El Jefe de Gabinete dijo que es necesario el “compromiso” de la dirigencia argentina para acelerar la reducción del déficit fiscal. Además pidió “no pensar en fantasmas” por la negociación con el FMI. 

Tras la reunión de gabinete que encabezó el presidente Mauricio Macri en la Casa de Gobierno, el jefe de Gabinete Marcos Peña explicó a la prensa los términos de lo que será el futuro económico.

Peña aseguró que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no plantea “un escenario con fantasmas”, sino la necesidad de “acelerar la reducción del déficit” y el camino es el Presupuesto 2019 en el marco de “un gran acuerdo nacional” de todos los sectores con“apertura, generosidad y responsabilidad”.

Por otra parte, el jefe de Gabinete volvió a ratificar “la plena confianza” al Banco Central para “superar las turbulencias” cambiarias y sostuvo que el Gobierno tiene “todas las herramientas”.

En este marco, el jefe de ministros dijo que “la instrucción más importante” que dio el primer mandatario al Gabinete es “no distraernos del día a día de la gestión, sobre todo en lo que tiene que ver con la cuestión económica”, y aseguró que “estamos en el camino correcto, pero tenemos que acelerarlo”.

Consultado sobre si modificarán la meta de inflación, el Jefe de Gabinete aclaró que ese índice “es es simplemente una guía para la política económico”. En ese sentido, explicó que “los acuerdos sindicales que se firmaron se hicieron, en casi todos los casos, con una cláusula de revisión”.

“De ninguna manera queremos que haya una merma en el salario de los trabajadores, siempre entendiendo con que cada sector tiene una realidad distinta. Para eso sirve el mecanismo de paritarias flexibles y libres”, subrayó el coordinador de ministros.