El funcionario se mantuvo firme en su postura, que sostiene el principio de inocencia hasta que haya sentencia firme.

El jefe del interbloque Argentina Federal en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, reafirmó que no corresponde quitarle los fueros parlamentarios a la ex presidente Cristina Kirchner, a pesar de la decisión de la Corte Suprema de confirmar su prisión preventiva en el marco de la causa por el Memorandum con Irán.

«Como dice la Corte, acá no hay sentencia definitiva», dijo el senador a la prensa. Además sostuvo: «No se ha modificado nada desde el punto de vista de nuestra posición» y resaltó que «no se llevó adelante el juicio ni se definió la responsabilidad penal sobre los hechos». No obstante, Pichetto aclaró que «cuando haya sentencia definitiva, procederá el desafuero».

Este jueves, la Corte Suprema de manera unánime desestimó los recursos de queja presentados por la ex presidente y el ex jefe de la AFI, Oscar Parrilli, en la causa por el Memorándum con Irán.De todas maneras la decisión queda supeditada al resultado del proceso de desafuero requerido por el juez de instrucción, Claudio Bonadio, que no cuenta con los votos suficientes en la Cámara alta para prosperar.

Cambiemos afirma que no se puede “dilatar” más el asunto mientras que la oposición busca evitar debatir el tema.

El líder del oficialismo en el Senado, Luis Naidenoff, y el senador cordobés Ernesto Félix Martínez plantearon tratar el desafuero de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sobre quien pesa una orden de detención dictada por el juez Claudio Bonadío, al argumentar que “viene dilatándose” junto a otros pedidos. Sin embargo, la reacción de la oposición fue de absoluto rechazo.

Durante una reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta del Congreso, Martínez sostuvo sin nombrar a la senadora: “hay situaciones que preocupan al Senado y al pueblo argentino, entre ellas los pedidos de desafuero que vienen dilatándose. Por eso proponemos que el primer miércoles que se reúna la comisión podamos debatir el tema”.

Naidenoff apoyó la propuesta pero luego Marcelo Fuentes reaccionó en repudio en nombre del espacio junto al jefe de bloque, Miguel Ángel Pichetto, quien enardecido, explotó en medio de la discusión: primero advirtió que habría que comprobar si no se venció el plazo de 60 días que la comisión tenía para tratar tal tema, antes de pedir una sesión para efectuarlo.

Luego, aseguró que lo estipulado para esta fecha era “elegir autoridades”.No le vamos a rehuir a este debate, lo que veo es que se trata de utilizar este tema en una coyuntura para tener un título en los diarios”, deslizó y luego se retiró de la reunión dando un “portazo” para dejar ver su furia.

“Me molesta de sobremanera cuando no se cumplen las reglas, se incurre en la estupidez de abrir un tema cuando esta convocatoria tenía como objetivo elegir autoridades. Cuando tengamos que discutir ese tema, se hará a fondo. Vamos a discutir también la responsabilidad de los senadores y diputados que votamos un acuerdo internacional. No tengo ningún miedo en tratar ese tema y el desafuero“, resaltó con bronca.

Fuentes, por su parte,  cuestionó la manipulación de la investigación del memorándum con Irán por parte del magistrado a cargo y la acusación por “traición a la Patria”, razón por la cual la ex mandataria tiene una orden de arresto que los fueros parlamentarios impiden que se ejecute.

Tras la reunión, la comisión resolvió recopilar todos los pedidos judiciales que incluyan los fueros de los senadores para saber en qué estado se encuentran.

El senador por Catamarca Dalmacio Mera estará a cargo del  cuerpo de Asuntos Constitucionales.

Según publica Infobae, el peronismo presidirá la estratégica comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que deberá resolver el pedido de desafuero de la ex presidenta y actual senadora Cristina Kirchner, informó este jueves el jefe del interbloque de senadores Argentina Federal, Miguel Pichetto.

En las negociaciones que el peronismo mantiene con Cambiemos por el reparto de poder en el Senado se acordó que, de las 27 comisiones en las que se discuten los proyectos de ley en el cuerpo, el oficialismo presidirá diez y el peronismo otras tantas, mientras que las otras dos fuerzas políticas de menor envergadura, el kirchnerismo y el peronismo federal, conducirán las siete restantes.

Según fuentes de la Cámara alta, el Frente para la Victoria pidió presidir tres comisiones, Medio Ambiente, Industria y Educación, pero ésta última quedó en manos del PJ, y la ex presidenta Cristina Kirchner solicitó integrar, además de Presupuesto, las comisiones de Asuntos Constitucionales y Relaciones Exteriores.

El reparto de comisiones se tensó en los últimos días después de que el oficialismo anunció al PJ que había sumado un integrante, con lo cual tenía la misma cantidad de senadores que el peronismo, 25 senadores cada interbloque, debido a que la representante del Movimiento Popular Fueguino, Miriam Boyadjián, confirmó su pase al interbloque de Cambiemos.

Aún así, y pese a que quedaron en igualdad de condiciones, el bloque de Pichetto no cedió y mantuvo su reclamo por la comisión de Asuntos Constitucionales, algo que finalmente se le concedió esta tarde, según confirmó el propio senador rionegrino a la prensa acreditada en el Senado.

La resolución se tomó tras una reunión en el despacho del presidente provisional del Senado, Federico Pinedo y el jefe del bloque de PRO, Humberto Schiavoni.

Aunque Pichetto no dio nombres, fuentes parlamentarias informaron que el senador por Catamarca Dalmacio Mera será el presidente de Asuntos Constitucionales, hasta diciembre pasado en manos del kirchnerista Marcelo Fuentes.

El PJ se impuso así en la pulseada por la comisión que deberá definir el pedido de desafuero formulado por el juez Claudio Bonadio contra la senadora y ex presidenta Cristina Kirchner, en el marco de la causa por el supuesto encubrimiento del atentado a la mutual judía AMIA, ocurrido en 1994.

Pichetto confirmó que además de las diez comisiones permanentes que presidirá el PJ también conducirán la bicameral que investigará las causas de la desaparición del submarino Ara San Juan y la de control Revisora de Cuentas, hasta fines de 2017 presidida por el kirchnerista José Mayans.