El portal TechCrunch reveló que la red social le ofrecía 20 dólares a los jóvenes para saber todo lo que hacían con el celular.

El sitio tecnológico TechCrunch denunció que desde 2016, y a cambio de 20 dólares al mes, Facebook siguió el comportamiento en Internet -incluido el contenido de chats y correos electrónicos- de usuarios de entre 13 y 35 años a través de una app, según informó TN Tecno.

El software, disponible para celulares con sistemas operativos Android e iOS, se llama Facebook Research y estaba disponible para su descarga desde 2016.

Por su parte, la BBC publicó que la app ya fue retirada de la tienda de Apple, el sitio utilizado para descargas de aplicaciones para iPhone.

La BBC afirmó que la aplicación tiene la capacidad de brindar a Facebook el contenido de los mensajes privados en los chats (incluyendo sus fotos y videos), el contenido de los correos electrónicos, el historial de la navegación, qué aplicaciones tiene instalada el equipo, y la información de los lugares visitados, entre otros datos.

La aplicación Facebook Research, todavía está disponible para teléfonos Android.

Desde las Casa Rosada reconocieron que Cambridge Analytica ofreció sus servicios en varias oportunidades, pero aseguraron que nunca se avanzó con el acuerdo.

Luego de que se conociera el escándalo por la apropiación de información de más de 50 millones de usuarios de Facebook a manos de la empresa Cambridge Analytica para influir en elecciones en varios países en los que está involucrada la Argentina, la Cámara Nacional Electoral (CNE) ordenó una “auditoría interna” con el fin de comprobar si finalmente la empresa participó o no en los comicios nacionales.

Mediante una cámara oculta, el CEO de Cambridge Analytica Alexander Nix contó cómo la empresa trabajaba en la campaña electoral de Donald Trump y que también lo hizo en países como Nigeria, República Checa, Kenia, e incluso en la Argentina.

Sin embargo, desde el Gobierno negaron que esto sea así. Según reveló Infobae, una fuente calificada del Gobierno reconoció que “en varias oportunidades” recibieron la propuesta de los servicios de la consultora, pero nunca se avanzó con ese acuerdo. “Nosotros preferimos tener el control sobre nuestros equipos y no tercerizar este tipo de trabajos”, relató la misma fuente.

Por su parte, el diputado del Frente para la Victoria Juan Cabandié presentó ante el CNE un pedido en el que solicita que se remita la documentación referida a “gastos informados por la Alianza de Cambiemos y los partidos políticos que integran o la integraron”.

La Cámara Nacional Electoral intenta determinar si la compañía también usó datos privados en el país.


El escándalo mundial que amenaza con derrumbar a Facebook podría tener sus implicancias en Argentina, luego de que uno de los ejecutivos de Cambridge Analytica nombrara al país como uno de los que fueron parte de campañas hechas a través del uso de datos privados de la red social.

La versión surgió a partir de un informe del canal británico Channel 4, que grabó una cámara oculta a los directivos de la consultora que obtuvieron datos de millones de usuarios de Facebook para usarlos en «campañas sucias» en Estados Unidos, pero que también se habría extendido a otros países.

Por este motivo, la Cámara Nacional Electoral (CNE) intentará determinar si Cambridge Analytica tuvo participación en alguna campaña electoral en el país a partir del robo de datos privados. Está confirmado que la consultora trabajo con los candidatos republicanos Donald Trump y Ted Cruz en Estados Unidos, el Brexit en Gran Bretaña y en Nigeria, Kenia, República Checa e India, entre otros.

El diputado del Frente Para la Victoria Juan Cabandié elevó un pedido de informe a la CNE para que se determine si esta empresa o su matriz Communications Laboratories (SCL) tienen sucursales en Argentina con ese nombre u otro.

SCL Group muestra una sede en Argentina ubicada en Arenales 951, Retiro. El domicilio solo funcionaría para la recepción de correspondencia y todas los pedidos serían elevados directamente a Londres.

 

 

Un informe de un noticiero británico muestra imágenes y resalta que la compañía encargada de filtrar datos para realizar “campañas sucias” habría realizado operaciones en Argentina.

En el marco del escándalo que protagoniza Facebook por la filtración de datos personales para el diseño de “campañas sucias” en diferentes países, el informe periodístico de Channel 4 que acusa a la empresa Cambridge Analytica (CA) de ser la responsable de la maniobra revela que la misma, habría actuado en la Argentina.

La investigación que realizó el noticiero británico,  que generó un impacto tal que generó una abrupta caída en la cotización de la compañía que lidera Mark Zuckerberg, muestra desde el inicio del vídeo difundido por el medio imágenes de una manifestación en Buenos Aires.

Al mismo tiempo, en la nota gráfica se resalta que “en las reuniones, los ejecutivos se jactaron de que CA y su empresa matriz Strategic Communications Laboratories (SCL) habían trabajado en más de doscientas elecciones en todo el mundo, incluidas las de Nigeria, Kenia, República Checa, India y Argentina“.

Sobre esta vinculación, fuentes del Gobierno aseguraron a Clarín que tal consultora “nunca trabajó con Cambiemos” mientras que desde la oposición también negaron relación o conocimiento. Sin embargo, existe una filial de la compañía en el país que si bien tiene una dirección no tiene un teléfono en tanto que nadie responde la casilla de mail desde la noche del lunes.

 

La investigación

Un periodista encubierto como político de Sri Lanka obtuvo las declaraciones del presidente ejecutivo de Cambridge Analytica, Alexander Nix, y a otros dos directivos subalternos de él, Mark Turnbull y Alex Tayler, sobre todas las maniobras que realizaron con el objetivo de manipular tanto a electores como a dirigentes. Entre ellas, revelan las intervenciones decisivas en dos de los resultados con más impacto en el mundo: la victoria de Donald Trump, en Estados Unidos, y el Brexit en Gran Bretaña.

Este video muestra las caras de quienes fueron apuntados por The Observer, The New York Times y The Guardian, que habían detallado las maniobras realizadas en base a millones de datos recolectados por una falla de seguridad de Facebook.

En estas cámaras ocultas afirman, además, “estar acostumbrados a operar en las sombras” y se fanfarronean de que podrían enviar “chicas de Ucrania” a eventuales adversarios políticos, para filmarlos y difundir ese material por internet, estrategia que se suma a otros hechos ilícitos como sobornos y de financiamiento espurio de campañas que confesaron.