La adolescente tenía 14 años cuando la violaron, torturaron y asesinaron en Miramar.

La familia de Natalia Melmann, la adolescente violada y asesinada en Miramar en 2001, participó de la marcha para repudiar el fallo que dejó impune el crimen de Lucía Pérez. En medio del reclamo, sufrieron un golpe inesperado: los tres policías que mataron a su hija podrán salir sin custodia ni tobillera.

Los asesinos Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez, condenados todos a prisión perpetua, fueron beneficiados con salidas transitorias un domingo cada 15 días. De acuerdo a la resolución de la Justicia, las salidas serán de 8 a 20 pero los expolicías no tendrán ningún tipo de control.

Además los detenidos, no usarán tobilleras electrónicas ni tendrán custodia policial, y tampoco contarán con la guarda del patronato de liberados. “No le encontramos explicación”, se lamentó el papá de Natalia y explicó: “Están deshaciendo el fallo que dio la Cámara de Casación Penal, donde dicen que debe aplicarse el cumplimiento efectivo de la pena”.

En una nota con el portal 0223 Gustavo Melmann sostuvo: “La verdad es que nunca tenemos paz, nunca resolvieron ni investigaron a todos los que participaron del homicidio de Natalia, que no son tres sino 5 porque hay restos de ADN en su cuerpo” y agregó: “Nunca los quisieron investigar”.