Actualidad

El policía acusado por el crimen Cintia Fernández fue condenado a 23 años de prisión

Mario Federico Condori fue encontrado culpable del asesinato de la joven de 23 años, ocurrido en mayo de 2011.

 

Por el asesinato de Cintia Fernández, la joven que en mayo de 2011 fue encontrada asfixiada y golpeada en su departamento de la zona sur de la ciudad de Salta, el expolicía Mario Federico Condori, de 39 años, fue condenado este miércoles a 23 años de prisión.

Además de la condena, el tribunal dispuso el cese de la detención domiciliaria con supervisión y vigilancia monitoreada electrónicamente. En su reemplazo, los jueces ordenaron el traslado del condenado a la Unidad Carcelaria 1, donde quedará detenido teniendo en cuenta su condición de expersonal policial, por lo que pidieron extremar las medidas tendientes a garantizar la seguridad personal del interno.

Antes de la decisión final de los jueces, el expolicía aseguró que “no maté a Cintia”. “No tengo absolutamente nada que ver con su muerte”, agregó y al tiempo pidió “que se haga justicia”.

En el fallo, los magistrados determinaron que el condenado reciba tratamiento psicoterapéutico y que, a través del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, se le extraigan muestras de ADN para ser incorporado al banco de datos genéticos.

Además, Condorí deberá pagar seis millones de pesos, más los intereses correspondientes, a la madre de la víctima, Ana Fernández, en concepto de reparación integral del daño causado por el delito.

La jueza Vera anunció que los fundamentos del fallo se leerán el próximo jueves a las 13.

Cintia Fernández fue hallada sin vida por su madre el 3 de mayo de 2011, en el departamento en el que vivía, en la zona sur de la capital salteña. La joven, que según las pericias murió cinco días antes de su hallazgo, falleció por asfixia por sofocación, y su cuerpo presentaba lesiones compatibles con golpes en la cabeza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *