Sera Justicia

La Justicia tomó el control de OCA y avanza con un proceso de salvataje

La empresa ligada a Hugo Moyano le debe a la AFIP $ 6.000 millones y quedó al borde de la quiebra.

La Justicia tomó el control de OCA y avanza con un proceso de salvataje, luego de un año donde se profundizaron los problemas que tiene la empresa ligada a Hugo Moyano para pagar sus deudas con la AFIP, que ya asciende a $ 6.000 millones.

El juez en lo Civil y Comercial de Lomas de Zamora, Pablo Tejada, cerró el concurso de acreedores y designó a tres interventores, en un proceso de “cram down”.

Por otro lado, el juez le garantizo al sindicato la continuidad de los puestos de trabajo “mientras dure el cram down y la eventual quiebra”, dijeron fuentes judiciales.

OCA se negó a ingresar al plan de pago de deudas impositivas en 48 cuotas, que rige para todas las empresas. Mientras que la Cámara de Apelaciones le rechazó el pedido al dueño del mayor correo privado del país, Patricio Farcuh, para que la AFIP le dé un plan de pagos especial.

De hecho, el organismo recaudador le había dado dos planes, que se dieron de baja en abril pasado, ya que OCA no los pagó.

En estos días la Justicia abrirá un registro, donde recibirá propuestas para comprar la empresa o transferirla a una cooperativa de trabajadores, que garanticen el pago de las deudas impositivas.

Ese proceso podría durar un mes y, en caso de no llegar a un acuerdo, OCA iría a la quiebra, como sucedió con Oil Combustibles, la empresa de Cristóbal López. “El procedimiento de salvataje tiene por objeto permitir la reorganización de la empresa sin liquidación manteniéndola en actividad en el mercado”, agregaron fuentes judiciales.

A fines de 2017 OCA le debía a AFIP $3.400 millones. A mediados de 2018 la deuda creció a $5.000 millones. La Justicia le levantó los embargos, para que pueda pagar sus deudas con la AFIP. Pero a fin de año ya debía $ 5.850 millones.

La AFIP logró a principios del año pasado la remoción del dueño de OCA de los órganos de dirección de la compañía.

La empresa tiene 6.800 empleados, de los cuales 6.000 están afiliados a Camioneros, gremio que pagó parte del sueldo durante varios meses de 2016, período en el que Moyano tomó el control de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *