Actualidad Sera Justicia

Solicitaron la intervención de Hotesur S.A, la empresa de los Kirchner

Aseguran que la firma está acéfala y que o están disponibles los libros contables de la empresa y la falta de colaboración con los veedores judiciales.


El fiscal Gerardo Pollicita, que investiga los negocios de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el empresario Lázaro Báez, solicitó este viernes  «la intervención judicial con potestades informativas, de recaudación y administración» de la firma Hotesur S.A , sociedad dueña del hotel Alto Calafate que durante el gobierno kirchnerista le generó ganancias millonarias a los ex mandatarios a través de sospechosas maniobras con una compañía de Baez.

En este sentido, Pollicita argumentó: «A la luz de los últimos acontecimientos resulta necesario ampliar las facultades de la intervención dispuesta. Hay una serie de factores que evidenciaron un panorama incierto respecto de la marcha y funcionamiento de la empresa», justificó el fiscal.

Al mismo tiempo, de acuerdo a lo publicado por La Nación, resaltó que existe una acefalía del órgano de administración de la sociedad, que no están disponibles los libros contables de la empresa y la falta de colaboración con los veedores judiciales.

Según constan las últimas actas societarias, Hotesur hoy en día no lleva a un miembro de la familia Kirchner a la cabeza y ninguno de ellos está «dispuesto» a dirigirla. Para la Justicia, el modus operandi consistía en el alquiler del establecimiento a una empresa de Baez, Valle Mitre SA, como forma de ocultar una «maniobra compleja de lavado de dinero proveniente de la defraudación al Estado Nacional».

Anteriormente, el fiscal a cargo había ordenado la intervención judicial de Hotesur y Valle Mitre en junio del año pasado, con el el objetivo de remover a las personas que integraban sus directorios, lograr la identificación y valuación de sus bienes, y detener el provecho que Máximo y Florencia Kirchner (herederos de la fortuna de sus padres) continuaban obteniendo.

No obstante, el juez Julián Ercolini dictó una veeduría informativa, lo que quiere decir una medida más acotada, por lo que la intervención no se logró.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *