La defensa del ex funcionario aseveró en que los millones de los bolsos se los dio un secretario de Cristina Kirchner.

 

El ex secretario José López pidió su absolución en el juicio por enriquecimiento ilícito en donde solicitaron su condena a seis años de prisión.

La defensa del ex funcionario kirchnerista, Pamela Bisserier, aseguró que los casi nueve millones de dólares que estaban en los bolsos llevados al convento de General Madariaga en 2016 no pertenecían a López.

Bisserier insistió en aseverar que ese dinero había sido entregado por el entonces secretario de Cristina Kirchner Fabián Gutiérrez.

Según la defensa, López se vio forzado a manejar ese dinero, porque Gutiérrez era una persona violenta. «La tenencia de cualquier activo por parte de mi defendido no significa que sea parte de su patrimonio», dijo Bisserier ante el TOF 1.

En el juicio oral, López había asegurado que Gutiérrez le pidió mover plata que era de Daniel Muñoz.

Además de López, en el juicio está también acusada, entre otros, su ex esposa, María Amalia Díaz, para quien la Oficina Anticorrupción pidió una pena de cuatro años de prisión.

Las viviendas están a nombre de cinco presuntos testaferros del ex magistrado. 


La División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad realizó una decena de allanamientos en propiedades vinculadas al ex juez federal Norberto Oyarbide, en el marco de una causa por enriquecimiento ilícito.

Los procedimientos fueron realizados en la Ciudad de Buenos Aires y en las localidades bonaerenses de Lomas de Zamora y Ciudadela. El objetivo, según fuentes judiciales, fue «identificar a todos los ocupantes de los inmuebles a allanar y procurar el secuestro de documentación contable vinculada a las empresas objeto de la investigación».

Los operativos fueron ordenados por el juez federal Sergio Torres tras el pedido del fiscal Jorge Di Lello. Las propiedades están a nombre de cinco empresarios: Ariel Roperti, Claudio Blanco, Jorge Bladimisquy, Ariel Feur y Cristina Ramírez.

María Martha Cavallaro, ex esposa de Roperti, es la testigo clave en esta causa. Ella fue quien denunció que su ex marido tuvo un crecimiento patrimonial de gran magnitud desde 2010, momento en el que conoció a Oyarbide.

El ex juez renunció a su cargo en 2016 para evitar el juicio político por un sinfín de irregularidades y acusaciones de mal desempeño.

 

La presentación fue realizada por el ex legislador Gustavo Vera, pero patrocinada por el líder camionero.


El titular de La Alameda, Gustavo Vera, denunció a la diputada nacional de Cambiemos Graciela Ocaña por enriquecimiento ilícito. La presentación cuenta con el apoyo del líder sindical Hugo Moyano, quien mantiene hace tiempo una disputa con la ex ministra de Salud.

La denuncia es por los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, negociaciones incompatibles con su condición de funcionaria pública y falsedad maliciosa en la presentación de su declaración jurada del año 2016.

Pablo Llermanos, abogado de la familia Moyano, fue el encargado de hacer la presentación en representación de Vera.

Vera remarcó el incremento patrimonial de la diputada, ya que «pasó de $ 1.523.321,70 a $ 4.052.874,46, aclarándose que había adquirido deudas por 629.714,03 pesos».

Otro de los puntos de la presentación es que «declara como terreno baldío una mansión valuada en casi 1 millón de dólares ubicado en un country de la localidad bonaerense de General Rodríguez», que según Vera es «una parcela de 1.050 m2 en el Barrio privado ‘Terravista’, ubicado en Colectora Norte Acceso Oeste, valuado en $ 900.000,00».

Desde el entorno de Ocaña desmintieron a Perfil el contenido de la denuncia. Su encargado de prensa, Pablo Ávila, sostuvo que el incremento «se debe a que vendió la casa de Haedo y un automóvil Peugeot».

Además, justificó la presentación como terreno baldío de la casa porque «al desprenderse de un bien, la AFIP tarda en registrarlo y no puede poner de valor cero, por eso el valor simbólico del centavo».

La periodista está imputada en la causa en la que está involucrado su ex pareja Amado Boudou.


El juez federal Ariel Lijo le tomará declaración indagatoria este miércoles desde las 10 a la periodista Agustina Kampfer en una causa por enriquecimiento ilícito.

Kampfer, ex pareja del ex vicepresidente Amado Boudou, forma parte de esa investigación junto a Boudou y su socio José María Nuñez Carmona.

Esta fue la causa por la cual tanto el ex ministro de Economía como el empresario terminaron detenidos de manera preventiva por más de 70 días, antes de ser beneficiados por un fallo dividido de la Sala I de la Cámara Federal.

La Cámara Federal aceptó el pedido de excarcelación del ex vicepresidente y ordenó la liberación en la misma causa de su amigo José María Núñez Carmona. De todas formas el ex funcionario del kirchnerismo seguirá detenido por  irregularidades con viáticos falsos cuando era ministro de Economía.

La Cámara Federal porteña ordenó la excarcelación del exvicepresidente que, pese a esta medida, seguirá preso en el penal federal de Ezeiza. El beneficio que le concedieron fue en la causa por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, en la que la Cámara concedió la libertad a Nuñez Carmona, pero tiene prisión preventiva por otro expediente.

El exfuncionario kirchnerista sigue con prisión preventiva por orden del juez Ariel Lijo, por malversación de fondos, a partir de la presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos en la rendición de viajes, cuando era ministro de Economía.

Mañana será otro día importante para el ex vicepresidente, ya que habrá una nueva audiencia de la Cámara Federal para analizar un pedido de apelación al procesamiento y prisión preventiva resueltos por Lijo en la causa de los viáticos «truchos».

fallo boudou by Será Justicia on Scribd

Nuñez Carmona Fallo by Será Justicia on Scribd