El jefe de Gobierno consideró el fallo del juez Roberto Gallardo es “más políticos que otra cosa”.

 

El jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta se mostró en contra del fallo judicial ordenada por el juez Roberto Gallardo de suspender la actividad de Rappi, PedidosYa y Glovo.

Larreta criticó con dureza al magistrado y defendió el servicio que prestan las empresas de delivery. “Lo de Gallardo, cualquier cosa… sus fallos son más políticos. El tema es que después todas (las decisiones) se las apelamos y se las ganamos…”, apuntó y aclaró que las compañías “están legalmente constituidas, pagan sus impuestos, son utilizadas por mucha gente y dan mucho trabajo, generan puestos laborales”.

“Una cosa es que trabajemos para ver cómo se regulan estas nuevas opciones que aparecen con la tecnología, pero otra es prohibirlo y dejar en la calle un tendal de gente, justo con la necesidad de trabajo que hay…”, cuestionó en declaraciones radiales y agregó: “Es un fallo más de los tantos que nos tiene acostumbrados”.

El gobierno porteño decidió apelar esta decisión judicial, con la aclaración de que se trabaja en la regulación de las aplicaciones, siempre con la premisa de “respetar los puestos de trabajo”.

Tras el fallo, se le ordenó a la Policía de la Ciudad que se realicen operativos en la vía pública para identificar a los conductores de ciclorrodados y motovehículos afectados al transporte de mercadería y verificar las condiciones de seguridad de su tarea diaria.

 

Durante el fin de semana, la Policía secuestró pedidos. Las empresas Glovo, Rappi y Pedidos Ya no explicaron por qué no acataron el fallo. Dijeron que apelarán.

 

A pesar del fallo por parte del juez Roberto Gallardo, quien ordenó la suspensión de la actividad de reparto en moto o bicicleta de las aplicaciones de delivery, y la presencia de controles de la Policía de la Ciudad, los trabajadores siguen haciendo el reparto ya que se necesita trabajar y consideran que esta decisión atenta contra su fuente de ingreso.

Según fuentes judiciales, ninguna de las tres firmas involucradas, Glovo, Rappi y Pedidos Ya, apeló el fallo. Sin embargo, algunas ya adelantaron que lo harán.

A través de un comunicado, Rappi manifestó su preocupación, lamentó la decisión judicial y aseguró que apelará. Según consigna Clarín, desde esta compañía informaron que “el servicio funcionó con normalidad durante el fin de semana” y no dieron explicaciones sobre las razones por las que no acataron la determinación de la Justicia.

En Glovo dijeron que “el equipo legal y corporativo continúa trabajando en el tema, en la búsqueda de más diálogo y consenso”.

Por su parte, Pedidos Ya tampoco quiso contestar sobre lo ocurrido durante el fin de semana. En este caso, compartieron un comunicado en el que aseguraron que la compañía “continúa trabajando y cooperando con el Gobierno de la Ciudad para mejorar los estándares de la actividad”.

La Policía de la Ciudad ya comenzó a secuestrar mercadería. Los controles se instalaron en seis puntos de Capital y se encuentran allí entre las 11 y las 14 y las 20 y 24. “El sábado arrancaron los operativos para cumplir con lo ordenado por el juez Gallardo”, detallaron.

El magistrado suspendió el viernes pasado la actividad de reparto hasta que las empresas regularicen la situación laboral de su personal y cumplan con el Código de Tránsito y Transporte. Además, dispuso el bloqueo de los pagos con tarjetas de crédito, aunque hasta este domingo seguían funcionando. Y solicitó los operativos policiales que sí comenzaron a realizarse.