El periodista le contest贸 al juez聽quien lo cit贸 a indagatoria en la causa en la que investiga una asociaci贸n il铆cita que se dedicaba a la extorsi贸n y al espionaje ilegal para el pr贸ximo 25 de junio.

A principio de semana, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla cit贸 a indagatoria al periodista Daniel Santoro para el pr贸ximo martes 25 de junio, en el marco de la causa que investiga los presuntos delitos de extorsi贸n y asociaci贸n il铆cita del esp铆a y falso abogado Marcelo D’Alessio.

Para el magistrado 鈥渟e ha corroborado prima facie no s贸lo el v铆nculo de conocimiento y confianza que manten铆a鈥 el periodista de Clar铆n y expanelista de Animales Sueltos con el falso abogado, sino tambi茅n 鈥渟u participaci贸n y su aporte en las actividades ilegales que llevaba adelante la organizaci贸n delictiva investigada鈥. «A diferencia del caso de otros periodistas vinculados a D’Alessio, el imputado no s贸lo se nutr铆a de la informaci贸n que le prove铆a la organizaci贸n, sino que habr铆a tenido conocimiento de las actividades de espionaje ilegal que desarrollaba, sus m茅todos y contribu铆a al desarrollo de los planes il铆citos que llevaba a cabo la Organizaci贸n鈥, agreg贸 el titular del Juzgado Federal de Dolores en su resoluci贸n.

Como respuesta a ello, Santoro le contest贸 al juez federal de Dolores y neg贸 las acusaciones.

El descargo completo del periodista: 聽

Me pongo a disposici贸n de la Justicia. Niego terminantemente haber participado de actividades de espionaje ilegal. Mi llamado a indagatoria supone un paso hacia la criminalizaci贸n del ejercicio del periodismo por una maniobra de ex funcionarios y empresarios K. Mi indagatoria hab铆a sido solicitada al juzgado de Dolores por el 鈥減roductor agropecuario鈥 Pedro Etchebest y el empresario K Mario Cifuentes, entre otros, luego de una organizada presentaci贸n en cadena de ex funcionarios K encabezado por el ex secretario de Coordinaci贸n del ministerio de Planificaci贸n, Roberto Baratta.聽

Lamento que la jurisdicci贸n de Dolores se haya hecho eco de una maniobra que busca callar mis investigaciones sobre corrupci贸n. Ya se hab铆a empezado a investigar mi tel茅fono celular, pese a fallos de la c谩mara federal porte帽a que hab铆a incluido las comunicaciones del periodista dentro del secreto profesional consagrado por la Constituci贸n Nacional, lo que significa otra violaci贸n de mis derechos.

No coercion茅 a un ex directivo de PDVSA, ni tampoco al empresario Mario Cifuentes. Por otra parte, el juez me acusa 鈥渄e la realizaci贸n conjunta de un libro鈥 con D鈥橝lessio en referencia a mi 煤ltimo libro 鈥淓l Mecanismo鈥. Con solo pedir el contrato a la editorial se comprueba la falsedad de la afirmaci贸n. D鈥橝lessio aparece en un solo cap铆tulo entrevistado on the record y sus dichos fueron confrontados por dos ex funcionarios de ENARSA.聽

Desde el a帽o 1995 cubro temas vinculados a la justicia. Por esta raz贸n, cuento con m谩s de cien fuentes de informaci贸n, entre las que se encuentran jueces, fiscales y abogados. Una de ellas fue Marcelo D鈥橝lessio, quien cre铆a que era un abogado penalista experto en narcotr谩fico. Este fue mi fuente en solo cuatro 贸 cinco de los temas que investigo, destacando que escribo un promedio de cien notas por a帽o.

Sobre las acusaciones que me formula el juez Ramos Padilla hago una serie de aclaraciones. En la 煤ltima semana de diciembre de 2018, D鈥橝lessio me pregunt贸 si me interesaba entrevistar a un ex director de PDVSA Argentina, que luego result贸 ser Gonzalo Brusa Dovat.聽

Le dije que no ten铆a tiempo, porque me iba de vacaciones el 1掳 de febrero de 2019. Me dijo que, entonces, le dar铆a la entrevista a 鈥淟a Naci贸n鈥, por lo que finalmente acept茅, pues, tambi茅n, era una nota relevante. En las conversaciones previas a la entrevista, D麓Alessio me pregunt贸 si iba a llevar un fot贸grafo del diario 鈥揷omo dicen los chats鈥, a lo que le contest茅 鈥渟i el tipo acepta, lo grabamos con el celu鈥, por lo que resulta evidente que yo requer铆a la aceptaci贸n del entrevistado 鈥搎uien, como dije, no sab铆a qui茅n era hasta el momento de la entrevista鈥. Tampoco sab铆a que Brusa Dovat se hab铆a reunido con el periodista Rolando Gra帽a y el comisario Degastaldi antes de la entrevista, como se sabe ahora, y que le hab铆a preguntado a D鈥橝lessio si ven铆a a la entrevista 鈥渄e civil o corbata鈥, como dir铆a en los chats de D鈥橝lessio.

El mi茅rcoles 30 de diciembre de 2018, presentado por D鈥橝lessio, conoc铆 a Gonzalo Brusa Dovat, le pregunt茅 si aceptaba ser entrevistado 鈥渙n the record鈥 y le expliqu茅 que esa frase significaba dar su nombre y citar sus declaraciones en un medio period铆stico importante como el Diario Clar铆n, respondi茅ndome afirmativamente. Unos minutos antes de que llegara, D鈥橝lessio me hab铆a dicho que se llamaba Gonzalo Bruzoni y as铆 lo anot茅, nombre que luego result贸 equivocado.

Luego le pregunt茅 si me daba su consentimiento para grabarlo con mi celular, a lo que tambi茅n accedi贸. Lo entrevist茅 frente a unas cien personas que, ruidosamente, almorzaban en el restaurante Sarquis, ubicado en el barrio de Palermo, aunque algunos medios lo presentaron como parte de una oscura y siniestra extorsi贸n.聽

En su testimonial, el mismo Brusa Dovat dice: 鈥淢e vuelve a preguntar Santoro si estoy de acuerdo en hacer la entrevista, y mi respuesta ante esa situaci贸n obviamente es que s铆鈥, seg煤n la versi贸n que fue publicada por varios medios.聽

Brusa Dovat me dijo, entre otras cosas, que hab铆a sido despedido y que no ten铆a trabajo; que ten铆a un juicio laboral contra PDSVA y que hab铆a sido amenazado por los servicios de inteligencia de Venezuela; incluso, que hab铆a echado a un par de ellos con un bate de b茅isbol. D鈥橝lessio le dijo que la mejor forma de protegerse de las amenazas era hacerse conocido en los medios.聽

Posteriormente, ratific贸 todo lo que me dijo en sendas entrevistas realizadas por los periodistas Rodrigo Alegre (de TN) y Eduardo Feinmann y Rolando Gra帽a, del Grupo Am茅rica.聽

Por otra parte, jam谩s mand茅 un mensaje mafioso ni particip茅 de una coerci贸n contra el empresario y due帽o de la empresa OPS Mario Cifuentes. Mis notas sobre Cifuentes est谩n basadas en una investigaci贸n que realiz贸, primero, el diario R铆o Negro, luego el Diario La Naci贸n, y yo contin煤e en el Diario Clar铆n. Ello as铆, pues es un caso de inter茅s p煤blico, en le medida que se trata de un contratista del Estado con una deuda millonaria con la AFIP.聽

La principal fuente de las notas, resulta obvio, es la denuncia del diputado de Cambiemos, Leandro L贸pez Koeing.

Tambi茅n hay informes que envi贸 la PROCELAC al Juzgado Federal de Neuqu茅n. Desconoc铆a, hasta el tr谩mite de esta causa en Dolores, que D’Alessio lo hubiera supuestamente presionado para que venda su empresa de servicios petroleros OPS, en Neuqu茅n, la que fuera declarada en quiebra; mucho menos sab铆a o autoric茅 que se usara mi nombre para ello.聽

Como confirmaci贸n de ello, en declaraciones period铆sticas, el diputado L贸pez Koeing dijo que 鈥渆n la causa hay dos reportes de operaciones financieras sospechosas de la Unidad de Informaci贸n Financiera seg煤n los cuales Cifuentes a trav茅s de para铆sos fiscales sac贸 fondos en negro de la Argentina que terminaron en Espa帽a y, sin embargo, no se avanza鈥.

One comment

  • carlos
    carlos
    Respuesta

    todo muy. raro

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>