El Senado de la Nación aprobó por unanimidad y convirtió en ley el proyecto de la Diputada Nacional por Evolución Carla Carrizo. “Se trata de un gran paso para la infancia”, dijo la autora de la iniciativa.

A partir de este miércoles el Estado nacional está obligado por ley a intervenir en las denuncias de abuso sexual a niños y niñas. El Senado de la Nación aprobó por unanimidad y convirtió en ley el proyecto de la Diputada Nacional por Evolución Carla Carrizo para modificar el artículo 72 del código penal y establecer que el abuso sexual de niñas y niños sean delitos de instancia pública, permitiendo que el Estado pueda investigar sin que los padres ratifiquen la denuncia.

Hasta ahora la Justicia sólo actuaba ante las denuncias si había una ratificación del responsable parental. Sin embargo, esto no era frecuente ya que los casos de abuso sexual infantil suceden, en la mayoría de los casos, en el propio ámbito familiar y de allegados.

Con la sanción de la ley, que establece el cambio en el artículo 72 del Código Penal, será un delito de acción pública dependiente de instancia pública y la justicia podrá investigar sin necesidad de que los representantes legales a cargo de los niños ratifiquen la denuncia.

“Se trata de un gran paso para la infancia. El propósito es que los delitos no queden impunes y que el Estado actúe como responsable último del bienestar de los niños. El próximo paso es trabajar en protocolos y capacitaciones para operadores judiciales”, dijo Carrizo.

“Hoy ponemos en escena la voz de los protagonistas de esta lucha en defensa de los niños porque necesitamos que se haga justicia con las víctimas de abuso antes de que sean adultos”, añadió la legisladora radical.