La solicitud del organismo surgió luego de la confesión del ex juez Norberto Oyarbide, que aseguró ser apretado para cerrar el caso.

La Unidad de Información Financiera (UIF) pidió que se reabra la causa por enriquecimiento ilícito contra Néstor y Cristina Kirchner.

En ese momento el ex juez Oyarbide había sobreseído en tiempo récord al ex matrimonio presidencial, cuyo patrimonio tuvo un 158 por ciento de incremento en un año.

En su declaración indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa de las coimas en los cuadernos de corrupción, Oyarbide confesó haber recibido aprietes.

Tras estas afirmaciones la UIF solicitó la reapertura de la causa por enriquecimiento ilícito invocando el instituto de “cosa juzgada írrita”. Eso significa que la sentencia que los benefició se obtuvo de manera fraudulenta.

La UIF también pidió ser tenido por parte querellante.