Los cuatro acusados tendrán que responder por más de veinte hechos de pedofilia sobre menores sordomudos.


El Ministerio Público Fiscal de Mendoza confirmó la elevación a juicio oral de la causa originada por los abusos sexuales de menores en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo.

Los sacerdotes Nicola Corradi (82) y Horacio Corbacho (56), líderes de la institución, así como los exempleados Jorge Bordón (50) y Armando Gómez (46) tendrán que responder por más de una veintena de hechos denunciados en su contra.

Aún se desconoce la fecha del comienzo del juicio porque todavía no se ha notificado formalmente a las partes para que puedan presentar los correspondientes rechazos a la medida.

En paralelo, se cursa otra causa por la participación de dos monjas y otros directivos de la institución. Ese expediente aún no tiene cerrada su etapa de instrucción por lo que su elevación a juicio será para más adelante.

El cura Corradi goza del beneficio de prisión domiciliaria por su avanza edad, al igual que las monjas Kosaka y Asunción Martínez, y otros directivos y personal del colegio. Por otra parte, otro de los acusados fue liberado por padecer un importante retraso mental.