El Presidente enfatizó en la importancia de trabajar en la Educación Sexual Integral y pidió “no enojarse” ante posturas diferentes.

Tras el rechazo del Senado al proyecto de legalización del aborto, el presidente Mauricio Macri aseguró que “estos son debates que comienzan y van a continuar” y pidió “no enojarse” ante opiniones diferentes para “tratar de convivir de la manera más pacífica posible”.

A la par, el Gobierno está impulsando incorporar dentro de la reforma del Código Penal que se enviará al Congreso a fines de agosto la eximición de las penas para las mujeres que decidan interrumpir su embarazo. El propio Macri fue quien habilitó el debate parlamentario que desató un debate histórico y resultó en el rechazo de la iniciativa que obtuvo media sanción en Diputados pero que en el Senado, no logró ser ley por 38 votos en contra, mayoritariamente del oficialismo, y 31 a favor (con una ausencia y dos abstenciones).

Macri enfatizó en la importancia de “seguir trabajando en una educación integral de los docentes que incluya la educación sexual“. “Necesitamos una asesoría especial en las escuelas y también introducir métodos anticonceptivos de larga duración, que se demuestran mucho más efectivos en estos temas”, sostuvo en diálogo con periodistas en la Casa Rosada.

Los argentinos estamos madurando en libertad, estamos aprendiendo qué significa vivir en democracia con libertad plena”, consideró en tanto que explicó que en las provincias del Norte y en el territorio bonaerense se registran la mayor cantidad de embarazos adolescentes no deseados y que impulsan distintas políticas públicas para prevenirlos.

Es importante que les enseñemos a nuestros jóvenes cuáles son las consecuencias de las decisiones que toman“, afirmó.