El mendocino José Luis Ramón había lanzado un comunicado de adhesión al aborto legal, pero dos días después anunció que votaba en contra.


La discusión por el aborto legal en la Cámara de Diputados se cuenta voto a voto y cada situación se amplifica más que en cualquier otro debate. Por eso, el curioso giro del legislador mendocino José Luis Ramón, hasta ayer parte del interbloque Evolución, llamó la atención.

Ramón había manifestado días atrás que pese a haber estado siempre en contra del aborto, iba a votar a favor. Pero ayer se conoció que cambió su postura sin razón aparente y pasó a la tabla de los que rechazan la medida.

El líder del interbloque Evolución, Martín Lousteau, confirmó anoche en América TV que Ramón dejará el interbloque: “Cualquiera sea el motivo de su cambio, nos parece que la manera en que se ha comportado no está a la altura del debate ni de los estándares que pretendemos para nuestro espacio por lo que ya no participaremos de ningún interbloque con él”.

“Resulta claro que habiendo tanto en juego, hay presiones. De un lado y del otro. Y los diputados no son ajenas a las mismas. Esperemos que el diputado no haya tomado su decisión influenciado por estas presiones o, peor aún, como fruto de la especulación política“, aventuró Lousteau.

La última declaración de Ramón, en la que confirmó su voto en contra de la legalización del aborto, se basó en la interrupción de la vida “en el seno materno”.

“Quiero comunicarte que he tomado la decisión de votar en contra de la ley que despenaliza el aborto, desprendido de cualquier presión. Se está discutiendo sobre la interrupción de la vida en el seno materno y eso me ha hecho mucho ruido. El centro de esta discusión es la vida“, sostuvo el legislador mendocino.