El oficialismo pretende que se declaren improcedentes todos los recursos que se interpongan contra los aumentos de tarifas.


El ministro de Ambiente, Sergio Bergman, presentó un escrito ante la Justicia para que se declaren  improcedente cualquier acción colectiva que cuestione las subas de los servicios públicos de este año.

La presentación fue patrocinada por el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, y responde a un amparo interpuesto por el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y Solidaridad (Cepis),

La ONG relacionada al kirchnerismo presentó una acción colectiva en un juzgado de La Plata. Desde el Gobierno respondieron que este tipo de amparos “atentan contra las atribuciones constitucionales del Poder Ejecutivo” y que producen un perjuicio “triple, palpable y concreto” de “contaminación ambiental, violación de obligaciones asumidas en tratados internacionales” y de “cercenamiento del ejercicio de prerrogativas propias del Poder Ejecutivo”.

Por otra parte, el Gobierno también quiere que los amparos que reclaman por los aumentos de las tarifas de los servicios públicos se tramiten en juzgados nacionales de la Capital Federal. De esta manera, pretenden evitar que tribunales por fuera de su espectro traben los incrementos.

Respecto a la presentación del Cepis, el Ministerio de Energía presentó un recurso para que sea el Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº 3 de la Capital Federal y no uno de La Plata el que resuelva sobre el asunto.

El juez en lo contencioso administrativo federal Enrique Lavié Pico ordenó, en consecuencia, registrar la acción colectiva de certeza del Ministerio de Ambiente en el Registro de Procesos Colectivos de la Corte.