Casación declaró inadmisible un recurso presentado por la defensa del ex vicepresidente.

 

Amado Boudou seguirá tras las rejas. La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal declinó este lunes un pedido de excarcelación presentado por la defensa del ex vicepresidente en la causa por la venta de la ex calcográfica Ciccone.

Así lo decidieron los jueces Gustavo Hornos, Javier Carbajo y Mariano Borinsky al considerar “inadmisible” el recurso extraordinario federal a través del que se pedía dejar sin efecto la prisión del ex funcionario K.

Según fuentes judiciales, la misma Sala IV fijó audiencia de informes para el 2 de mayo próximo, cuando se escuchará a las partes para luego resolver respecto de la condena impuesta a Boudou -entre otros imputados- por el TOF 4, que lo condenó a 5 años y 10 meses de prisión por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública considerar y cohecho, ordenando su inmediato arresto.

En diciembre, el Tribunal Oral Federal 4, con voto dividido y polémico, había ordenado la liberación del ex ministro de Economía, con una caución real de un millón de pesos. Sin embargo, el 18 de febrero pasado la Sala IV de la Cámara revocó este fallo y volvieron a detenerlo. Ese tribunal entendió que aún había “riesgos procesales” si Boudou se mantenía en libertad.

Por tal caso, el exvicepresidente fue condenado a 5 años y 10 meses de prisión.

 

En la sustanciación de la apelación a las condenas del caso Ciccone, el ex juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni será “amicus curiae” (“amigo del tribunal”) que se tramitan ante la Cámara de Casación Penal.

Así lo solicitó el magistrado en su carácter de profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires y doctor honoris causa y la Sala IV de la Cámara de Casación aceptó la solicitud y explicó que Zaffaroni presentó “consideraciones jurídico-penales de relevancia para la resolución del caso, en especial para el resguardo de garantías constitucionales e internacionales propias del Estado Constitucional de derecho”.

El amicus curiae es un instituto jurídico que les permite a sujetos ajenos a un proceso judicial que se especializan o tienen experticia en diferentes materias expresar sus opiniones sobre el debate con el objetivo de brindar elementos trascendentes para la resolución del caso. Encuentra su apoyatura en el reglamento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Convención Americana de Derechos Humanos, reconocida con jerarquía constitucional en la Argentina.

En la causa Ciccone, el ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, fue encontrado culpable por un tribunal oral de los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública y condenado a 5 años y 10 meses de prisión. Con distintas calificaciones, también recibieron penas José María Núñez Carmona, Nicolás Ciccone, Rafael Resnik Brener, Guido Forcieri y Alejandro Vandenbroele.

 

Además, ordenó su detención por la causa Ciccone Calcográfica.

 

La Cámara Federal de Casación Penal ordenó la detención del exvicepesidente Amado Boudou en el caso de la ex Ciccone Calcográfica.

El tribunal revocó la excarcelación del exministro de Economía tras un pedido en ese sentido de los abogados de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la Oficina Anticorrupción (OA).

Boudou está condenado a 5 años y 10 meses de prisión en esa causa por negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho a raíz de la compra de la exCiccone Calcográfica.

El organismo a cargo de Laura Alonso criticó al juez de la causa y aseguró que las demoras «favorecen la impunidad».


La Oficina Anticorrupción le solicitó al juez Ariel Lijo el procesamiento de Ricardo Echegaray, Katya Daura, Máximo Lanusse y otros cinco involucrados en la causa Ciccone, donde declaró el imputado Alejandro Vandenbroele en calidad de testigo protegido.

En el escrito presentado la OA mostró disconformidad con el juez Lijo al expresar que «la falta de resolución de sus situaciones procesales no solo favorecen su impunidadsino que también perjudican la acción de los acusadores en el trámite de la causa«.

«VS puede no compartir la posición de esta Oficina en relación a los pedidos de procesamiento, pero en su caso debería dictar alguna resolución que permita, o bien avanzar hacia el enjuiciamiento de los nombrados o bien que los acusadores podamos recurrir», agregó el documento presentado por la Oficina anticorrupción.

Según consigna Infobae, basada en la declaración de Vandenbroele, que fue ampliada y ratificada en la causa, la OA aseguró que la AFIP de Echegaray «tuvo una inherencia determinante solicitando la quiebra de Ciccone Calcográfica y ofreciendo que la Casa de Moneda se hiciera cargo de la planta«.