Actualidad

Milagro Sala tras el triunfo de Alberto Fernández: «No me estoy relajando pero veo una luz de esperanza»

La líder de la Tupac Amaru dio una entrevista desde su casa donde cumple prisión domiciliaria. «Mi sueño es ser gobernadora de Jujuy», dijo.

Milagro Sala, celebró el triunfo del Frente de Todos en las elecciones generales del pasado domingo y aseguró tras la victoria electoral de Alberto Fernández que ve «una luz de esperanza» para el país, ya que remarcó que «muchísimos argentinos terminaron de despertar en las urnas».

«No digo que me estoy relajando, pero veo una luz de esperanza», sostuvo la referente kirchnerista desde su casa del barrio de Cuyaya, en San Salvador de Jujuy, donde se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria.

Respecto a su situación judicial, la líder de la Tupac Amaru denunció que «la Justicia no tiene independencia» en Jujuy, por lo que consideró que «es un desastre lo que está pasando».

En diálogo con FM La Patriada, la exdiputada provincial consideró: «Por el sólo hecho de nombrar a Gerardo Morales, ya comienzan a llevar a juicio político a los fiscales y jueces» y agregó: «Es un desastre lo que se vive en Jujuy. Tanto se quejaban que la Milagro Sala era violenta, pero esto que ve todo el mundo es violencia pura».

Salase encuentra detenida desde enero de 2016: primero estuvo alojada en el Penal de Alto Comedero y luego, en diciembre de 2018, fue trasladada a su casa del barrio de Cuyaya, en la ciudad de San Salvador de Jujuy.

La referente kirchnerista cumple dos condenas, a 4 y 13 años de cárcel, por haber provocado «lesiones graves» a otro referente social y por encabezar una asociación ilícita, aunque también enfrenta otros procesos en la Justicia.

En octubre de 2016, el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de las Naciones Unidas había reclamado su inmediata liberación por considerar arbitrario su encarcelamiento, aunque la justicia no dio a lugar el planteo del organismo.

One thought on “Milagro Sala tras el triunfo de Alberto Fernández: «No me estoy relajando pero veo una luz de esperanza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *