“Que los compañeros no canten”, se lo escucha enojado mientras habla con la esposa de Julio De Vido Alessandra “Lali” Minnicelli.

 

El programa TN Central reveló una conversación telefónica entre escuchas del exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno, y la esposa de Julio De Vido, Alessandra “Lali” Minnicelli, de agosto del año pasado. En ese entonces, la causa que investiga los cuadernos de las coimas recién se había dado a conocer y tanto empresarios como exfuncionarios K se arrepintieron ante la Justicia.

En ese contexto Guillermo Moreno entró en cólera con aquellos compañeros que salieron a hablar y hasta criticó a la expresidenta Cristina Kichner.

“Yo ya lo tengo a Julio ¿cuánto? 10 meses preso, si seguimos ordenando la política desde las personas nos seguimos equivocando y los compañeros están cantando, están cantando, porque no les damos política”, expresó enojado Moreno en el audio en donde mencionó como ejemplo al exjefe de Gabinete de Cristina, Abal Medina, al que insultó en reiteradas oportunidades por admitir recibir dinero para la campaña.

Llamó la atención la actitud crítica de Moreno hacia la expresidenta. En una primera parte, el exsecretario de Comercio sostuvo que si Cristina presa “no es el peor de los escenarios”, ya que “las cosas se tienen que resolver en función de la política y no de las personas”. Además, cuestionó el rol de la actual senadora en las elecciones de 2017. “La que dividió la elección fue Cristina, en la provincia de Buenos Aires”, explicó.

Finalmente, Moreno fundamentó que el mensaje del kichnerismo debe ser “único” para lograr una unidad. En eso coincidió la esposa de De Vido que aseveró: “Si no hablamos de un proceso de unidad, estamos en el horno”.

 

Los jueces Farah e Irurzn procesaron al ex funcionario y a otros ex miembros de la entidad por los delitos de violación de secretos, registros y documentos entre otros.

La Cámara Federal procesó este jueves al ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno y a otros ex funcionarios del INDEC por “violar secreto estadístico” y otras las presuntasirregularidades en los índices difundidos desde el organismo durante la gestión del kirchnerismo.

Tras revocar los sobreseimientos de los acusados que había dispuesto el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzn ordenaron los procesamientos por los delitos de violación de secretos, abuso de autoridad, violación de registros y documentos, y falsedad ideológica.

Canicoba Corral sobreseyó en primera instancia a Moreno y al resto de los acusados ya que entendió que la entidad había actuado acorde a las facultades propias, pero según reza el fallo de la Cámara, “la esfera de discrecionalidad de los entes administrativos no significa en absoluto que posean un ámbito de actuación desvinculado del orden jurídico o que ella no sea susceptible de fiscalización, ni constituye una libertad de apreciación extralegal que obstruya la revisión judicial cuando su ejercicio se revele abusivo o arbitrario“.

Junto con Moreno también fueron procesados los ex funcionarios del INDEC Beatriz Paglieri, Celeste Cámpora Avellaneda, Marcela Filia y Ana Edwin.

En esta oportunidad, los magistrados consideraron que se “violó” el secreto estadístico, al que describieron de acuerdo a la “normativa nacional e internacional en materia estadística” como “un pilar fundamental para la obtención de información completa, fehaciente, confiable y objetiva”.

La actuación de Moreno, según el escrito, apunta a que en su cargo como titular de la cartera de Comercio Interior intentó “por medios informales e informales” acceder a “la lista de comercios relevados por considerarla indispensable para el despliegue de su ´acción de control´” que le había sido negada por “el secreto estadístico”.

“Lejos de conformarse con esa limitación intentó, por medios formales e informales, directa o indirectamente, acceder a esos datos por espacio de meses, involucrando incluso a las máximas autoridades del Ministerio de Economía en la cuestión, a quienes elevaba relevamientos propios y notas con duras críticas a la actuación del organismo”, señalaron.

Farah e Irurzn resaltaron que tales insistencias de Moreno “cesaron –de manera abrupta- precisamente a partir del desplazamiento de Bevacqua, y la designación en su lugar como Directora del IPC de Paglieri, posición estratégica para el logro de aquel cometido”.

En tanto, puntualizaron en que la llegada de Paglieri al organismo, fue el inicio de las irregularidades: “De los múltiples testimonios prestados por personal del INDEC se desprende de manera prácticamente unánime que desde la llegada de Paglieri a la Dirección del IPC, sobre todo al inicio de su gestión”.

Y detallaron: “Las tres personas que sin previa experiencia en el Instituto ingresaron con ella en el carácter de supervisores extraían a diario cantidad de fotocopias de formularios de encuestas cumplidas seleccionadas previamente, que acondicionaban en carpetas, sobres o cajas que aquella retiraba del organismo”.

En 2007, el entonces titular de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, Manuel Garrido, denunció la presunta manipulación por parte de Moreno y de autoridades del INDEC sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Procesamiento-Moreno-Indec by Será Justicia on Scribd

Lo dispuso el juez Rodolfo Canicoba Corral, por el delito de turbación de una reunión lícita. El exsecretario de Comercio había sido denunciado por haber realizado agresiones verbales y amenazas a accionistas, hecho ocurrido el 25 de abril de 2013.

La Justicia procesó a Guillermo Moreno y lo embargó en $ 10.000, por el delito de «turbación de una reunión lícita», por su participación en una Asamblea del Grupo Clarín, en abril de 2013, cuando era secretario de Comercio de la gestión kirchnerista.

Según el fallo del juez Rodolfo Canicoba Corral, allí «Moreno ha desarrollado todos los actos del delito endilgado, la turbación, los insultos y las amenazas» hacia los directivos de Clarín.

Procesamiento-Moreno by Será Justicia on Scribd

Lo decidió el juez federal, Rodolfo Canicoba Corral, tras asegurar que no hay pruebas para afirmar que el entonces titular de la Secretaría de Comercio Interior participó en la manipulación de datos estadísticos, ni que haya intervenido en la labor del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

El magistrado afirmó que no hay pruebas y que se trata de «una cuestión política, no justiciable». La misma resolución abarca a sus ex colaboradores Beatriz Paglieri (ex titular del Índice de Precios al Consumidor), Ana María Edwin, Marcela Filia y Celeste Avellaneda.

«No hay ningún elemento probatorio que permita afirmar que Moreno dio órdenes dentro del ámbito de ese instituto, tales como que se produzca un cambio en la forma de medición del IPC o en la Metodología 13 vigente. De hecho ningún testigo manifestó haberlo visto en alguna oficina del instituto en alguna oportunidad», según la resolución del juez, reproducida por Infobae.

El ex funcionario kirchnerista estaba acusado por una asociación civil de «haber instigado indebidamente mediante exigencias verbales y por escrito en forma directa y por interpósita persona en abuso de las funciones públicas que le fueran asignadas a funcionarios del INDEC, a la realización de cambios metodológicos y a la entrega ilegítima de datos primarios secretos».

Concretamente, según la denuncia original, de 2007, Moreno le había pedido a la entonces Directora del IPC, Graciela Bevacqua, que le relevara datos de los comercios sobre los cuales se efectuaban los estudios de campo, episodio que le costó el cargo.

Canicoba Corral al final de su resolución hizo una llamado de atención al Congreso: «Debo decir que llama la atención que el Poder Legislativo no haya evaluado la pertinencia de la sanción de una norma en la que se establezca legalmente el método por intermedio del cual se deberían efectuar las mediciones estadísticas a cargo del INDEC, así como también de la creación de un organismo auditor de las mismas para su control».