El padre de una de las víctimas de la tragedia de Once dijo que el exministro K de Planificación “tuvo todas las garantías” durante el proceso.

Paolo Menghini criticó la ausencia de Julio De Vido quien dio sus últimas palabras a través de una videoconferencia desde la prisión, en lo que va a ser la definición del juicio por su responsabilidad en la tragedia de Once. “Es injusto que no esté, hubiéramos preferido verle la cara a la hora del resultado del proceso”, dijo el padre de Lucas Menghini Rey, una de las 52 víctimas que dejó al accidente ferroviario del Sarmiento, el 22 de febrero de 2012.

En este proceso el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 define además la situación del exdirector de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos (Uniren) Gustavo Simeonoff.

Según consigna TN.com.ar, Menghini dijo que De Vido tuvo “todas las garantías” durante el juicio y que si bien el traslado del exfuncionario K a Comodoro Py demandaba un operativo especial de seguridad “no había inconvenientes” en llevarlo hasta el tribunal. “Es injusto que no esté presente. Hubiéramos preferido verle la cara a la hora del resultado del juicio. Los familiares de las víctimas de la tragedia de Once no somos agresivos ni violentos”, afirmó.

En relación al proceso, dijo que hoy será “el cierre de algo que empezó cuando en marzo de 2014 comenzó el primer juicio”. “Hubo todo un trabajo estratégico que generó que en la condena de 2015 se inicie la reapertura de la investigación contra De Vido, y que termina con esta lectura del veredicto”, afirmó el padre de Lucas.

“Está absolutamente probado y consideramos que debería ser condenado por ambos delitos, por administración fraudulenta y por el estrago culposo”, reclamó el esposo de María Lujan Rey.