Además, habrá convocatorias simultáneas de pañuelazos verdes en más de 100 ciudades del país desde las 15.30.

 

En el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, no será uno más en el país y el mundo. Es que la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito presentará por octava vez consecutiva, el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

La Campaña realizará acciones federales simultáneas que se darán en más de cien ciudades del país y que serán acompañadas por pañuelazos y concentraciones en diversas partes del mundo, anunciaron en un comunicado.

La convocatoria al Congreso está pactada para las 15.30 y concluirá con una conferencia de prensa dos horas después donde, también, está previsto que se realice el “pañuelazo federal y mundial” en más de un centenar de ciudades del país, entre las que se cuentan San Luis, Córdoba, Mar del Plata, San Miguel de Tucumán, La Rioja, Concordia, Tandil y Lago Puelo.

Además, a nivel mundial habrá movilizaciones de apoyo también en Madrid (España), Berlín (Alemania), Osorno (Chile), San Francisco (EEUU), Estocolmo (Suecia), Copenhague (Dinamarca), Toulouse (Francia) y Guanajuato (México), entre otras.

En el marco de la convocatoria a la marcha, el colectivo Actrices Argentinas difundió un video a favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el cual participan Lali Espósito, Thelma Fardin, Muriel Santa Ana y Dolores Fonzi.

La campaña fue impulsora de un proyecto de ley que fue el más discutido de la historia del país con más de setecientas expositoras y expositores en cuatro meses de debate. “A pesar de los avances del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans en nuestro país, la actual legislación sigue siendo discriminatoria y no reconoce a ciudadanas como sujetas de derechos. Es urgente que se garantice, en cada territorio del país cuando una niña, adolescente o mujer lo demande, el acceso a la interrupción legal del embarazo (ILE). Porque la demanda a una práctica de salud que no puede devenir en estigmatizaciones, violencia institucional, punición o amenaza de encierro”, señalaron desde la página oficial de Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El proyecto, que permite la interrupción del embarazo hasta la semana 14 fue aprobado el 14 de junio del año pasado por la Cámara de Diputados, pero rechazado por el Senado en la sesión celebrada el 8 de agosto.

La presentación del proyecto se realizará en el Anexo C del Congreso de la Nación con una conferencia de prensa que se verá por pantalla gigante en las calles del Congreso y será trasmitida por streaming a todo el mundo.

Puntos principales del proyecto de la Ley Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE):

* La ley describe como sujeto de derecho al aborto a “toda mujer u otras identidades con capacidad de gestar”. Esto se dio “en el marco de la ampliación de derechos respecto del reconocimiento y respeto de la identidad de género de cada persona, entendida como la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento”.

* La cobertura de la práctica deberá ser “integral y gratuita” en los tres sectores del sistema de salud (público, de seguridad social y privado). Asimismo, no se requerirá autorización judicial y deberá realizarse “en un plazo máximo de 5 días corridos desde su requerimiento”.

* El plazo de las 14 semanas de gestación podrá extenderse en casos de violación o si corre riesgo la vida o salud integral de la mujer o persona gestante.

* Despenalización: “No es delito el aborto realizado con consentimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana 14, inclusive, del proceso gestacional”. En la misma línea, añade que “la mujer o persona gestante que causare su propio aborto o consintiere que otro se lo causare en ningún caso será penada”.

* Pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial por el doble de tiempo de la condena “la autoridad de un establecimiento de salud, profesional o personal de salud que dilatare injustificadamente, obstaculizare o se negare a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados. La pena se elevará de uno a tres años de prisión si, como resultado de esta conducta se hubiera generado perjuicio en la salud de la mujer o persona gestante. Si como consecuencia de esa conducta resultara la muerte de la mujer o persona gestante, la pena se elevará a cinco años de prisión”.

* Se exige la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral y asegura que “el contenido curricular sobre aborto debe ser enseñado como un derecho de las mujeres y personas gestantes, a través de contenidos científicos, laicos, confiables, actualizados y con perspectiva de género que puedan fortalecer su autonomía”.

* Insta a garantizar a la persona que demanda el aborto “información objetiva, pertinente, precisa, confiable, accesible, científica, actualizada y laica sobre los distintos métodos anticonceptivos disponibles, así como la provisión” de los mismos.

 

Leandro Rodríguez Lastra fue acusado de no cumplir la ley que autoriza esa práctica en caso de violación. La mujer que tenía más de 5 meses de embarazo no lo denunció, lo hizo una diputada provincial.

 

Tras dos años, empieza el juicio contra el tocoginecólogo Leandro Rodríguez Lastra acusado de no cumplir la ley que autoriza esa práctica en caso de violación.

En abril de 2017, una mujer de 19 años que no era paciente del doctor ni del hospital Pedro Moguillansky de Cipolletti en Río Negro llegó derivada desde otra localidad a la guardia del hospital, con fuertes dolores y declarando haber ingerido una droga abortiva proporcionada por una ONG.

Si bien, Rodríguez Lastra corroboró que tenía 22 semanas y media de gestación (es decir, acababa de entrar en el 6º mes, según las tablas de conversión) donde el feto pesaba más de 500 gramos, el profesional se negó justificando que “con una gestación tan avanzada, ya no es un aborto”. Por ello, se programó una cesárea y el niño fue dado en adopción. La mujer no lo denunció, sino que lo hizo la diputada provincial Marta Milesi, médica pediatra y autora de la ley de aborto no punible en la provincia de Río Negro.

Debido a este caso, que tuvo lugar en abril de 2017, pero que recién ahora va a juicio, todos los ginecólogos y obstetras del hospital de Cipolletti se inscribieron como objetores de conciencia. Con una sola excepción, lo mismo hicieron sus colegas del resto de la región, que abarca Alto Valle, Cinco Saltos, Catriel, Allen y General Roca.

El juicio contra Leandro Rodríguez Lastra duraría 3 días, que podrían extenderse a 4 en caso de que no se llegara a escuchar a todos los testigos. Entre ellos, habrá colegas del médico, peritos, pero también, en principio, la mujer cuyo caso motivó la denuncia contra Rodríguez Lastra.

 

El ingreso de la iniciativa a la Cámara será el próximo 28 de mayo. Ese día se realizarán diferentes actividades en todo el país.

 

El próximo 28 de mayo, cuando se celebre el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, se tratará en Diputados el nuevo proyecto de aborto.

Así lo acordaron la Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito con diputados de diferente extracción política volver a presentar, por octava vez consecutiva, el proyecto que permite la interrupción del embarazo hasta la semana 14.

La iniciativa ingresará al Congreso con algunas modificaciones respecto a la iniciativa que fue rechazada en año pasado en el Senado.

Fuentes parlamentarias confirmaron la reunión entre el colectivo de mujeres y los diputados que promueven la legalización del aborto y que el año pasado fueron los principales impulsores de esta iniciativa que fue votada favorablemente en la cámara baja pero rechazada por el Senado.

Del encuentro participaron la radical Brenda Austin, los kirchneristas Mónica Macha y, Daniel Filmus y Teresa Villavicencio, por Evolución Radical.

Además, que ese mismo día la Campaña entregue el proyecto, también se realizará actividades en todo el país, así como también frente al Congreso nacional.

La intención de las organizaciones y parlamentarios “verdes” es comenzar a firmar en los próximos días la iniciativa y reunir el respaldo transversal de más de 70 legisladores que fue el que alcanzó el proyecto en 2018.

Sin embargo, a diferencia del año pasado, las chances de que el proyecto llegue al recinto no son muy auspiciosas. El año electoral, la poca actividad parlamentaria y la misma composición en ambas cámaras serán escollos difíciles de superar.

La Cámara de Diputados aprobó el 14 de junio por 129 a 125 votos el proyecto a favor del aborto pero el Senado lo rechazó por 38 a 31 votos en la sesión celebrada el 8 de agosto.

Un perito informático señaló que la mujer buscó en internet dónde hacerse un aborto.

 

En el inicio del juicio por la desaparición y muerte de Paula Perassi en Santa Fe en 2011, declaró Rodolfo Ortíz de Elguea, exesposo quien contó cómo era la relación que tenía con la víctima. Además, un perito informático reveló que la mujer había buscado en internet lugares para hacerse un aborto antes de desaparecer.

Ortíz de Elguea reconoció que si bien seguían conviviendo, ya estaban separados desde hacía tiempo y que “dormíamos en camas separadas y no teníamos sexo”, según publicó La Capital. También reconoció que conocía la relación sentimental que su exmujer mantenía con el principal acusado de su muerte, Gabriel Strumia, e incluso leyó una carta que ella le había escrito a su amante por su cumpleaños.

VER: Inicia el juicio la muerte de una mujer durante un aborto forzado

Por otra parte, Alberto Perassi, padre de la víctima, indicó que el perito informático que investigó la computadora de la mujer de 33 años, descubrió que Paula había buscado en Internet clínicas clandestinas para interrumpir su embarazo.

La principal hipótesis del caso es que la mujer desaparecida se hizo un aborto, forzada por Strumia y su esposa Roxana Michi, pero murió durante la práctica y ellos después se deshicieron del cuerpo.

Además del matrimonio, están acusados también la partera Mirtha Rusñisky, el chofer Antonio Díaz, el comisario Adolfo Puyol y los policías Jorge Krenz, Gabriel Godoy, Aldo Gómez y María José Galtelli.

La carta completa

«Mi amor que bueno es tener que escribirte algo, de saber que ya existes, no de la manera que quisiera, pero lamentablemente nos conocimos tarde. Igual siento una felicidad inmensa de saber que estás y que he podido compartir con vos muchas cosas hermosas. Desearte que este día estés muy bien al lado de todas las personas que te quieren. Yo quisiera estar con vos, pero lamentablemente no se puede. Créeme que vos te merecés lo mejor en este día y en todos los días. Nunca quiero que nos llegue un adiós entre los dos. No me imagino no tenerte en mi vida en ningún sentido. Hoy por hoy le doy gracias a Dios por haberme llevado hasta ti, por permitirme conocerte, por contarme en tu vida y en la mía. Créeme que siempre caminaré a tu lado, hasta que me lo permitas, a mi modo, pero lo haré, para así poder cuidarte.

Sabes, en mi vida, nunca antes he escrito una carta. Hoy siento las ganas y el deseo de hacerlo con vos, porque llegaste a mi vida y ya marcaste diferencia, pero hoy tengo una necesidad inmensa de sacar de alguna forma lo que pasa por mi cuerpo y corazón. En estos momentos no he podido darle nombre aún, pero sé que siento algo muy grande y especial por ti. Me sacaste muchas sonrisas, más de un te quiero, y te lo vuelvo a decir en esta carta. Desde que te conozco mi mundo cambió, para mi no es igual. Tus ojos de niño inocente, dentro de ese cuerpo de hombre, simplemente me fascinan, haz hipnotizado mi ser y tus manos han vuelto a traer a mi ese sentimiento lindo. Te regalo todo lo que tengo, mientras pueda estaré sin pedirte nada a cambio, solo porque me sigas tratando con cariño lindo con que me tratas. Eres una personita que por el poco tiempo que tenemos, he podido conocer, admirar, pero por sobre todo he podido querer. Hoy eres un sueño, que quiero que me dure muchísimo tiempo, un sueño del que no quiero despertar, porque el día que abra los ojos y vea que se terminó este sueño, simplemente no querré levantarme. No quiero imaginarme un futuro a tu lado, no quiero salirme de la realidad, solo quiero disfrutar de lo que cada día hay, solo me queda decirte gracias, gracias por estar en mi vida, por darme tantas cosas bonitas, por dejarme entrar y luchar, por cada día de tocar fondo y rozar tu corazón para ir metiéndome poco a poco en él y no salir nunca más. Feliz cumpleaños y que este sea muy especial para vos. Te amo. Yo».

Fue girado al Senado este lunes con sanciones más duras.

 

El Gobierno presentó este lunes el proyecto de ley de reforma del Código Penal que busca lograr una adecuada sistematización y ordenamiento de toda la normativa penal en un único cuerpo legal.

En 2017, por medio de un decreto firmado por Mauricio Macri, se creó una Comisión Redactora conformada por juristas, magistrados, abogados y representantes de los ministerios de Justicia y Derechos Humanos, Seguridad y Desarrollo Social, para elaborar un cuerpo normativo moderno que asegure la igualdad de los todos los habitantes.

Pese a que en la Casa Rosada prevalece la resignación acerca de que el proyecto no será sancionado este año, se mantiene la ilusión de que al menos pueda tener media sanción en la Cámara de Diputados.

“Se incorpora al Código Penal lo establecido en más de 900 leyes, se homogeneizan los tipos penales, se agregan nuevos delitos y se incorporan los fallos que sentaron jurisprudencia de la Corte Suprema y los tratados internacionales”, explicó Mariano Borinsky, juez de la Cámara Federal de Casación Penal y presidente de la comisión que elaboró el proyecto.

Los puntos más salientes

* Se prohíbe la libertad condicional de los condenados por delitos dolosos con violencia

* Se amplía la figura del arrepentido

* Se elevan las penas para el tráfico de armas

* Se propone el decomiso anticipado de bienes de la corrupción: pasarán de una escala que va de 1 a 6 años de prisión, hacia otro de 4 a 12 años, en especial para el pago de coimas, soborno transnacional y enriquecimiento ilícito de funcionarios.

* Aumentan las penas hasta 12 años para el cohecho

* Se aumentan las escalas penales hasta 20 años para el narcotráfico

* Despenaliza la tenencia de drogas de uso personal en escasa cantidad

*Aborto: la mujer que aborte tendrá una condena de uno a tres años de prisión y el juez podrá eximir la pena o dejarla en suspenso.

Desde Cambiemos analizan no avanzar para evitar el riesgo de dañar la imagen durante el año electoral.

El Gobierno consideró que no es el momento de volver a poner en agenda el debate sobre el aborto y postergó la despenalización en el nuevo Código Penal hasta después de las elecciones de este año. La discusión se centrará en los capítulos vinculados a la seguridad y el narcotráfico, y, de esta manera, evitarán generar divisiones internas y la fuga de votos.

El texto que se enviará al Congreso impondrá prisión de uno a tres años a la mujer que aborte y el juez podrá decidir la eximición de la pena o que quede en suspenso “teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad”.

El texto mantendrá no punible el aborto cuando hay riesgo para la vida o la salud de la mujer y en embarazos producto de un abuso sexual -incorporará la jurisprudencia de la Corte Suprema, caso F.A.L.-, y establecerá que los médicos que lo practiquen en esos casos no serán penados. Un alto funcionario manifestó a Clarín que “estaba muy sensible el tema y la decisión es mantener la redacción que elaboró la comisión. Como con todos los temas la discusión queda abierta en el Congreso, el Gobierno no manda el proyecto a libro cerrado”.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, quien trabajó en el proyecto, es uno de los que empujaba la postergación del debate. Por su parte, Patricia Bullrich, Adolfo Rubinstein y Lino Barañao, entre otros, se habían manifestado a favor, mientras que Gabriela Michetti, Marcos Peña, María Eugenia Vidal, Carolina Stanley y Rogelio Frigerio se expresaron en contra de la despenalización. “Es la opción para no hacer ruido, no restar electoralmente en las provincias ni provocar divisiones en los bloques. Necesitamos tener a todos juntos, no nos sobra nada en ningún lado”, señaló un dirigente.

La criatura nació por cesárea y pesó 703 gramos y según se informó será dada en adopción.

Finalmente, la nena de 12 años que fue violada por un vecino de 60 años en Jujuy y llevaba un embarazo de 24 semanas, no fue sometida a un aborto y la Justicia determinó practicarle una cesárea.

Así, a las 8 de la mañana como estaba previsto, en el hospital Materno Infantil de Jujuy la niña dio a luz a una beba que nació con 703 gramos, según confirmó el ministro de Salud Gustavo Bouhid al sitio Todo Jujuy. Además, señaló que la operación no prestó complicaciones y que a la recién nacida se les estaban haciendo estudios de rigor en el área de Neonatología.

«En el equipo interdisciplinario del hospital se decidió dar cumplimiento al fallo de la Corte Suprema a través de una cesárea que fue realizada en el día de la fecha. Hay un vacío legal: el Fallo no dice ni a qué edad ni con qué procedimiento, acá se hizo una interrupción del embarazo a través de una cesárea», explicó Bouhid.

El ministro de Salud de Jujuy recordó además que su posición respecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo fue pública: «Estoy a favor de la vida, no creo que la muerte solucione nada».

Más tarde, las autoridades del hospital ampliarán la información sobre el estado de salud, tanto de la nena como el de la beba, que será dada en adopción.

A raíz de este caso, se reavivó la polémica en el norte del país e integrantes de la Red de Profesionales por el Derecho a Decidir y miembros del sistema de Salud jujeño señalaron que la Provincia “es una con índice más alto de embarazos infantil y muchos de esos embarazos son producto de violaciones y abusos sexuales, intrafamiliares o no”. Acentuaron que no existe límite de semanas de embarazo para su interrupción en caso de violación y que la ley rige e desde 1921.

Es por sondeos recientes que indicaron que hay entre 36 y 46 representantes indecisos respecto a la iniciativa. Apuntan a sumarlos


Sin modificar su artículo central, legisladores de Cambiemos apuntan a alterar lo puntos más conflictivos del proyecto por la despenalización del aborto para así convencer a los representantes que aún no han tomado una postura firme en este tema.

Esta intención de “suavizar” la iniciativa impulsada por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito que tiene las firmas de 71 diputados, se debe a los resultados de encuestas informales que demostraron que entre 36 y 46 integrantes de la Cámara baja se encuentran indecisos o no quieren dar a conocer su opinión.

Por un lado, el sondeo que realizó la organización Economía Femini(s)ta, a favor de la despenalización, aseguró que hay 46 diputados indecisos o que no manifestaron su postura, al tiempo que Unidad ProVida, en contra del proyecto, indicó que los mismos son 36.

Cambios

De acuerdo a lo publicado en La Nación, los cambios dejarían intacto el punto principal del proyecto, que se refiere a la interrupción voluntaria del embarazo de forma legal hasta la semana 14 de gestación. De la misma manera, se insistirá en que la práctica sea gratuita e incorporada al programa médico obligatorio.

En cambio, focalizarían en ítems polémicos como el que dispone que una adolescente de entre 13 y 16 años puede solicitar la realización de un aborto con su solo consentimiento, pues “se presume que cuenta con aptitud y madurez suficiente para decidir la práctica”.

Así lo sostienen quienes levantan la bandera de la despenalización, mientras que los legisladores que proponen cambios lo consideraron un punto “muy permisivo” y evalúan reemplazarlo con la condición de que en los casos en los que una menor de edad quiera interrumpir su embarazo, esta deberá contar con el consentimiento de alguno de sus padres o tutor.

Además, plantearían sumar el derecho a la objeción de conciencia, que permitiría que un médico pueda negarse a realizar la práctica por sus creencias religiosas y morales, un proyecto del Ejecutivo enviado el año pasado que, en medio de las exposiciones en el plenario en comisiones de Legislación General, Salud, Familia y Legislación Penal, resulta polémico y centro de críticas.

Sobre esta iniciativa, los legisladores por Cambiemos Sergio Wisky y Facundo Suárez Lastra propusieron incorporarla pero con la condición de que en todo caso, el derecho al aborto esté garantizado para la mujer que decidió realizarlo. “Eso sí, los establecimientos médicos deberán contar en todo momento con un equipo que asegure la interrupción voluntaria del embarazo“, sostuvo Suárez Lastra.

Por su parte, el diputado Wisky argumentó que “la objeción de conciencia es individual, no institucional“, y rechazó la posibilidad de que un nosocomio pueda negarse a practicar abortos.

Asesoramiento

Las modificaciones incluirían la garantía de que la mujer que desee interrumpir su proceso gestacional reciba asesoramiento interdisciplinario para que sea informada acerca de las características de la práctica, con el objetivo de que la decisión sea consciente y responsable.

La diputada Brenda Austin señaló respecto a este punto: “El objetivo no es disuadir a la mujer de solicitar esta práctica, sino que esté informada antes de realizarla. Son todas alternativas posibles para alcanzar una propuesta de mayor consenso. El debate formal en las comisiones en torno a la redacción del dictamen final no comenzó”.

Otras modificaciones

En la otra vereda, el presidente del bloque por el Pro en Diputados, Nicolás Massot, argumentó que la práctica debe mantenerse penalizada, tal cual está establecido en el actual Código Penal. Sin embargo, consideró mínimos cambios como atenuar las penas a la mujer y agravar aquellas que recaen sobre el nosocomio que hizo el aborto y sobre el posible instigador.

“Podemos avanzar en la posibilidad de reducir las penas a las mujeres que en situación de vulnerabilidad o por presión de su pareja debieron abortar. El aborto, como cualquier otra figura penal, contempla atenuantes. Y podríamos subir las penas a los practicadores, cómplices e instigadores de un aborto”, enfatizó Massot.

Y concluyó: “El aborto es un fracaso y a los fracasos se los combate, no se los legaliza“. Se prevé que el proyecto pueda llegar al recinto en junio, ya que todavía quedan cientos de expositores por disertar en el plenario.