La Cámara Federal  argumentó que se cayó la acusación contra el presidente de Boca Juniors, porque el fiscal Moldes no apeló el sobreseimiento de primera instancia.

La Cámara Federal porteña confirmó el archivo de la denuncia contra el presidente del club de la Ribera, Daniel Angelici, por supuesto tráfico de influencias en la Justicia Federal al considerar que el fiscal Germán Moldes no sostuvo la acusación.

Según constató TN, el Tribunal tuvo por desistida la apelación contra el fallo de primera instancia en el que el juez Sebastián Casanello sobreseyó a Angelici porque ante la Cámara el fiscal Moldes desistió de mantener la acusación de su par de primera instancia.

La causa se inició por una denuncia hecha en marzo de 2016 por el abogado Carlos José Díaz , a raíz de los dichos televisivos de la diputada nacional, Elisa Carrió, quien había señalado que el presidente de Boca Juniors «intervenía en la Justicia con el consentimiento de Macri».

Una de las acusaciones de la referente de la Coalición Cívica fue en torno a la figura de entonces juez federal Norberto Oyarbide, ante quien supuestamente el presidente de Boca habría transmitido los deseos del Poder Ejecutivo de que renunciara al cargo, algo que finalmente hizo.

El exjuez Oyarbide declaró ante Casanello y dijo que no conocía a Angelici, más allá de que existían fotos del presidente de Boca Juniors asistiendo a una celebración organizada por el magistrado por sus 20 años como juez del fuero federal.

El fiscal Moldes dijo que ya hubo una investigación contra Angelici por hechos similares en la que terminó sobreseído y en función de ello no se puede investigar dos veces a una misma persona y que la prueba pedida por Delgado sobre el entrecruzamiento de llamadas (hechas desde el teléfono de la pareja de Oyarbide, Claudio Hernán Blanco, al abonado de Fernando Miguel Pontoriero, «un empleado de Daniel Angelici» en la firma World Games SA.), «sería inconducente para aportar algo más a lo que ya hay”.

Así los integrantes de la Sala I de la Cámara Federal evaluaron que Moldes no mantuvo la acusación se tiene por desistido el recurso de apelación y queda confirmado el archivo de la denuncia.

Lo resolvió la Sala I de la Cámara Nacional en lo Contencioso Administrativo Federal, integrada por los jueces Rodolfo Facio y Carlos Manuel Grecco. Los Bingos del presidente de Boca habían planteado la inconstitucionalidad de la alícuota del 41,5% para tragamonedas y un juez le había dado razón.

La Sala 1 de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal revocó una medida cautelar que beneficiaba a empresas de juegos de azar de Daniel Angelici, y esas compañías deberán ahora pagar el impuesto a las Ganancias especial que rige sobre las máquinas tragamonedas, según la nueva resolución.

Las firmas Bingo Ramallo SA, World Games SA y Desarrollos Maipú SA habían obtenido de parte del juez en primera instancia Enrique Lavié Pico, en noviembre último, una medida cautelar para no pagar la alícuota especial del 41,5 por ciento del impuesto a las Ganancias. Ese tributo formó parte de la reforma del impuesto que votó el Congreso en diciembre de 2016 y rige desde enero del año pasado.

Según publicó en diciembre el diario La Nación, el fallo de Lavié Pico favorecía a Angelici en más de 10 millones de pesos. En vez de girar a la AFIP los 14 millones estimados de recaudación correspondiente a esa alícuota de Ganancias, el empresario y amigo del presidente Mauricio Macri solo debía dejar $ 1,5 millón como «caución» en los tribunales.

Pero el viernes, los camaristas Rodolfo Facio, Hernán Gerding y Carlos Grecco hicieron lugar a la apelación de la AFIP y el Estado Nacional y revocaron la medida. El fallo se conoció esta mañana, según informa TN.com.ar

Bingos-Ganancias by Será Justicia on Scribd

Tras la apelación del fiscal Federico Delgado, la Cámara Federal deberá dar su dictamen


Por falta de pruebas, la Justicia está cerca de dar por cerrada la investigación contra el presidente de Boca y amigo de Mauricio Macri, Daniel Angelici, por tráfico de influencias como operador del Gobierno con el objetivo de que el ex juez federal Norberto Oyarbide renuncie. Tras su sobreseimiento en esa acusación, la Cámara Federal deberá pronunciarse ante una nueva apelación del fiscal.

En noviembre pasado el juez federal Sebastián Casanello determinó que no se pudo comprobar que el ex magistrado haya abandonado su cargo gracias al condicionamiento de Angelici en un almuerzo en el restaurante Carletto. Versión que había sostenido el fiscal Federico Delgado y que tomó entidad judicial luego de que un abogada presentara una denuncia en base a las afirmaciones de la diputada Elisa Carrió  quien apuntó a que «Angelici interviene en la Justicia con el consentimiento de Mauricio Macri».

En su declaración, Oyarbide negó el encuentro y las presiones del presidente de Boca, al tiempo que los mozos del restaurante aseguraron no recordar tal encuentro. Además, se hicieron revisiones de los pagos de las comidas y declararon también el ministro de Justicia Germán Garavano , Fabián Rodríguez Simón y el ex procurador Esteban Righi .

Si bien Moldes admite que Angelici tiene vínculos con diferentes funcionarios judiciales, señaló que no hay pruebas de que este puede interferir en las decisiones de los magistrados. Por su parte Delgado detectó que el 4 de diciembre de 2015, salió una llamada del teléfono de Claudio Hernán Blanco, pareja de Oyarbide, hacia el teléfono de Fernando Miguel Pontoriero, a quien el fiscal identificó como empleado de Angelici en la firma World Games SA. Otra llamada se produjo el 12 de diciembre.
En contraposición, Moldes indicó que corroborar esas llamadas es inconducente porque nunca se podrá saber el contenido de esas conversaciones.