Sera Justicia

Denuncian que 20 chilenos cruzan la frontera para cobrar una jubilación en Argentina

El hecho fue denunciado por jubilados argentinos de Esquel. Se trataría de chilenos que también percibirían una pensión en su pensión.


Cerca de veinte ciudadanos chilenos fueron denunciados por el cobro de jubilaciones en Argentina mientras residen en Faleufú, Chile, y cobran allí otra jubilación.

La denuncia fue presentada por un grupo de jubilados argentinos que concurren todos los meses a la filial de ANSES en Esquel y se encontraron con los jubilados chilenos que sólo cruzan la frontera en día de cobro, según pudo corroborar el organismo luego de chequear datos de Migraciones.

«El problema es que también cobran la jubilación en Chile. Es decir, nunca notificaron el cambio de domicilio, mantienen ambas jubilaciones y eso es un delito. Se naturalizaron, obtuvieron el DNI argentino e iniciaron los trámites para cobrar una suma importante, cada mes, en nuestro país», explicó a Infobae, Osvaldo Zampella, titular de la UDAI ANSES de Esquel.

Esquel

Los jubilados chilenos cruzan la frontera desde Futaleufú, un pueblo de tres mil habitantes en el sur chileno, desde el cual demoran cerca de hora y media en llegar hasta Esquel.

«La problemática se empieza a suscitar cuando extranjeros, chilenos en este caso, muchos de los cuales llegaron allá por el año 1974 para trabajar en la obra de Futaleufú, se han quedado algunos años en Argentina. Han hecho algunos aportes, nunca llegando a la cantidad de 30 años que es lo que solicita ANSES y hoy cruzan mensualmente la frontera, en días de cobro, para llevarse un dinero que no les corresponde», marcó el diario Política Chubut.
«Ingresan los días de cobro y ese mismo día regresan a Chile. Les lleva menos de 4 horas realizar el trámite. Además cobran el beneficio de vivir en una zona austral, lo que aumenta esa percepción en un 40%«, señaló Zampella. Todos los jubilados de la Patagonia cobran un plus del 40% por zona austral, por lo que una jubilación mínima es de $10,672,30
Zampella estimó que esa oficina entrega $300.000 al mes en jubilaciones a gente que no le corresponde cobrarla y sostuvo que es una situación que se repite en muchas oficinas de ANSES cercanas a pasos fronterizos.
«Si no tienen nada que esconder se presentarán. Si cruzan para intentar cobrar, allí veremos cuál es la situación de cada uno. Si transcurren 90 días, ANSES les retendrá el monto que perciben cada mes y deberán concurrir a las oficinas«, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *