indagatorias por la causa de los cuadernos de la corrupción, Roberto Oscar Ciccioli, Rubén Atilio Herrera, Jorge Fernández, Ángel Arno, Teobaldo Ramón Martinelli, Mario del Valle Roldán y Luis Abel Cvanchich.