La representante del AVIVI apuntó contra la barra brava del club de Nuñez.


La titular de la ONG AVIVI, María Elena Leuzzi, denunció que recibió dos amenazas telefónicas luego de que su organización respaldara una presentación judicial por presuntos abusos sexuales de menores en River en el período 2004-2011.

«A las 5 siento que golpean muy fuerte la puerta de mi casa. Era la policía. Alguien llamó al 911 diciendo que estaba muerta», relató Leuzzi en declaraciones a radio Delta. Ayer también le habían dicho por teléfono que «la cortara» con la denuncia por abusos en la pensión de River.

La titular de AVIVI apuntó contra la barra brava del club de Nuñez: «No le interesa a la barra brava porque le ensuciás los trapos, la camiseta y deben cobrar guita para asustarme; yo les digo que no me rompan las pelotas, estoy haciendo mi laburo. Ellos cobran por ser matones y yo por defender a un niño».

La denuncia fue realizada por una médica cirujana que trabajó en las inferiores de River durante varios años y que fue informada de una serie de abusos cometidos por una persona transexual que se movía con libertad en los pasillos de la pensión millonaria.  La causa quedó a cargo del juez de instrucción Alberto Baños.

Por el momento no se ha encontrado relación alguna entre estos abusos y los cometidos a chicos de la pensión de Independiente, investigación en la cual han habido novedades en las últimas horas.

 

 

La trama de las inferiores del conjunto millonario no tendría, en principio, relación con lo sucedido en Independiente.


La nueva denuncia por abusos sexuales a menores que vivían en una pensión de River Plate devela detalles escalofriantes: la médica que trabajó en el club y que recurrió a la asociación de Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi) para visibilizar los casos relató que una persona transexual sería el “nexo” con los “pedófilos” y que la situación estaría “naturalizada” en el lugar. Aseguran que tras la denuncia, la letrada y los miembros de Avivi sufrieron amenazas.

La titular de Avivi, María Elena Leuzzi, señaló que la doctora aseguró que el primero que advirtió de esta situación fue el psicólogo del club a quien los jóvenes le manifestaron estar angustiados y luego revelaron haber sido abusados. Este los deriva a la médica ya que “los menores tenían un dolor en la zona pélvica que es muy común cuando hay abuso sexual anal”, además del temor a que los chicos hubieran contraído VIH durante los abusos.

Tras enterarse, la doctora acudió al director del área de salud de River y a un administrativo y “lo que recibió fue un ‘no te metas en esto’, no con un tono amenazante, sino como naturalizando que existen estas cosas adentro del fútbol”. “Esa es la sensación que a ella le dio”,contó el abogado de Avivi que hizo la denuncia, Andrés Bonicalzi.

En tanto, siempre según el relato de la cirujana, el abogado indicó que los abusos habrían sido cometidos por una persona transexual que era ajena a la institución y que “ingresaba dos o tres veces por semana al club y era vox populi que esta persona tomaba contacto sexual con los chicos”. “Se manejaba como habitué, sin ningún tipo de problema”, afirmó.

Las sospechas apuntan a que esa persona “hizo las veces de nexo” entre los menores y los presuntos “pedófilos” en tanto que se estima que los episodios ocurrieron “fuera de la puerta del club”. Al momento de tomar conocimiento y advertirles a los dos miembros de salud del club, la médica fue desvinculada “sin motivos” luego de volver de una licencia por embarazo.

Ahora, tanto ella como Leuzzi y el letrado que denunció sufrieron amenazas. “Me dijeron que la cortara con esto”, aseguró Leuzzi, advirtió tener un botón antipánico y agregó: “con Andrés tuvimos mucho miedo toda la noche porque era mucha la información que teníamos que traer. Estoy mal dormida, nerviosa, asustada. Miro para todos lados”.

“La barrabrava no va a querer que hablemos de esto. Pero, bueno, muchachos, tengan códigos. Una cosa es que se peleen con las hinchadas y otra cosa es que abusen a los pibes. Puede estar el hijo de cualquiera de los barrabravas ahí”, consideró en diálogo con Clarín.

La causa, por ahora, no tendría alguna vinculación con los abusos en Independiente. Bonicalzi confirmó que en principio son “dos causas separadas” pero que si se encuentran puntos de encuentro “pueden llegar a vincularse”. “Hoy por hoy, con los datos que a nosotros nos aportaron, no podemos ser concluyentes en relación con que existe una conexión con aquellos que aparecen como victimarios de la causa de Independiente”, detalló.

Se estima que la cirujana declarará en el transcurso de hoy: “Le va a tomar declaración ya el juzgado que va a terminar quedándose con la causa. Porque hoy (lunes) está el juzgado de turno, y mañana (martes) sortean un juzgado que ya va a comenzar con la instrucción de la causa. Y el fiscal que seguramente va a ordenar las primeras medidas de prueba será el fiscal Campagnoli, de la fiscalía de Nuñez/Saavedra”, indicó el abogado.

El hecho fue denunciado por jubilados argentinos de Esquel. Se trataría de chilenos que también percibirían una pensión en su pensión.


Cerca de veinte ciudadanos chilenos fueron denunciados por el cobro de jubilaciones en Argentina mientras residen en Faleufú, Chile, y cobran allí otra jubilación.

La denuncia fue presentada por un grupo de jubilados argentinos que concurren todos los meses a la filial de ANSES en Esquel y se encontraron con los jubilados chilenos que sólo cruzan la frontera en día de cobro, según pudo corroborar el organismo luego de chequear datos de Migraciones.

«El problema es que también cobran la jubilación en Chile. Es decir, nunca notificaron el cambio de domicilio, mantienen ambas jubilaciones y eso es un delito. Se naturalizaron, obtuvieron el DNI argentino e iniciaron los trámites para cobrar una suma importante, cada mes, en nuestro país», explicó a Infobae, Osvaldo Zampella, titular de la UDAI ANSES de Esquel.

Esquel

Los jubilados chilenos cruzan la frontera desde Futaleufú, un pueblo de tres mil habitantes en el sur chileno, desde el cual demoran cerca de hora y media en llegar hasta Esquel.

«La problemática se empieza a suscitar cuando extranjeros, chilenos en este caso, muchos de los cuales llegaron allá por el año 1974 para trabajar en la obra de Futaleufú, se han quedado algunos años en Argentina. Han hecho algunos aportes, nunca llegando a la cantidad de 30 años que es lo que solicita ANSES y hoy cruzan mensualmente la frontera, en días de cobro, para llevarse un dinero que no les corresponde», marcó el diario Política Chubut.
«Ingresan los días de cobro y ese mismo día regresan a Chile. Les lleva menos de 4 horas realizar el trámite. Además cobran el beneficio de vivir en una zona austral, lo que aumenta esa percepción en un 40%«, señaló Zampella. Todos los jubilados de la Patagonia cobran un plus del 40% por zona austral, por lo que una jubilación mínima es de $10,672,30
Zampella estimó que esa oficina entrega $300.000 al mes en jubilaciones a gente que no le corresponde cobrarla y sostuvo que es una situación que se repite en muchas oficinas de ANSES cercanas a pasos fronterizos.
«Si no tienen nada que esconder se presentarán. Si cruzan para intentar cobrar, allí veremos cuál es la situación de cada uno. Si transcurren 90 días, ANSES les retendrá el monto que perciben cada mes y deberán concurrir a las oficinas«, sentenció.

Lo confirmó el abogado del líder de los Camioneros. «Es una familia de criminales», había dicho la diputada oficialista.


La diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió acusó a los Moyano de ser «una familia de criminales»; ahora el líder sindical denunciará a la legisladora por «instigación a la violencia colectiva» contra los sindicalistas.

«Es indiscutible el perjuicio que genera en cualquier persona ser tildado de criminal. La decisión es que todos los integrantes de la familia Moyano inicien acciones legales y civiles», informó el abogado de la familia Moyano, Pablo Llermanos, con Radio 10.

El letrado explicó que la acusación «constituye un exceso que supera los límites tolerables» y «trata de estimular un linchamiento callejero sin sentencia«.

Llermanos recordó la desaparición del sindicalista norteamericano Jimmy Hoffa: «Fue el sindicalista camionero más famoso, que desapareció y su cuerpo nunca apareció. Es una incitación a que ocurra eso mismo»

«Sería como extender al ámbito político el caso Chocobar. Si sospecho que alguien es un criminal, aunque no se dice quién ha sido la víctima, pero lo afirman en formas reiteradas, la apelación es tremenda y recuerda a casos de la dictadura militar, cuando se justificaba la muerte de personas bajo el mote de subversivos», arriesgó el abogado.

 

Habrían colaborado sacando documentación clave para la causa contra el sindicalista.


El fiscal federal de La Plata Hernan Schapiro y la PROCELAC denunciaron a empleados del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME) por destrucción de pruebas y encubrimiento a partir de escuchas en la causa .

La denuncia fue presentada ante el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, quien ya abrió una causa paralela para investigar el hecho, y a su vez solicitó la extradición de Marcelo Balcedo por presunto lavado de dinero.

De esta forma, Kreplak va a investigar en paralelo el supuesto encubrimiento y el presunto lavado de dinero por parte de Balcedo y su mujer Paola Fiege.

Las supuestas maniobras de encubrimiento y destrucción de prueba se evidenciaron a partir de escuchas telefónicas de equipos a nombre de Balcedo pero que utilizaba personal del sindicato.

Los teléfonos estaban intervenidos desde antes de la detención de Balcedo ocurrida el 4 de enero pasado en Uruguay y mostraban conversaciones entre personal del SOEME que intentaba borrar pruebas. Las intervenciones comenzaron a mediados de diciembre y siguieron después de la detención.

En ellas aparece Andrea Carabajal, una empleada del SOEME, quien se comunica con un hombre identificado como “Diego” (sería Diego Cataldi) y le avisa que están mandado dinero en efectivo.

“Escuchame… tarea para el martes, porque es sumamente urgente, hoy ya no se puede… Tarea urgente para el martes; me dijo el contador que te avise… Apenas llegás… Yo ahora voy a ir a comprar los pendrives… Apenas llegas sacás todo lo que tenés en la máquina de San Juan y Mendoza… Lo que tenías en mails de cheques, ante la duda borrás todo, porque tenemos sí o sí allanamientos la semana que viene… A él le preocupa vos y yo porque tengo todos los cheques de Agus, así que yo ahora voy a ir a hacer un poco, porque yo tengo un montón… Y el martes Oscar y Juli que nos ayuden, y todo lo que tenemos de lo que sea, todo va afuera… No queda nada en SOEME“, le dijo Carabajal por teléfono a otra empleada.

“Che escuchame Dieguito, te hago una pregunta… Mirá que el contador me dijo que borres todo, todo, todo… O sea que si me decís que mandaste algo alguna vez, me lo vas a tener que mandar todo de vuelta”, surge de los dichos de Carabajal en otra escucha.

El senador consideró que es «inadmisible» que ambos funcionarios «justifiquen el acto delictivo» y enfatizó en el mayor grado de gravedad que es el hecho de que Macri asegure que constituye un «ejemplo del accionar policial»


El senador nacional Fernando «Pino» Solanas denunció al presidente Mauricio Macri y a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, por presunta «apología del delito» por el apoyo brindao al policía Luis Chocobar tras matar por la espalda a un delincuente en La Boca. Para Solanas, el efectivo cometió un «acto delictivo» que los funcionarios decidieron respaldar.

El legislador por Proyecto Sur presentó su denuncia ante el Juzgado Criminal y Correccional N°5 con la con la fiscalía a cargo de Federico Delgado contra el Presidente y su ministra de Seguridad por la posible comisión del delito previsto y penado por el artículo 213 del Código Penal de la Nación.

En este sentido, el senador consideró que «resulta inadmnisible que el primer magistrado de la Nación y los ministros que se han pronunciado sobre el caso, justifique» el «acto delictivo» que cometió Chocobar «consideránolo un acto meritorio que debe ser denfendido».

Macri recibió junto a la ministra Bullrich al policía de la Bonaerense quien fue procesado por su reacción durante el robo y apuñalamiento de un turista en La Boca donde Chocobar mató uno de los delincuentes que participó del asalto. En esa oportunidad, el mandatario manifestó su «orgullo» por el efectivo.

En tanto, calificó como más grave que el presidente diga que espera que «en otra instancia procesal la conducta de Chocobar sea justificada, poniéndolo como ejemplo de lo que debe ser el accionar policial».«El justificar el accionar de un imputado penalmente, significa hacer la apología del delito, máxime, cuando las pruebas de la causa, demuestran inequívocamente, que el policía no procedió de conformidad con las normas previstas por la ley penal, y los protocolos policiales respectivos. Macri se arroga funciones judiciales y su proceder no hace más que deslegitimar a la Justicia y a la división de poderes», concluyó el senador.

 

 

 

El Sumo Pontífice había respaldado en su reciente visita al país trasandino a un obispo que está acusado de tapar los abusos de otro sacerdote.


El Papa Francisco fue acusado de encubrir al obispo de Osorno (Chile), Juan Barros, que a su vez encubrió los abusos sexuales de menores de otro sacerdote, Fernando Karadima,

En su reciente visita a Chile, Francisco defendió el nombramiento de Barros como obispo de Osorno y sostuvo que no había «ni una sola prueba en su contra». Sin embargo, uno de los denunciantes entregó en 2015 una carta al Vaticano en la que detallaba los abusos de Karadima y el encubrimiento de Barros.

«Usted me dice con buena voluntad que existen las víctimas. Pero yo no las he visto, no se han presentado”, respondió Francisco al ser consultado por el tema. Pero Associated Press (AP) comprobó que la carta de Juan Carlos Cruz, una de las víctimas, fue entregada especialmente al líder del Vaticano por la Comisión Pontificia para la Protección de Menores en abril de 2015.

En esa carta Cruz relató como llegó durante la década del 80´ a la comunidad de Karadima tras la muerte de su padre. Allí contó con detalle como fueron los abusos sexuales del sacerdote y como Barros presenció los mismos, sin denunciarlos ante ninguna autoridad.

“Jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote (Karadima) cometía con sus víctimas”, dijo el obispo. “No he aprobado ni participado en esos hechos gravemente deshonestos y jamás he sido sancionado por un tribunal al respecto”, se defendió.

“No es posible que las lea todas, ni mucho menos que recuerde su contenido años más tarde. Podría haber estado cansado tras una semana de viaje por Sudamérica cuando dijo en una rueda de prensa a bordo del avión que las víctimas nunca habían acusado a Barros de encubrimiento. Pero no se trataba de una carta corriente, ni tampoco lo eran las circunstancias en las que llegó al Vaticano”, consideraron los periodistas de AP sobre la grave denuncia.

Juan Carlos Clarte, vocero de los Laicos de Osorno, sentenció que la revelación de AP “viene a confirmar lo que nosotros desde el año 2015 venimos denunciando, que finalmente es el conocimiento del papa sobre no sólo quién era Juan Barros, sino de las consecuencias nefastas que iba a traer su nombramiento”.

La modelo y conductora contó su experiencia juntó al presentador durante dos años de trabajo.


Los medios de comunicación se llenaron en las últimas semanas de relatos de acoso y maltrato por parte de Roberto Pettinato contra ex compañeras mujeres. La última en dar su testimonio fue la conductora y modelo Karina Mazzocco.

Fue muy difícil trabajar con él dos años. Yo soy una cultora del bajo perfil en mis más de 20 años de camino andado y nunca había dicho nada al respecto. Hoy a la tarde pensaba ‘Si Novaresio me pregunta acerca de este tema…’, y se me cruzaban por la cabeza la familia de Pettinato, sus hijos, su mujer… ‘¿Qué digo?’ Me preocupa lo que piense su familia, pero más me preocupan todas las denuncias que se hicieron hasta el momento. Esa película la vi», señaló Mazzocco en América TV.

La modelo compartió la conducción con Pettinato del ciclo «Todos al Diván» emitido por Canal Nueve entre 1999 y 2001. Mazzocco criticó los dichos de su ex compañero durante una entrevista con el diario Perfil.

«A veces pienso que el acoso sucede porque la otra persona tarda mucho tiempo en decirte que no quiere cog… con vos. Si la otra persona lo dijera rápidamente, el 50% de los hombres se achicarían», había dicho el ex saxofonista de Sumo.

«Me pasó que por poner el límite después fue peorNo solo el acoso; (también) el maltrato, el destrato y la descalificación», relató.

Pettinato fue denunciado en las últimas semanas por Mariela Anchipi, la mujer de Dady Brieva, y por otras mujeres con las trabajó: la periodista Fiorella Sargenti, la locutora Mariana de Iraola, la humorista Señorita Bimbo y Úrsula Vargues.