Su defensa buscará que le den prisión domiciliaria porque “necesita cobijo familiar”.

 

Con la dilatación de la espera de los resultados toxicológicos de Rubén Darío “El Pepo” Castiñeiras, el cantante reconoció que el día del accidente en el que murieron dos personas, “tomó algunos sorbos de alcohol pero nosotros confiamos que no sea de una magnitud significativa para que sea un hecho gravoso”, explicó el abogado Walter Cormace en declaraciones televisivas.

Esto coincide con el testimonio de Romina Candia, corista de la banda, que era la otra persona que viajaba en el vehículo al momento del accidente.

Cormace y Miguel Ángel Pierri, el otro abogado de Pepo, pidieron a la Justicia que siga internado ya que “no está en condiciones físicas ni psicológicas” para el alta médica.

“No están dadas las condiciones para darle el alta y nos oponemos al traslado porque él no está en buen estado físico ni psíquico. Tiene un cuadro de hipertensión y doble fisura en las costillas”, detalló Cormace.

El abogado aseguró que “un informe psicológico indica que tiene que tener un cobijo familiar porque necesita de un estímulo para encontrarse bien. Entendemos que el traslado a una comisaría sería perjudicial para él. La vía sería morigerar la pena y, dictada la prisión preventiva, le den domiciliaria”. “El Pepo” está internado en el Hospital San Roque desde la madrugada del 20 de julio, cuando la camioneta que conducía despistó y volcó.

En el accidente murieron el representante del grupo, Ignacio Abosaleh, y el trompetista Nicolás Carabajal. La corista Romina Candia, que también iba en el vehículo, declaró que el cantante había tomado vodka en el camino.

Por su parte, el fiscal general de Dolores Diego Escoda confirmó que el cantante manejaba al momento del vuelco y que iba tomando un “destornillador”, un trago que contiene vodka, por lo que está imputado por el delito de “doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas”.

Para el abogado de la familia el diagnóstico es el de una mujer de 70 años. Además, pedirán la exhumación del cadáver.

 

La pericia toxicológica del cuerpo de Natacha Jaitt determinó que la modelo tenía cocaína y alcohol en su cuerpo.

Según el informe, la modelo tenía “restos moleculares compatibles con cocaína y benzoilecgonina (el principal metabolito de la cocaína)” en el contenido gástrico y las muestras de orina y sangre. Además, detectaron “alcoholemia de 0,7”. Los resultados de narinas y fosas nasales también dieron positivo para esa misma droga. Las pericias ya habían determinado que la mayoría de los presentes en la escena de la muerte habían consumido esta sustancia.

Alejandro Cipolla, abogado de la familia de Natacha, aseguró que pedirá la exhumación del cuerpo. “Se hizo todo mal. Tanto la pericia como la autopsia. En el informe no figuran los gramos de cocaína. Nosotros queremos saber si, por ejemplo, le dieron de tomar algo que contenía esta droga, para eso nos faltan precisiones sobre las cantidades que se halló en su estómago”, aseguró en diálogo con Clarín y detalló que “tampoco se siguió el protocolo de extracción de pelo, con una muestra de cabello se pueden encontrar venenos o tóxicos que no quedan en sangre, orina ni vísceras”.

Al mismo tiempo, señaló que “esos resultados parecen los de una señora de 70 años. Nada de eso coincide con los estudios que Natacha se había hecho dos meses antes de su muerte. Hay algo que no cierra, incluso con todo eso a un mes de su fallecimiento seguimos sin saber las causas de su muerte”.

Natacha fue hallada sin vida el 23 de febrero pasado en un salón de fiestas de Benavídez, donde había ido a una reunión de negocios.

 

El horario permitido pasa de las 21 a las 23 durante la temporada de verano y hasta Semana Santa.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires reglamentó una ley mediante la cual se extiende hasta las 23 el expendio de bebidas alcohólicas durante la temporada de verano y hasta Semana Santa, a partir de hoy.

Se publicó en el Boletín Oficial, el Decreto 11, que lleva las firmas de la gobernadora María Eugenia Vidal y su jefe de Gabinete, Federico Salvai.

La Ley N° 15.109 fue sancionada por la Legislatura el 13 de diciembre de 2018 y establece que durante la temporada estival todos los comercios habilitados podrán vender cualquier bebida alcohólica hasta las 23 y no hasta las 21, como ocurre en el resto del año.

Hasta ahora la norma 11.825 prohibía la «venta, expendio o suministro a cualquier título y la entrega a domicilio de bebidas alcohólicas para ser consumidas fuera del establecimiento donde se realice la venta a partir de las 21 y hasta las 10 del día siguiente».

El diputado autor de la iniciativa, Guillermo Castello, sostuvo que “esta modificación beneficiará a miles de turistas y vecinos, al tiempo que favorecerá la actividad de pequeños comerciantes y supermercados”.

El presidente Mauricio Macri lo dijo en la apertura 136° de sesiones ordinarias en el Congreso. “El gobierno nacional impulsará una ley para aumentar las penas a quienes provoquen accidentes de tránsito”, fue el mensaje del mandatario.

«La vida es lo más importante que tenemos y nos estamos matando en accidentes en las rutas y las calles de todo el país”, dijo Macri y lamentó las más de 5.000 víctimas que murieron en accidentes de tránsito durante 2017. Además el jefe de Estado apuntó contra la «irresponsabilidad al volante, la que casi nunca termina con una condena efectiva».

«Vamos a mandar al Congreso un proyecto que, por primera vez, introduzca penas más fuertes para los conductores que ponen en riesgo la vida de los demás manejen alcoholizados, bajo los efectos de las drogas o superando ampliamente la velocidad permitida», dijo el Presidente en el recinto.

Macri destacó que s creó un sistema digital para conocer dónde y cómo ocurrieron los siniestros viales, para evitar así más muertes. «No nos podemos quedar de brazos cruzados», agregó.

Al mismo tiempo, pidió el compromiso de toda la sociedad para bajar estas cifras, «empezando por lo elemental como usar el cinturón de seguridad, que los más chicos viajen en las sillas cuando los transportamos y no distraerse con el celular». Y concluyó: «Evitar muertes por accidentes viales es también otra de las formas de cuidado y de seguridad que los argentinos nos tenemos que exigir«.