Se trata de Christian Ghisletti, quien se suma a Maximiliano Mazzaro, exlíder de la 12 que regresó al país en la mañana del viernes.

La Policía española retuvo a Christian Ghisletti, barrabrava de River, y lo deportará esta noche a la Argentina. El hincha, que arribó al aeropuerto de Barajas en las últimas horas, fue notificado por las autoridades migratorias y de esta forma ya son dos las personas que no lograron estar en la gran final entre Boca y River por la Copa Libertadores de América.

En la mañana del viernes regresó a la Argentina Maximiliano Mazzaro, barra de Boca que fue deportado por las autoridades españolas, quien al llegar a Ezeiza disparó contra el presidente del equipo de la Ribera, “ Angelici me tiene de hijo”, dijo.

Según informa TN, la Policía de España espera entre 400 y 500 barras argentinos, y es por ese motivo que se dispuso un operativo de tal magnitud. Pero las autoridades migratorias quieren evitar directamente su ingreso al país. “La deportación tiene una regulación jurídica, se puede deportar a los que dicta la ley. En casos como el de Maximiliano Mazzaro se puede deportar, claro”, expresó José Manuel Rodríguez Uribes, delegado de Gobierno de Madrid.