Su pareja dijo que entraron ladrones, pero los investigadores dudan de su versi√≥n. La v√≠ctima fue identificada como Rolando Josu√© Nusbaum de 67 a√Īos.

 

Un empresario fue asesinado¬†de un balazo en la cabeza en su casa de un country del partido bonaerense de Luj√°n. Seg√ļn declaraciones de su pareja,¬†cuatro delincuentes entraron a cometer un asalto¬†y escaparon con dinero y armas.

El hecho ocurri√≥ durante la¬†madrugada de este martes en el club de campo ‚ÄúLa Ranita‚ÄĚ, ubicado cerca de la ruta provincial 6, en el l√≠mite de las localidades de Open Door y Manzanares. La v√≠ctima, identificada por las fuentes como Rolando Josu√© Nusbaum (67), es un empresario que era administrador de un coto de caza en la provincia de La Pampa.

De acuerdo a los primeros resultados de la autopsia realizada por los m√©dicos forenses de la Polic√≠a Cient√≠fica de Chivilcoy, el cuerpo de la v√≠ctima presentaba¬†un solo balazo¬†que ingres√≥ por uno de los p√≥mulos y qued√≥ alojado en la regi√≥n malar. Adem√°s, el empresario rural no presentaba¬†ning√ļn signo de defensa.

Por la posición en la que fue hallado el cadáver (acostado en la cama y tapado con sábanas y frazadas), los investigadores analizan la posibilidad de que Nusbaum haya sido asesinado mientras dormía, por lo que se contrapone con el relato que su esposa dio.

Seg√ļn Gabriela Moreira (39),¬†con quien estaba¬†en proceso de divorcio, cuatro delincuentes armados entraron a la propiedad alrededor de las 2 de la madrugada y los redujeron. Ante la Polic√≠a, la se√Īora indic√≥ que los ladrones recorrieron varios ambientes de la casa y se apoderaron de dinero en efectivo (30.000 d√≥lares), dos celulares, elementos de valor como cuchiller√≠a y armas de fuego que el propio Nusbaum ten√≠a en su casa.

Mientras ella recorr√≠a algunos ambientes con uno de los delincuentes,¬†escuch√≥ en un momento la detonaci√≥n de un arma de fuego pero no vio qu√© sucedi√≥. Adem√°s, agreg√≥ que luego de momento, dos de los delincuentes cargaron el auto de la familia con las cosas robadas y la obligaron a sacarlos del barrio encerrados en el ba√ļl, para que no los viera la guardia del barrio. Los otros dos asaltantes quedaron en la casa con el marido y los hijos.

La dejó a los delincuentes sobre la ruta 6 y recién cuando la liberaron, regresó con el auto a la casa, donde encontró en una habitación a Nusbaum asesinado de un disparo y llamó a la Policía.

‚ÄúEstamos investigando c√≥mo ingresaron los cuatro delincuentes, c√≥mo se fueron los dos que hab√≠an quedado en la casa y c√≥mo ocurri√≥ el asesinato. Hay varios interrogantes a resolver. No descartamos ninguna hip√≥tesis», asegur√≥ un investigador a¬†T√©lam.

 

Andrés Bernard tenía una pena por el asesinato de su novia y ahora lo condenaron junto a un cómplice por el crimen de un futbolista.

 

Un tribunal en Rosario, conden√≥ a la pena de prisi√≥n perpetua a dos hombres de 33 y 34 a√Īos como autor material del asesinato en 2016 de Fabricio Zulatto y a su c√≥mplice Andr√©s Soza Bernard quien cumpl√≠a en libertad una condena por el crimen de su novia, como instigador.

El tribunal integrado por los jueces Mart√≠n Becerra, Ismael Manfr√≠n y Juan Carlos Curto¬†conden√≥ a reclusi√≥n perpetua a Omar Dar√≠o Motier de 34 a√Īos como autor material del asesinato del furbol√≠sta de 21 y a Andr√©s Soza Bernard de 34 como instigador, en un hecho ligado a las drogas.

Al momento del crimen del joven que jugaba al futsal en Newell’s Old Boys de Rosario, en 2016,¬†Bernard cumpl√≠a en libertad una condena a trece a√Īos de prisi√≥n por el asesinato de su novia, Gabriela N√ļ√Īez de 16, ocurrido en agosto de 2008.

Además, el imputado enfrenta un proceso federal por comercio de drogas que le fueron secuestradas en su domicilio cuando fue detenido como sospechoso del asesinato de Zulatto.

La pena impuesta por el tribunal de la ciudad de Rosario¬†coincide con lo solicitado en su alegato por la fiscal del juicio oral, Georgina Pairola, quien acus√≥ a los dos imputados por el delito de ‚Äúhomicidio calificado por precio o promesa remunerativa, agravado por el uso de arma de fuego‚ÄĚ.

El joven futbolista Zulatto desapareció en agosto de 2016 luego de avisarle a su madre que salía en su auto a comprar un cargador de celular y tras enviarle un mensaje por Whatsapp a su novia, que estaba en el exterior.

La familia denunci√≥ su desaparici√≥n al d√≠a siguiente y un grupo de amigos del joven encontr√≥ el auto en Suipacha al 700, en el centro de Rosario y un video de una c√°mara ubicada en esa cuadra, film√≥ cuando una persona dejaba el veh√≠culo estacionado y descend√≠a por la puerta del acompa√Īante.

También fue detenida otra persona que habría ayudado a tapar el pozo donde enterraron a la víctima, que fue acusada por encubrimiento, aunque no llegó a juicio.

 

Carlos Barrios, de 27 a√Īos, quien era polic√≠a tambi√©n intent√≥ asesinar a la actual pareja de la mujer, quien recibi√≥ dos disparos en un hombre y uno en una mano.

 

Un polic√≠a de 27 a√Īos asesin√≥ a su exesposa, bale√≥ a la actual pareja de la mujer y luego se suicid√≥ en el barrio Villa Palermo II, en la zona sur de Resistencia, en Chaco. Seg√ļn los investigadores, Mabel Quiroz recibi√≥ dos disparos cuando se interpuso en la l√≠nea de fuego para evitar que su novio fuera herido.

Carlos Barrios, autor del femicidio y oficial principal de Drogas Peligrosas de la polic√≠a chaque√Īa, se dirigi√≥ a la casa de H√©ctor Luis Fern√°ndez, quien era su compa√Īero de trabajo, tras finalizar su jornada laboral. All√≠ lo encontr√≥ con Quiroz, que tambi√©n formaba parte de la fuerza y era la madre de sus dos hijos.

En ese momento, Barrios dispar√≥ contra Fern√°ndez, pero la joven de 27 a√Īos se interpuso y recibi√≥ al menos dos tiros, uno de ellos en la cabeza, que le causaron la muerte al poco tiempo. Por su parte, su actual pareja fue herido de tres balazos, dos en un hombro y el restante en una mano, y logr√≥ escapar, mientras que el autor del crimen se suicid√≥ de un tiro en la cabeza con su arma reglamentaria.

La mujer baleada fue auxiliada y trasladada al hospital Julio C. Perrando, aunque muri√≥ debido a la gravedad de las lesiones que sufri√≥ en la cabeza y en el t√≥rax. La investigaci√≥n est√° a cargo de la fiscal chaque√Īa Ana Gonz√°lez de Pacce, quien espera la declaraci√≥n del polic√≠a que sobrevivi√≥ al ataque.

Lorena Mazzeo fue asesinada en 2016. El acusado dijo que murió durante un juego sexual, pero la Justicia determinó que la mató con alevosía.

 

La Justicia espa√Īola conden√≥ a 17 a√Īos y tres meses de prisi√≥n a un militar espa√Īol por el asesinato de la argentina Lorena Mazzeo en 2016.

Por unanimidad (9 votos a favor), el jurado popular determinó que el procesado Félix Daza Cabeza estranguló con el cable de la ducha a su víctima, por lo que lo considera culpable de un delito de asesinato y otro de hurto, ya que además se quedó con algunas de sus pertenencias.

Los hechos por los que fue juzgado¬†se produjeron en octubre de 2016, cuando la joven fue hallada muerta en su domicilio de Puerto del Rosario, donde los Bomberos localizaron su cuerpo en el interior de la ba√Īera, con el cord√≥n de la ducha en el cuello y sin m√°s signos exteriores de violencia.

En principio el militar sostuvo que el contacto con la joven argentina fue s√≥lo ese d√≠a y que la hab√≠a contratado como argentina. Sin embargo, hubo contradicciones con su propio relato y el de un testigo al que le cont√≥ c√≥mo la hab√≠a matado. ‚ÄúLa mat√© porque quise. Era una puta y no se va a re√≠r m√°s de m√≠‚ÄĚ, le hab√≠a confesado.

La fiscal√≠a sostuvo que esas palabras revelaban¬†una alevos√≠a y una premeditaci√≥n¬†que convert√≠an ese crimen en un asesinato, por el que solicit√≥ una condena de 21 a√Īos de c√°rcel.

Para el tribunal, la muerte de la joven argentina ‚Äúno fue accidental, ni fruto de un exceso no querido pero no evitado‚ÄĚ. Adem√°s, en la escena del crimen¬†hab√≠an desaparecido los tel√©fonos celulares, el iPad, las s√°banas, las llaves de la vivienda y que los cables del router de la computadora estaban cortados.

La madre de la joven, Isabel Olivera Bustamante, estuvo presente en el juicio. ‚ÄúNada es justo, √©l tiene una condena, pero en un tiempo va a salir. Pero mi hija tiene una condena que es no tener nunca m√°s una Navidad, ni un cumplea√Īos‚ÄĚ, dijo y cuestion√≥ que Daza Cabeza no se haya arrepentido en ning√ļn momento del juicio.

 

El asesino Christian Daniel Vargas de 30 a√Īos qued√≥ detenido.

 

Un hombre de 30 a√Īos qued√≥ detenido acusado de haber asesinado de una apu√Īalada en el cuello a su novia en el departamento de la v√≠ctima.

El brutal femicidio se registr√≥ el jueves luego de que Christian Daniel Vargas discutiera con su novia Antonella Bernhardt y finalizara la pelea con un ataque con cuchillo a la v√≠ctima de 27 a√Īos.

Una de las dos vecinas que acudi√≥ al lugar cuando se escucharon pedidos de auxilio de la v√≠ctima, dijo que junto a su amiga grabaron a Vargas cuando abandonaba el departamento alquilado. ‚ÄúLe ped√≠ a mi amigo que grabe todo. La inquilina que vive en el fondo le pidi√≥ a mi nieto que me avisara porque en la casa de Antonella hab√≠a un desastre, que hab√≠a gritos pidiendo socorro‚ÄĚ, se√Īal√≥ Viviana Gonz√°lez.

Tras el aviso de su nieto, Gonz√°lez fue hasta el departamento ubicado a pocos metros de su domicilio acompa√Īada de una amiga que en ese momento se encontraba con ella y justo encontr√≥ al supuesto femicida cuando sal√≠a de la residencia. ‚ÄúEntr√© al departamento (cuando el agresor se retir√≥) porque Antonella no me contestaba. Era muy raro que no contestara porque era muy buena la relaci√≥n que ten√≠amos con ella‚ÄĚ, dijo Gonz√°lez al relatar lo sucedido.

Vecinos y allegados a la víctima dijeron que Vargas solía visitar a Antonella en el departamento, por lo que no llamó la atención de nadie su presencia en el lugar momentos antes del femicidio.

La Policía secuestró un cuchillo marca Tramontina, un celular y una notebook de la habitación en la que fue ultimada la joven y horas después detuvo al supuesto femicida.

Leandro Fabi√°n «Pelado» Barzola, Sasha Mat√≠as Mart√≠nez Castro y H√©ctor Alberto «Bebe» Garc√≠a, fueron considerados «coautores» del «homicidio criminis causa, agravado por el uso de armas» de Roberto Chwat.

 

Los acusados de cometer el asesinato del gerente de la editorial de libros infantiles Sigmar Roberto Gerardo Chwat durante una entradera en 2016 fueron condenados a la pena de prisión perpetua.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 6 de San Isidro consider√≥ a Leandro Fabi√°n «Pelado» Barzola¬†de 25 a√Īos,¬†Sasha Mat√≠as Mart√≠nez Castro¬†de 25 y¬†H√©ctor Alberto «Bebe» Garc√≠a¬†de 32¬†‚Äúcoautores‚ÄĚ del ‚Äúhomicidio criminis causa, agravado por el uso de armas‚ÄĚ de Chwat.

La calificación implica que se comprobó que los condenados mataron al empresario para ocultar el intento de robo y lograr la impunidad, lo que prevé la prisión perpetua.

Adem√°s, el tribunal, integrado por los jueces D√©bora Ram√≠rez, Federico Tuya y Marcelo Garc√≠a Helguera,¬†les atribuy√≥ el concurso real con el delito de ‚Äúrobo calificado por haber sido cometido mediante el uso de armas de fuego y en poblado y en banda en grado de tentativa‚ÄĚ.

‚ÄúBebe‚ÄĚ Garc√≠a fue declarado reincidente¬†y se le sumaron los delitos de ‚Äútenencia ilegal de arma de guerra y robo calificado por el uso de arma cuya aptitud para el disparo no pudo acreditarse por ning√ļn medio‚ÄĚ.

Seg√ļn¬†la acusaci√≥n del fiscal, Garc√≠a se qued√≥ de chofer y ‚Äúcampana‚Ä̬†en el Toyota Corolla blanco robado en el que se movilizaba la banda, mientras que¬†Barzola y Mart√≠nez Castro fueron los que se metieron dentro del garaje¬†de la casa de Chwat.

En la audiencia llevada a cabo este jueves por la tarde en el edificio judicial de la calle Marin 114 de San Isidro, los jueces sólo leyeron la parte resolutiva ante la presencia de los imputados, quienes se mostraron inmutables al momento de escuchar que eran condenados a prisión perpetua. Los tres condenados llegaron detenidos al juicio oral y seguirán a disposición del Servicio Penitenciario Bonaerense.

El crimen del Chwat fue cometido la noche del 27 de octubre del 2016 en una casa situada en Lisandro de la Torre 1640 -a sólo cinco cuadras de la Quinta Presidencial de Olivos-, cuando la víctima llegó a entrar con su auto al garaje y por el portón se colaron dos ladrones. De acuerdo con los peritajes, el tiro que mató a Chwat fue efectuado con una pistola calibre .45 que le atravesó el tórax, le lesionó un pulmón y el corazón.