Una serie de medidas de prueba fue pedida por el fiscal de la causa para acelerar la investigación contra quien explota la terminal de ómnibus de Retiro.


El fiscal Franco Picardi pidió varias medidas de prueba al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi en una causa en la que se investiga por lavado de dinero al empresario Néstor Otero.

Otero ostenta desde hace años la concesión de la terminal de ómnibus de Retiro, así como otras terminales a lo largo del país. La licitación de la terminal porteña finalizó y se presentó al nuevo concurso abierto por el Gobierno Nacional.

La denuncia fue realizada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) y se basa en 39 transferencias por $7.800.000 realizadas por una cuenta personal de Otero en el Banco Sáenz hacia una vinculada al grupo Terminal de Buenos Aires (TEBA). En ese momento la cuenta se encontraba embargada por $18 millones y no podía realizar movimientos.

El embargo había sido dictado por un juzgado en lo contencioso administrativo y se originó por una millonaria deuda de TEBA con el Alumbrado,Barrido y Limpieza (ABL) porteño.

Picardi le pidió al Martínez de Giorgi que se releven otras causas en la que está involucrado Otero, como una por evasión impositiva que se cursa en el Juzgado en lo Penal Económico y otra por facturas truchas en Mar del Plata.

El empresario ya fue condenado hace algunos años por coimear al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, aunque en aquel momento sólo tuvo que estar bajo probation.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>