La resolución del Gobierno habilita a las fuerzas federales a disparar contra sospechosos en fuga. Provincia, por su parte, todavía no lo hará.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confirmó que la Policía de la Ciudad adherirá al nuevo protocolo de seguridad anunciado esta semana por el Ministerio conducido por Patricia Bullrich. Por otro lado, la Provincia todavía no lo hará, en un gesto de diferenciación con respecto a la gestión de Mauricio Macri.

“La Ciudad va adherir al protocolo. Trabajamos muy bien en equipo con la seguridad nacional, somos un solo equipo”, confirmó Rodríguez Larreta.

Del lado de Provincia, aseguran que aunque están de acuerdo con los cambios en el uso policial de armas, analizan adherirse a los cambios, pero no en lo inmediato “y a las apuradas”.

Desde el entorno de Vidal dijeron a Clarín que la adhesión a este protocolo requiere de una ley que le genere más protección a los policías para que no haya distintos criterios al momento de que la Justicia analice la actuación de los efectivos.