La fecha de inicio será el 5 de junio ya que los abogados de la acusada alegaron que en la semana de mayo cuando debería comenzar el juicio tenían otras audiencias.

El juicio oral y público por el crimen del joven Fernando Pastorizzo, ocurrido en diciembre pasado, se pospuso por dos semanas y arrancará el próximo 5 de junio en los Tribunales de Gualguaychú, tras el pedido de retrasar el inicio del debate realizado por la defensa de la imputada Nahir Galarza.

Los abogados de la acusada pidieron postergar el comienzo del debate, que iba a comenzar el 21 de mayo, porque adujeron que tenían otras audiencias durante esa semana, por lo que les era imposible ejercer personalmente la defensa de Galarza. El pedido fue aceptado por la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA), que realizó las modificaciones pertinentes para llevar adelante el debate.

Ahora con la nueva fecha de inicio, se espera que las audiencias sean los días 4, 5, 7, 11, 12, 14, 18, 19 y para el 21 de junio está previsto que se concreten los alegatos de las partes.

Según publicó el diario El Día de Gualeguaychú, durante los alegatos se espera que los abogados defensores pidan la absolución de la joven. El Tribunal de Gualeguaychú será presidido por el camarista Mauricio Derudi a quien secundarán el juez Arturo Dumón y la jueza Alicia Vivian.

El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre último alrededor de las 5:00 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos. La joven había dicho que los disparos fueron cometidos con el arma reglamentaria de su padre que es efectivo de la Policía de la provincia de Entre Ríos.

Sin embargo, en una segunda declaración dijo que había sido su novio el que había tomado el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental.

El 11 de abril pasado, el juez de Garantías Mario Figueroa determinó que Galarza sea juzgada por el delito de “homicidio doblemente calificado”, al elevar el caso a juicio.

Fuente: NA

El juez Mario Figueroa unificó la acusación por homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja contra Nahir Galarza que seguirá preventivamente detenida hasta el 30 de abril. Se rechazó la triple imputación -por alevosía- pedida por la querella.

Tras un cuarto intermedio el juez Mario Figueroa decidió elevar a juicio la causa por el asesinato de Fernando Pastorizzo. El magistrado unificó la acusación por homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja. De esta manera la acusada, Nahir Galarza, seguirá detenida con prisión preventiva en la Comisaría de Minoría y Familia hasta el 30 de abril.

La Fiscalía pidió la calificación de homicidio doblemente calificado, por el uso de arma de fuego y el vínculo. Y las querellas habían solicitado agregar la alevosía, y el consecuente homicidio triplemente calificado. En tanto, la defensa sostiene que se está ante un homicidio culposo en el marco de la violencia de género.

En este marco, el juez Figueroa unificó  la acusación por homicidio doblemente calificado por el uso de arma y la relación de pareja, y rechazó la tercera agravante, por alevosía.

Será la quinta vez que los abogados de la joven entrerriana presenten un recurso para sacarla de la cárcel.


La defensa de Nahir Galarza (19), la única acusada del crimen de Fernando Pastorizzo (20), pedirá otra vez la excarcelación de la joven. Esta vez será en la audiencia ante el Tribunal Superior de Juicios y Apelaciones de Gualeguay, Entre Ríos.

La joven está imputada de homicidio doblemente agravado por el vínculo y uso de arma de fuego. Los abogados de Galarza presentaron un mes atrás la recusación del juez de Garantías Mario Figueroa y el fiscal Sergio Rondoni Caffa por supuesta «falta de objetividad e imparcialidad» en el análisis del expediente.

Esta será la quinta vez que los abogados de Galarza apelan la prisión preventiva. La misma fue dictada por el juez de Garantías subrogante Guillermo Biré, confirmada por su par Javier Candenas. La medida fue respaldada por Figueroa a su vuelta de las vacaciones y por la jueza de Apelaciones María Angélica Pivas.

El tribunal es presidido por la propia Pivas, quien está acompañada de Darío Crespo y Roberto Cadenas. La situación no es alentadora para la hija del policía y se espera que llegue a juicio en prisión.

 

El jueves la joven podría recuperar su libertad, tras la revisión de su prisión preventiva. El manager subió un nuevo video y cuestionó la «satanización mediática» de la acusada.

En 48hs Nahir Galarza podría abandonar la Comisaría de la Mujer de la localidad de Gualeguaychú, donde se encuentra detenida desde hace un poco menos de tres meses, tras ser acusada de asesinar a su exnovio, Fernando Pastorizzo. El jueves de esta semana, después de las denuncias por violencia «psicológica y física» presentadas por la defensa, se realizará una nueva audiencia de revisión de la prisión preventiva de la única imputada del caso.

Para el fiscal Sergio Rondoni Caffa la investigación está terminada y solo resta esperar el inicio del juicio oral. En cambio, los abogados de la joven de 19 años denunciaron violencia institucional. Su argumento es una serie de medidas cuya parcialidad y falta de objetividad afectaron el debido proceso y pidieron, en consecuencia, su nulidad, según consigna una nota de TN.com.ar.

El vocero de la familia de la acusada, Jorge Zonzini, subió un nuevo video a sus redes sociales cuestionando el trabajo del fiscal. «El video que grafica como el fiscal de Gualeguaychú, Sergio Rondoni Caffa, en su raid televisivo, intenta instalar en perfil demoníaco de Nahir supliendo el principio de juicio justo y el principio de inocencia», escribió el manager.

Nahir Galarza, única imputada por el crimen de Pastorizzo, quedó detenida después de confesar haber sido la autora de los dos disparos que terminaron con la vida del joven, la madrugada del 29 de diciembre del año pasado.

Aseguraron que “no son imparciales”, luego de que le fueran denegadas una serie de medidas de prueba.


La defensa de Nahir Galarza, la joven imputada en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú del crimen de su novio Fernando Pastorizzo, recusó en las últimas horas al juez y el fiscal del caso al argumentar que “no son imparciales”.

La recusación fue presentada este martes en la mesa del Juzgado de Garantías y el propio juez, Mario Figueroa, será quien hoy decida sobre el futuro de este requerimiento.

La presentación de la defensa se hizo efectiva el día después al momento en que el juez de Garantías hizo lugar al inicio de la etapa intermedia que es la clausura de la Investigación Penal Preparatoria.

Para la defensa, las decisiones del juez Mario Figueroa no han sido iguales para uno y otro lado ante un mismo pedido.

En el escrito se afirma que “existe una conducta reñida con las normas del Código Procesal Penal y de la Constitución Nacional que afectan la garantía de imparcialidad”.

“El Magistrado falló en contra de lo postulado por la defensa sin respetar la línea argumental, por la cual en una anterior oportunidad el Juzgado de Garantías que hoy tan dignamente preside, le concedió la misma prueba al órgano de la acusación”, se agregó en la recusación presentada este martes por la mañana por el abogado Pablo Sotelo.

El reclamo al cual se hace mención se debe a un rechazo que sufrió la defensa ante la solicitud de ingresar al Facebook de Fernando Pastorizzo para revisar los mensajes del joven con sus amigos. El Fiscal se opuso a que se produzca esto para preservar la intimidad de la víctima y el Juez de Garantías lo avaló.

La defensa cree que esta negativa solo se fundamenta en “evitar que la defensa tenga acceso a esa información, o se encuentra ocultando información”.

“No debe olvidar las funciones del Juez de Garantías, que debe velar por el debido proceso y dentro de esto la garantía de imparcialidad”, se denunció.

En el escrito se afirma que ni Figueroa, ni Guillermo Biré cuando actuó como subrogante en el inicio de la causa, “puso reparos en la intimidad de la víctima cuando el Fiscal pidió ver los mensajes de texto, las llamadas entrantes y salientes, los WhatsApp, el Twitter, de hecho en el legajo de apelación está autorizado el Fiscal a ver todas y cada una de estas redes sociales”.

El crimen de Fernando Pastorizzo ocurrió 29 de diciembre alrededor de las 5 de la madrugada y Nahir Galarza confesó más tarde haber sido la autora de los disparos salidos del arma reglamentaria de su padre policía, aunque en una segunda declaración dijo que había sido su novio el que había tomado el arma y que los disparos los había hecho en forma accidental.

La confesa asesina de Fernando Pastorizzo difundió una misiva a través de su vocero que fue negada horas más tarde por el instituto.


Nahir Galarza escribió una carta desde la cárcel en la que agradeció al Instituto Nacional de las Mujeres (INAM) su presunta participación en el caso y pidió a su titular; Fabiana Tuñez, que la visite en el penal de mujeres de Gualeguaychú.

La joven de 19 años expresó su «agradecimiento eterno por su intervención en el caso que aquí en Gualeguaychú me tiene como detenida con prisión preventiva» y aseguró que le «encantaría la posibilidad de que usted pueda tener el buen gesto de una entrevista personal» en su celda.

Sin embargo, desde el INAM aseguraron que no tomaron participación en el caso ya que no tienen acceso al expediente. Tuñez opinó que la estrategia del vocero de la familia Galarza, Jorge Zonzini, fue «equivocada».

«Lo único que hizo fue dejar material que tiene que ver con la foto de las desgrabaciones de los WhatsApp. Nosotros como organismo, cualquier cosa que se presenta la recibimos pero de ninguna manera vamos a intervenir en esta causa sin haber tenido acceso al expediente», explicó.

«Esto forma parte de una estrategia que definió este señor que ni siquiera es abogado. Como institución nos manejamos con los abogados, independientemente de que podemos recibir a los familiares para contenerlos en esta situación», sostuvo al portal BigBang News.

LA CARTA COMPLETA

A la sra. Directora Ejecutiva del I.N.A.M.

Fabiana Tuñez

Me dirijo a usted a los fines de dar mi agradecimiento eterno por su intervención en el caso que aquí en Gualeguaychú me tiene como detenida con prisión preventiva. Asimismo le transmito que me encantaría la posibilidad de que usted pueda tener el buen gesto de una entrevista personal aquí en mi celda. Para ello el señor Zonzini, Jorge quien se encuentra a cargo de mi exposición en los medios como único portavoz de mi verdad, en caso de ser factible queda a su disposición para el traslado a esta ciudad si fuera necesario.

Desde ya, una vez más, gracias por sus esfuerzos.

Nahir Galarza

El acceso se logró mediante el acceso de la computadora del joven. Los investigadores sospechan que Nahir se llevó el celular y luego lo dejó en la escena del crimen ya que el aparato tuvo un movimiento de 15 minutos tras el asesinato.


Después de casi un mes del asesinato de Fernando Pastorizzo en Gualeyguachú, los peritos de Gendarmería Nacional fueron los que finalmente pudieron tener acceso al celular del joven ya que se encontraba encriptado.

Desde un principio, los peritos de la Procuración de Entre Ríos intentaron desbloquear el aparato móvil, pero los intentos fueron fallidos. Por lo que el fiscal Sergio Rondoni Caffa decidió trasladarles el trabajo a los especialistas del Gabinete Científico de Gendarmería.

Según consigna TN.com.ar, los especialistas consiguieron entrar a través de la notebook de Fernando a su cuenta de mail, a su nube y a su copia de seguridad de los datos del celular. En paralelo, hicieron una “copia en espejo” en un smartphone idéntico.

Fernando había bloqueado su Motorola G5 Plus XT1680 mediante un registro de huella digital, un patrón gráfico y un PIN ya que Nahir había descubierto la contraseña para desbloquearlo y en el que borró contactos y fotos.

A través del dispositivo universal de extracción forense conocido como UFED (Universal Forensic Extraction Device), con el que trabaja Gendarmería, se logró obtener los primeros datos del desplazamiento georreferenciado ya permitieron reconstruir los últimos minutos de la víctima: tras el crimen, el celular tuvo un movimiento de 15 minutos.

Los investigadores sospechan que la asesina se llevó el teléfono del joven, pero luego lo dejó en la escena del crimen.