Sera Justicia

La autopsia de Débora Pérez Volpin confirma una perforación en el esófago con entrada de aire

Se conocieron algunos datos de los resultados que se presentarán oficialmente esta tarde que revelan cómo murió la periodista y legisladora.

Según adelantó Clarín, una perforación en el esófago combinada con el suministro de aire durante la práctica de la endoscopía resultaron factores decisivos en la crisis que sufrió Débora Pérez Volpin y que finalmente desembocaron en su muerte. Esto se desprende del informe definitivo de la autopsia, del que trascendieron algunos datos aunque se presentará oficialmente en la tarde de este miércoles.

Según la información trascendida, el estudio de anatomía patológica practicado sobre el cuerpo de la periodista confirma una perforación en el esófago a cinco centímetros del hueso hioides. Tras la perforación, el aire del endoscopio provocó un enfisema subcutáneo, es decir, una condición ocasionada por la penetración de aire en los tejidos subcutáneos. El aire también llegó al tórax y a la cavidad peritonea.

Fuentes del caso indican que se deberá investigar una posible «cadena de errores médicos» que podrían haberse iniciado incluso antes de la internación en la Trinidad de Palermo.

La familia de la periodista fallecida el martes 6 de febrero de este año ofrecerá una conferencia de prensa este miércoles a las 15 horas en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *