Por la causa, hay tres acusados mientras que otros dos que habían sido implicados originalmente fueron sobreseídos en forma definitiva.

Finalmente, la causa en la que se acusa a un grupo de jóvenes de haber violado a una adolescente de 14 años en un camping de la localidad balnearia de Miramar ya tiene designado el tribunal en el que se realizará un juicio por jurado.

La causa cuenta con tres acusados, mientras que otros dos que habían sido implicados originalmente fueron sobreseídos en forma definitiva. La Justicia de Garantías de Mar del Plata resolvió que sean juzgados por el hecho a Juan Cruz Villalba, de 23 años; Lucas Pitman, de 21, y Tomás Jaime, de 23, por juicio popular a celebrarse en el Tribunal Oral en lo Criminal 3.

El debate será presidido por el juez Juez Fabián Riquert, informó la prensa local. El juicio por jurado popular había sido solicitado por las defensas de los acusados.

En la resolución dictada por el juez de Garantías, también se determinó el sobreseimiento definitivo de Emanuel Díaz, de 23 años, y Roberto Costa, de 21, los cuales habían sido originalmente detenidos tras el episodio ocurrido el primero de enero pasado en el camping “El Durazno”, de Miramar. Ambos habían recuperado la libertad en enero luego que la menor no los identificara en un reconocimiento fotográfico.

El caso

El hecho ocurrió durante la madrugada del primero de enero de este año en el complejo turístico ubicado en el kilómetro 1 de la Ruta 11, donde la menor había ido a pasar el fin de año junto a su familia.

Dos de los acusados, Pitman y Jaime, admitieron que tuvieron relaciones sexuales con la menor, pero aseguraron que fueron “consentidas”.

Por su parte, Villaba fue reconocido por la menor como su atacante en forma fotográfica, en el marco de la instrucción que había llevado adelante la fiscal Florencia Salas.

El hecho ocurrió en el camping El Durazno durante el último año nuevo. La víctima, es una chica de 14 años. Hay cinco acusados, dos están libres y tres están con arresto domiciliario.

 

Por el juicio contra los jóvenes detenidos en la madrugada del 1° de enero de este año en al camping de Miramar “El Durazno”, acusados de haber violado a una adolescente de 14 años, el fiscal pidió la elevación a juicio y cree tener las pruebas necesarias para lograr una condena por el grave delito que se les impuso desde el momento en que los detuvieron: “abuso sexual con acceso carnal agravado”.

En contra partida, los defensores de los imputados están convencidos que sus defendidos son inocentes y que pueden demostrarlo. Es por ello, que siempre que los detenidos estén de acuerdo, los abogados defensores de los tres jóvenes pedirán que el caso sea debatido en un juicio por jurados, hecho con el que el fiscal Rodolfo Moure no está de acuerdo, aunque ni él o la propia víctima puedan oponerse.

Moure elevó al juzgado de Garantías el pedido de elevación a juicio contra tres de los cinco jóvenes. Las defensas de Lucas PItman, Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba, de entre 21 y 23 años, tienen dos semanas para responder a la requisitoria del fiscal. Además, el fiscal pide además el sobreseimiento de Emanuel Díaz y Roberto Costa, a quienes la víctima no identificó en rueda de reconocimiento.

“La verdad es que pretendemos que el juicio se celebre lo antes posible, que esta situación no se prolongue más tiempo, porque son inocentes”, indicó el abogado de Pitman, Mauricio Varela a Clarín. “No me reuní todavía con la familia de mi asistido, pero ya veníamos conversando la posibilidad de que el debate sea por jurados”, agregó.

Los tres jóvenes están detenidos desde la madrugada del primero de enero de este año. Estuvieron alojados hasta mediados de abril en la Unidad 44 de Batán y desde entonces, por resolución de juez de Garantías Saúl Errandónea, están bajo arresto domiciliario, con tobillera electrónica.