El fiscal sostiene que hay c”lara perdida de objetividad”, “temor de parcialidad” y “explicitado prejuzgamiento” por parte del juez federal  Ariel Ramos Padilla.

El fiscal Carlos Stornelli recusó hoy al juez federal de Dolores Ariel Ramos Padilla por “la clara perdida de objetividad”, “temor de parcialidad” y “explicitado prejuzgamiento”. Al mismo tiempo, el funcionario que investiga en la causa de los “cuadernos”, reclamó la nulidad de la investigación en donde el magistrado lo había citado a indagatoria, prevista para mañana, en el marco de la causa por la que fue detenido por extorsión el falso abogado Marcelo D’Alessio.

Vuestra Señoría no puede seguir al frente de este expediente –sostuvo el fiscal Stornelli en su escrito-. Debo alertar, y vaya que ha provocado mi inicial desazón, la envergadura de las arbitrarias y tendenciosas valoraciones que Vuestra Señoría ha efectuado en esta causa, a lo largo de las extensas fojas que la componen, sobrellevada en derredor de la forzada interpretación de conversaciones y audios de los que mayormente soy ajeno, con el fin de involucrarme en lo que V.S. llama ‘operaciones de inteligencia y acción psicológica sobre personas o de permitir o instar el despliegue de mecanismos extorsivos o coactivos ilegales con fines investigativos’“.

Para el fiscal del caso de los cuadernos, el juez Ramos Padilla incurrió en “la clara perdida de objetividad que se presenta en su obrar procesal y que emerge locuazmente de la simple lectura de su fallo, por el fundado temor de parcialidad que pesa sobre esta parte derivado de la conducta procesal evidenciada por el juez a cargo de la investigación, y del explicitado prejuzgamiento con que ha considerado a la persona del suscripto en temerarios actos procesales que me involucran directamente“.

Según informó Infobae, esta mañana, el abogado de Stornelli, Roberto Ribas, se presentó en el juzgado de Dolores con el escrito en donde recusó al magistrado, pero además hizo un reclamo para solicitar la nulidad de las actuaciones que se instruyen en esa jurisdicción. “Esto Sr. Juez es clarísimo, usted no es el competente como pretende serlo –advirtió-. Vuestra Señoría está ‘llevando un proceso’ con referencia a la persona de mi asistido vulnerando formas procesales en manera notoria y contra las disposiciones procesales, lo que vulnera el debido proceso legal“, argumentó.

Desde las 10 de la mañana la exmandataria estaba citada por el juez federal para responder en múltiples casos relacionados a los cuadernos de las coimas, pero no contestó preguntas y presentó un escrito.

Desde las 10 de la mañana en los Tribunales de Comodoro Py, la senadora Cristina Kirchner hace frente a ocho citaciones a indagatoria. Las múltiples causas se desprenden del expediente central de los cuadernos de las coimas. La ex presidenta, entregó un escrito y no contestará preguntas.

En la causa principal, conocida como cuadernos de las coimas, donde la Sala I de la Cámara Federal porteña confirmó las acusaciones, el juez Bonadio la responsabilizó por nuevos hechos de cohecho. Esa será la primera indagatoria.

Además será indagada por otras 7 causas conectadas al expediente principal: subsidios a los trenes, subsidios a los colectivos, concesiones para explotar corredores viales, contratos de obras viales, carta de San Martín, sobreprecios en la compra de gas natural licuado, vuelos para llevar diarios.

Escrito Presentado El 25 de… by on Scribd

La expresidenta está rumbo a los tribunales de Comodoro Py donde deberá responder por varias acusaciones que se desprenden de la causa de los cuadernos de la corrupción.

La senadora de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, vuelve a enfrentar a la Justicia en los tribunales federales de Comodoro Py. La espera el juez Claudio Bonadio, quien la citó para que se defienda por segunda vez en la causa iniciada a partir de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Esta vez la expresidenta deberá responder por ocho hechos que se desprenden de la causa principal. Previo a ir a declarar CFK se expresó a través de su cuenta de twitter en contra del juez Bonadio, con quien tiene una tirante relación.

Cristina insinuó que Bonadio eligió este día para la citación para evitar que la ex presidente viaje a Río Gallegos para homenajear a su difunto esposo, el también ex mandatario Néstor Kirchner, quien hoy cumpliría 69 años.

Pretende hacerme responsable, una vez más, de la misma presunta asociación ilícita por la cual estoy siendo investigada ante otro juzgado de este fuero y ante dos tribunales orales. Algo inédito e inexplicable que únicamente puede comprenderse en el marco de una persecución y ensañamiento al que sólo se atrevieron gobiernos totalitarios en tiempos en que el Estado de Derecho se encontraba suspendido“, aseguró la exmandataria.

La citación forma parte de una nueva tanda de 101 indagatorias en la causa de los cuadernos de las coimas que comenzaron la semana pasada y se extenderán hasta el 11 de marzo.

El juez Bonadio deberá validar el pedido. El hombre está detenido por “Los Sauces” y acusado por sus vínculos con el exsecretario privado del expresidente, Daniel Muñoz.

El fiscal Carlos Stornelli aceptó que el excontador K, Víctor Manzanares, declare como arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas. Ahora deberá decidir sobre el pedido, el juez federal Claudio Bonadio.

De confirmarse, Manzanares se convertirá en un nuevo “imputado colaborador”, en una causa que ya tiene más de 30 personas en esa condición judicial. La última en atestiguar con esa característica fue Carolina Pochetti, viuda del exsecretario presidencial Daniel Muñoz, que acusó a un juez de recibir el pago de sobornos.

Según informó TN, el histórico contador de los Kirchner está detenido en Marcos Paz desde julio de 2017 por el caso “Los Sauces”. Bonadio también es el juez de esa causa, que compromete a la familia de Cristina Kirchner. El magistrado los acusa de eludir de la tutela judicial el cobro de alquileres de un edificio del exmatrimonio presidencial, en Santa Cruz.

Víctor Manzanares ya pidió declarar en condición de arrepentido en 3 oportunidades. El excontador tendría datos para aportar en relación al estrecho vínculo que mantenía con Muñoz con lo cual en esta ocasión probablemente el juez Bonadio lo acepte.

Se trata de Miguel Plo, que asesoraba a Carolina Pochetti, la viuda del ex secretario kirchnerista que hoy amplía su declaración y busca sumarse como “arrepentida”.

Por orden del juez Claudio Bonadio, las fuerzas de seguridad detuvieron a Miguel Plo, ex abogado defensor de Carolina Pochetti -viuda de Daniel Muñoz, quien es investigado por lavado de dinero en un expediente vinculado a la causa de los cuadernos de las coimas, que rastrea el movimiento de U$S 70 millones en la compra venta de inmuebles en Estados Unidos.

Mientras Pochetti regresará a los Tribunales de Comodoro Py a la espera de la homologación por parte del juez Bonadio, para convertirse en imputada colaboradora, se ordenaron estas nuevas detenciones en la causa de los cuadernos de la corrupción. Además, según fuentes judiciales, se ordenó la prisión preventiva al yerno de Plo, Federico Zupicich, informó Clarín.

Plo comenzó en esta causa como abogado defensor de Pochetti, tras algunas semanas, quedó imputado por los fiscales Rívolo y Stornelli por lavado de activos y como partícipe de las actividades de blanqueo en Estados Unidos.

El juez Bonadio entiende que el empresario aceitero más importante del país tiene relación con la causa a partir de sus negocios ferroviarios.

El juez federal Claudio Bonadio citó a declaración indagatoria a Roberto Urquía, ex senador por el Frente Para la Victoria y dueño de Aceitera General Deheza (AGD), una de las empresas más importante del país.

Urquía fue señalado en la causa por la manera en que consiguió varias licitaciones de trenes durante la gestión de Ricardo Jaime al frente de la Secretaría de Transporte entre 2003 y 2009.

La empresa posee la concesión del ferrocarril de carga Nuevo Central Argentino (NCA), cuyos 4757 kilómetros de vías atraviesan las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero y Tucumán.

Según detalla Infobae, La empresa NCA se asoció con Ferrovías, del Grupo Emepa y formaron la empresa Ferrocentral.  Esa compañía se quedó con la explotación del tren entre Retiro y Córdoba, además del Tren de las Sierras, que comunica la capital provincial con Capilla del Monte. En ese contexto se sospecha que pudo haber pago de sobornos para ganar esas licitaciones.

Urquía fue senador por el FPV en 2003 y tenía una gran relación con Cristina Fernández de Kirchner que se rompió tras la discusión por las retenciones móviles en 2008.

La mujer conoce los secretos financieros del exsecretario privado de Néstor Kirchner. Además pidió cambiar su defensa legal.

La detenida Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, exsecretario privado de Néstor Kichner y señalado como supuesto testaferro del expresidente, fue trasladada este miércoles a Comodoro Py donde fue interrogada por el fiscal Rívolo. Además pidió cambiar su abogado por un defensor oficial, una estrategia habitualmente utilizada por quienes se convierten en arrepentidos.

Tras la reunión con el fiscal, la mujer se dirigió a la oficina de la Defensoría Oficial, bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal. Pochetti solicitó un defensor oficial ya que quien era su abogado al momento de la detención, Miguel Angel Plo, también está imputado en esta causa por haber participado de las supuestas maniobras de venta de las millonarias propiedades que Muñoz tenía en Miami.

La Justicia investiga maniobras de lavado de dinero por un total de 70 millones de dólares mediante la compra y venta de inmuebles en Estados Unidos, país en el que también se constituyeron sociedades para ocultar ese dinero.

Pochetti es una pieza clave en esta estructura porque habría participado de la operatoria y porque podría conocer el sitio en el que se encuentra parte del botín de la maniobra de corrupción K, según informó TN.

En el caso se investigan el pago de coimas de empresarios de la obra pública, además de los sectores energético y vial a funcionarios durante el kirchnerismo para asegurarse contratos del Estado.

La causa de los cuadernos de las coimas será elevada a juicio en mayo. En la causa se investigan el pago de coimas de empresarios de la obra pública, además de los sectores energético y vial a funcionarios durante el kirchnerismo para asegurarse contratos del Estado.

La principal acusada es la ex presidenta y senadora de Unidad Ciudadana Cristina Kirchner, procesada con prisión preventiva como jefa de una asociación ilícita y que permanece en libertad por sus fueros como legisladora.

Además, están procesados con prisión preventiva, el exministro de Planificación Julio De Vido, su entonces segundo Baratta y los ex funcionarios Baratta, Nelson Lazarte, y José López, entre otros. También están procesados empresarios a los que la Cámara Federal porteña les confirmó la acusación por cohecho activo pero los excluyó del delito de asociación ilícita. Entre ellos Angelo Calcaterra, Aldo Roggio, Gabriel Romero y Luis Betnaza.

La investigación se originó a partir de las anotaciones de Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, quien escribió en cuadernos con detalles cómo empresarios del sector energético y de la obra pública pagaban coimas a ex funcionarios K o a allegados del ex presidente Néstor Kirchner para asegurarse contratos del Estado.

La Cámara Federal porteña, había enviado a Casación los recursos de apelación presentados luego de la confirmación del fallo del juez Bonadio, el 20 de diciembre último.

La Cámara Federal de Casación Penal resolvió no habilitar la feria judicial de enero para revisar procesamientos y prisiones preventivas de la causa por los cuadernos de los sobornos, entre ellos los de la ex presidenta Cristina Kirchner y los detenidos Julio De Vido y Roberto Baratta, además de empresarios y otros ex funcionarios implicados.

Según informó agencia Télam en la resolución, los jueces del máximo tribunal penal del país que trabajan en enero, Ana María Figueroa, Daniel Petrone y Eduardo Riggi, decidieron reenviar las apelaciones recibidas a la secretaría general de la Cámara para que, una vez terminado el receso, el próximo 1 de febrero, se remita todo a la Sala que interviene habitualmente en el caso.

Se remarcó que sólo la defensa de uno de los procesados, el ex secretario privado de De Vido, José María Olazagasti, pidió “expresamente” habilitar la feria de enero en Casación para revisar su prisión preventiva, ya que permanece detenido al igual que el ex ministro de Planificación del kirchnerismo.

Son más de 80 en total y se harán en reparticiones públicas y empresas dónde buscarán información de obras públicas realizadas entre 2003 y 2015.

El juez federal Claudio Bonadio ordenó una serie de procedimientos vinculados a una causa anexa a la causa de los cuadernos de las coimas. Son unos 82 operativos en reparticiones públicas y empresas que consisten en órdenes de presentación, para buscar información de obras públicas realizadas entre 2003 y 2015.

Se trata de un expediente que puso la lupa sobre más de 70 empresas que hicieron negocios con la obra pública durante el kirchnerismo. En los operativos, las fuerzas de seguridad piden información administrativa, actas societarias y otra información.

En noviembre, Bonadio le había pedido a la Inspección General de Justicia (IGJ) que le informara los nombres de las autoridades de 71 empresas que participaron de las licitaciones de obra pública entre los años 2003 y 2015.

Entre los titulares de esas empresas se encuentran algunos de los acusados en la causa que confesaron haber pagado coimas y que luego se convirtieron en “arrepentidos”.

El listado de 71 empresas se basa en información aportada por el financista Ernesto Clarens, quien confesó haber recaudado el dinero para otorgar las coimas a los ex funcionarios y los empresarios. Clarens aportó varios listados de empresas con las sumas de dinero que hizo cada una de ellas.

La lista está compuesta por compañías dedicadas a la obra pública en todo el país y que están siendo investigadas como parte de un desprendimiento del caso iniciado a partir de la descripción de un sistema de recolección de bolsos con dinero que hizo Centeno, el ex chofer de Roberto Baratta.