En el marco de la causa Odebrecht, investigado por presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión, se disparó en la cabeza tras recibir una orden de arresto.

 

El ex presidente de Perú, Alan García, murió tras permanecer internado en la mañana de este miércoles luego de dispararse en la cabeza tras cononer la decisión del Poder Judicial, que aprobó el pedido de la fiscalía para detenerlo por un plazo de 10 días en el marco del caso Odebrecht, dado que era investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión.

Según informaron los medios locales, cuando la Policía intentó detenerlo, el ex presidente se disparó en la cabeza. Por tal razón, fue trasladado a la sede de Medicina Legal, ubicada en el centro de Lima, donde permaneció internado en grave estado hasta su fallecimiento,

“Esta mañana ha sucedido este lamentable accidente: el presidente tomó la decisión de dispararse”, dijo su abogado Erasmo Reyna en la puerta del Hospital de Emergencias Casimiro Ulloa, en Lima.

En el primer parte médico, el Ministerio de Salud de Perú había informado que “el ex presidente Alan García Pérez ingresó al hospital de Emergencias José Casimiro Ulloa a las 6:45 con diagnóstico de impacto de bala, entrada y salida, en la cabeza”, mientras que se encontraba “en la sala de operaciones de dicho hospital desde las 7:10” y su estado era “delicado y pronóstico reservado”.

El martes en la noche, la cadena televisiva peruana RPP transmitió una entrevista de Alan García en la que afirmó que estaba siendo objeto de una persecución política por parte del presidente Marín Vizcarra. “Hay una obsesión, ‘si todos están, ¿por qué él no?, métanlo a la cárcel, háganle algo’, pero todavía hay leyes. ¿Tanto trabajo les cuesta haber tenido un presidente que no roba?”, expresó García en el registro audiovisual.

Fue en el marco de la causa Odebrecht, investigado por presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión. Está en estado grave.

 

En el marco del caso Odebrecht, la Justicia peruana ordenó la detención del expresidente Alan García investigado por los presuntos delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión.

Según informan los medios locales, cuando la Policía intentó detenerlo, el exmandatario se disparó en la cabeza. Por tal razón, fue trasladado a la sede de Medicina Legal, ubicada en el centro de Lima, donde está internado en grave estado y podría ser operado.

Además, junto al ex mandatario, se detuvo a su ex ministro de Presidencia, Luis Nava.

El martes en la noche, la cadena televisiva peruana RPP transmitió una entrevista de Alan García en la que afirmó que estaba siendo objeto de una persecución política por parte del presidente Marín Vizcarra. “Hay una obsesión, ‘si todos están, ¿por qué él no?, métanlo a la cárcel, háganle algo’, pero todavía hay leyes. ¿Tanto trabajo les cuesta haber tenido un presidente que no roba?”, expresó García en el registro audiovisual.

Perú suma cuatro ex presidentes investigados en el marco del caso Odebrecht: Ollanta Humala, Alejandro Toledo, actualmente prófugo de la justicia,  y Pedro Pablo Kuczynski.

 

El exmandatario había sido acusado de lavado de activos por la Fiscalía el año pasado

 

La Justicia de Perú ordenó la detención del expresidente Pedro Pablo Kuczynski en el marco de una investigación que se le sigue por el presunto delito de lavado de activos en el escándalo de corrupción de Odebrecht.

“El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria ordenó la detención preliminar por 10 días contra el ex presidente Pedro Pablo Kuczynski”, indica un comunicado del Poder Judicial que dispuso el arresto por 10 días.

En junio del año pasado, el fiscal José Domingo Pérez abrió una Investigación Preliminar por lavado de activos contra los ex presidentes peruanos Kuczynski, Alan García y Alejandro Toledo, a raíz de los presuntos aportes de la empresa brasileña Odebrecht, según informó este domingo el Ministerio Público.

Las investigaciones se originaron por la declaración del exdirectivo de la constructora brasileña en Perú, Jorge Barata, recibida por fiscales peruanos en Brasil, donde se refiere a aportes de campaña que presuntamente la compañía hizo a sus respectivas organizaciones políticas.

Kuczynski renunció a la presidencia de Perú en marzo último por sus vínculos con Odebrecht, tras dejar el gobierno de Toledo en el cual fue primer ministro y titular de Economía.