El sospechoso de 33 años que fue detenido acusado de ser el presunto violador serial que atacó al menos a ocho mujeres en los últimos cinco meses será liberado esta noche.

Tras la detención de un hombre acusado de ser el presunto violador serial que atacó al menos ocho mujeres en los últimos cinco meses en Rosario, se realiza la rueda de reconocimiento.

Según fuentes policiales, se trata de C. R. J., de 33 años, quien fue detenido en Pasaje Manso y Ovidio Lagos, en la zona sudoeste de la ciudad, por una orden de la fiscal de Delitos Sexuales Alejandra Raigal.

La identificación se produjo en base al identikit que elaboraron los investigadores de acuerdo al testimonio aportado por las víctimas. Según los voceros, el presunto agresor quedó detenido e incomunicado a la espera de una ronda de reconocimiento por parte de las víctimas.

Fuentes oficiales detallaron que en tres de los casos hubo abuso sexual con acceso carnal. Seis de las chicas agredidas tienen entre 17 y 20 años.

El vocero del Ministerio Público Fiscal de Rosario Sebastián Carranza aseguró que las víctimas que se presentaron cuentan con una psicóloga para su contención y aseguró que la persona acusada “no está imputada” por el momento.

Tras el procedimiento, Carranza confirmó que finalmente durante la rueda de conocimiento el resultado dio negativo. Si bien el acusado será liberado esta noche, se le hará «una muestra de sangre».

En cuanto al violador, sigue prófugo pero el vocero aseguró que «la Policía sigue otras líneas de investigación» y al mismo tiempo «estamos analizándolas cámaras de seguridad para localizar la motocicleta. No se logró visualizar la patente porque estaba tapada». Para aporte de información, pidió prudencia y que quien crea poder aportar datos pueden dar aviso al 911.

El primero de los hechos se registró en febrero pasado y el último en la madrugada de este miércoles, a pocos metros de la Facultad de Medicina, el cual tuvo como víctima a una adolescente de 17 años que describió la odisea en su cuenta de la red social Twitter.

En todos los hechos, el atacante ató de pies y manos a las víctimas, a las que también les colocó un precinto en el cuello. En los primeros episodios, las violaciones fueron contra mujeres que quedaban solas al frente de comercios, aunque después los ataques se produjeron en la vía pública.

 

One comment

  • carlos
    carlos
    Respuesta

    habra que seguir. investigando

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *
You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>