Alrededor de las 13:00 darán el veredicto del caso.

 

En la previa de la lectura del veredicto, en la que César Milani está acusado por delitos de lesa humanidad contra por los secuestros y torturas a dos personas durante la última dictadura militar, el exjefe del Ejército ratificó su “absoluta inocencia” respecto a dos casos de delitos de lesa humanidad que se le imputan; pidió su “absolución” y hasta aseguró que es víctima de una “campaña política, mediática y judicial inédita”.

En sus últimas palabras ante los jueces Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl, integrantes del Tribunal Oral Federal de La Rioja, el exmilitar dijo: “Simplemente voy a utilizar estas últimas palabras para reafirmar mi firme convicción de que con mi injusta y arbitraria detención y las falsas acusaciones que vengo sufriendo hace seis años, más que hacerme un daño a mí, se le ha infligido un castigo al Ejército argentino, privándolo de la posibilidad de una reconciliación definitiva con el pueblo del que se nutre”.

“Creo firmemente en Dios, que algún día juzgará nuestros actos. Por eso, estoy tranquilo vistiendo con orgullo el uniforme de la Patria, seguro de que me asiste la verdad y la razón. Espero que a partir de hoy también la Justicia, con un veredicto de absolución que reivindique mi buen nombre y honor, así como el de mi familia, que ha sido siempre mi sostén. A pesar de todas las difamaciones, calumnias, injurias, de la injusta detención y proceso, el ataque sistemático de los poderes fácticos, estoy de pie, no me van a quebrar”, añadió.

Los magistrados cerraron el debate y se retiraron a deliberar: indicaron que alrededor de las 13:00 darán el veredicto del caso.

El exjefe del Ejército está investigados por los secuestros y torturas a dos personas durante la última dictadura militar.

 

 

Finalmente, el juicio por delitos de lesa humanidad contra el exjefe del Ejército César Milani concluirá hoy en La Rioja cuando se dé el veredicto respecto a su situación en la causa que investiga los secuestros y torturas a dos personas durante la última dictadura militar.

El jueves fue la última jornada de alegatos ya hora el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de La Rioja, integrado por Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl, leerá el veredicto, que definirá si condenan a Milani y a otros imputados.

La causa investiga los secuestros y las torturas que sufrieron Pedro y Ramón Olivera en marzo de 1977, cuando el militar se desempeñaba como subteniente del Batallón 141 de La Rioja. Por esos casos, el exmilitar está acusado de la comisión de los delitos de “privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos y asociación ilícita”, ante lo cual la querella que integran la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de la provincia pidió 18 años de prisión.

El detenido militar se presentó a la audiencia de alegatos luciendo su uniforme y acompañado por sus abogados, Mariana Barbitta y José Manuel Ubeira. En su exposición, la letrada defensora cuestionó duramente a las querellas y aseguró que los hechos que se le imputan al exjefe del Ejército “jamás podrían ser considerados de lesa humanidad” porque sucedieron cuando estaba vigente el Estado de Sitio y había una orden judicial para realizar los allanamientos.

Por su parte, la defensa de Milani pidió la “nulidad de los alegatos de las acusaciones” y la “absolución” en su contra. En mayo pasado, durante su declaración ante el Tribunal que lo juzga, el militar había manifestado su respeto y solidaridad con las familias de las víctimas de la dictadura militar: “Mi solidaridad a la familia Olivera. Todo ese sufrimiento de la familia Olivera termina donde empieza el sufrimiento de la familia Milani, que injusta y arbitrariamente es acusado”.

En la previa de la lectura del veredicto, el exjefe del Ejército ratificó su “absoluta inocencia” respecto a dos casos de delitos de lesa humanidad que se le imputan; pidió su “absolución” y hasta aseguró que es víctima de una “campaña política, mediática y judicial inédita”.

En sus últimas palabras ante los jueces Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl, integrantes del Tribunal Oral Federal de La Rioja, el exmilitar dijo: “Simplemente voy a utilizar estas últimas palabras para reafirmar mi firme convicción de que con mi injusta y arbitraria detención y las falsas acusaciones que vengo sufriendo hace seis años, más que hacerme un daño a mí, se le ha infligido un castigo al Ejército argentino, privándolo de la posibilidad de una reconciliación definitiva con el pueblo del que se nutre”.

“Creo firmemente en Dios, que algún día juzgará nuestros actos. Por eso, estoy tranquilo vistiendo con orgullo el uniforme de la Patria, seguro de que me asiste la verdad y la razón. Espero que a partir de hoy también la Justicia, con un veredicto de absolución que reivindique mi buen nombre y honor, así como el de mi familia, que ha sido siempre mi sostén. A pesar de todas las difamaciones, calumnias, injurias, de la injusta detención y proceso, el ataque sistemático de los poderes fácticos, estoy de pie, no me van a quebrar”, añadió.

Los magistrados cerraron el debate y se retiraron a deliberar: indicaron que alrededor de las 13:00 darán el veredicto del caso.

 

Este viernes será el fin con la lectura del veredicto contra el exjefe del Ejército acusado de delitos de lesa humanidad.

 

Este jueves será el último día de alegatos en el juicio por delitos de lesa humanidad contra el exjefe del Ejército César Milani en La Rioja, acusado de los secuestros y torturas a dos personas durante la última dictadura militar.

Tras la jornada de hoy, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de La Rioja, integrado por Julián Falcucci, Jaime Díaz Gavier y Enrique Lilljedahl, leerá el veredicto el viernes, que definirá si condenan a Milani y a otros imputados.

La causa investiga los secuestros y las torturas que sufrieron Pedro y Ramón Olivera en marzo de 1977, cuando el militar se desempeñaba como subteniente del Batallón 141 de La Rioja. Por esos dos casos, Milani está acusado de la comisión de los delitos de “privación ilegítima de la libertad, imposición de tormentos y asociación ilícita”, por lo cual la querella que integran la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de la provincia pidió 18 años de prisión.

La misma pena de prisión fue solicitada para el teniente primero Alberto Solano Santacroce y el ex juez federal de La Rioja Roberto Catalán.

Milani, que estuvo al frente del Ejército entre julio de 2013 y junio de 2015, fue detenido en el marco de esta causa el 17 de febrero de 2017. En mayo pasado, durante su declaración ante el Tribunal, el militar había manifestado su respeto y solidaridad con las familias de las víctimas de la dictadura militar.

Está acusado por el secuestro, detención y tortura de Pedro y Ramón Olivera durante la última dictadura militar.

 

La querella que representa a la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de la provincia de La Rioja pidió una pena de 18 años de cárcel para César Milani en el juicio oral y público por delitos de lesa humanidad. El ex jefe del Ejército está acusado por el secuestro, detención y tortura de Pedro y Ramón Olivera durante la última dictadura militar.

Los argumentos para condenar a Milani fueron leídos por los abogados Claudio Orosz y Eugenio Biafore ante el Tribunal Oral Federal de La Rioja. Los letrados narraron lo sucedido el 12 de marzo de 1977, momento en que una partida de militares ingresó en el domicilio de los Olivera y secuestró a Pedro, y más tarde a su hijo Ramón en su lugar de trabajo.

Según los abogados, Milani se encontraba en el lugar de los hechos. En tanto, cuestionaron a la defensa del acusado por el intento de “impugnar y desacreditar a los testigos que formaron parte del proceso”.

La próxima semana será el turno de los alegatos de las defensas y, según está estipulado, el 8 de agosto será la audiencia en la que se dará la posibilidad a los 13 acusados de pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto.

En La Rioja, se recibirá el alegato del fiscal federal Rafael Vehils Ruiz en la causa por el secuestro y las torturas sufridas en marzo de 1977 por Pedro Olivera y su hijo Alfredo.

En La Rioja se reanudará el juicio oral contra el exjefe del Ejército César Milani por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar tras un receso por la feria judicial.

A partir de las 14:00, el Tribunal Oral Federal de La Rioja recibirá el alegato del fiscal federal Rafael Vehils Ruiz en la causa por el secuestro y las torturas sufridas en marzo de 1977 por Pedro Olivera y su hijo Alfredo.

Posteriormente lo harán las querellas, una correspondiente a Olivera y otra a las secretarías de Derechos Humanos de la Nación y de la provincia de La Rioja.

Los alegatos de las defensas se llevarán a cabo el jueves y viernes de la semana próxima, mientras que en la audiencia del 8 de agosto los acusados podrán dirigirse por última vez al tribunal y el 9 se daría a conocer el veredicto.

El pasado 17 de mayo Milani había prestado declaración, ocasión en la que manifestó su respeto y solidaridad con las familias de las víctimas de la dictadura militar: “Mi solidaridad a la familia Olivera. Todo ese sufrimiento de la familia Olivera termina donde empieza el sufrimiento de la familia Milani que injusta y arbitrariamente es acusado”.

En el proceso también están imputados el ex juez federal Roberto Catalán y el exmilitar Alfredo Santacrocce.

Este viernes, el general enfrentará su primer juicio oral por el secuestro de militantes durante la dictadura.

 

El exjefe del Ejército durante el kirchnerismo César Milani llegó a La Rioja para afrontar este viernes el juicio en su contra por delitos de lesa humanidad perpetrados en la última dictadura militar.

Pese a que su abogada, Mariana Barbitta, había dicho que el ex jefe del Ejército llegaría este jueves, sorpresivamente arribó un día antes. La querella está en total desacuerdo de la asistencia del militar porque considera que su comparecencia se podría haber hecho por videoconferencia.

El general, que está detenido en Campo de Mayo, fue trasladado en un vuelo de Aerolíneas Argentinas y en medio de un fuerte operativo de seguridad un helicóptero de Gendarmería Nacional lo llevó al Regimiento Mecanizado de Infantería 15, donde quedó alojado hasta que vuelva a Buenos Aires.

La audiencia en la que declarará Milani será el viernes próximo a las 9.30.

El ex jefe del Ejército es juzgado por el Tribunal Oral Federal de La Rioja por el secuestro y torturas que sufrieron en marzo de 1977 Pedro Olivera y su hijo Ramón. En el proceso también están imputados el ex juez federal Roberto Catalán y el ex militar Alfredo Santacrocce. Milani fue promovido a jefe del Ejército por la ex ministra de Defensa Nilda Garré y avalado por la ex presidenta Cristina Kirchner.

 

El proceso se desarrollará en La Rioja y es el primero de tres litigios que enfrenta.

 

En los Tribunales Federales de La Rioja será juzgado el exjefe del Ejército kirchnerista, César Milani por el secuestro y la tortura en marzo de 1977 de Pedro Olivera y su hijo Ramón. En el proceso también está imputado el exjuez Roberto Catalán y el exmilitar Alfredo Santacrocce.

El inicio del debate que comenzará a las 9.30 y está a cargo del Tribunal Oral Federal 1 de La Rioja. Milani, quien está detenido en Campo de Mayo, presenciará la primera audiencia de este juicio porvideoconferencia.

El exjefe del Ejército fue nombrado por la exministra de Defensa, Nilda Garré, y apoyado por organismos de derechos humanos como las Madres de Plaza de Mayo línea Hebe Bonafini.

En 1977 Milani era subteniente y prestaba servicios en el Batallón 141 de La Rioja. Junto a Santacrocce está acusado de haber participado en un operativo para secuestrar y luego someter a tormentos a los Olivera. También está acusado de encubrimiento el exjuez federal Roberto Catalán, que ofició como magistrado durante la última dictadura militar y tiene una condena por delitos de lesa humanidad.

La querella sostiene que Pedro Olivera (quien murió en 1999) durante su cautiverio sufrió un accidente cerebrovascular en medio de una sesión de tortura, y luego fue abandonado por sus captores en su domicilio, donde días antes había sido secuestrado.

Por su parte, Ramón, quien recuperó la libertad durante la dictadura, denunció los hechos por primera vez en 1984 ante la Comisión Provincial de Derechos Humanos de La Rioja y ratificó sus dichos en la causa que se inició en 2013 contra Milani.

Se prevé que la etapa oral y pública de este proceso se extienda tres meses y declaren ante el TOF 1 de La Rioja cerca de 400 testigos.

En este juicio existe una causa acumulada que tiene que ver con las desapariciones de César Minué y Adán Díaz Romero, ocurridas en julio de 1976 en La Rioja. Estas víctimas eran amigos de Alberto Agapito Ledo, soldado conscripto del Batallón 141, y desaparecido un mes antes en Tucumán, donde había sido trasladado junto a esa unidad al mando de Milani.

Por este caso Milani deberá enfrentar otro juicio que se desarrollará en Tucumán, que debía comenzar el 16 de marzo y fue postergado para el 12 de septiembre.

Además, el militar enfrenta dos causas más: una vinculada a la desaparición de un conscripto en Tucumán y otro por enriquecimiento ilícito.