La mujer de 27 años y mamá de tres nenes, acusó a su pareja de infiel luego de descubrir un chat por WhatsApp con otra mujer.

 

Una mujer de 27 años, mamá de tres nenes (de tres, seis y nueve años,) murió quemada al prenderse fuego luego de una discusión con su pareja en su casa de la localidad bonaerense de Berazategui, enfurecida al descubrir un mensaje de otra mujer en el celular.

La joven, identificada como Carla, recibió quemaduras en el 80% del cuerpo y murió en el hospital “El Cruce” de la vecina localidad de Florencio Varela, y murió luego de unas 20 horas de agonía.

Mientras el concubino, también de 27 años, asegura que la joven se prendió fuego a lo bonzo, los familiares le apuntan a él como el responsable del trágico hecho.

Según relató el novio de la víctima a la familia, todo se desencadenó a partir de que Carla tomó su celular, encontró el mensaje por el chat Whatsapp de una mujer y lo acusó de infiel. Tras la discusión y cuando pensó que llegó a su fin y la chica, aparentemente calmada, le pidió un encendedor para hacer mate. “Una vez que le di el encendedor, agarró un bidón de nafta, se fue a otra habitación, se roció en combustible y se prendió fuego. No le importó que estén sus hijos en su casa, intentó quitarse la vida igual”, relató el protagonista de la pelea.

Además, el joven aseguró que su novia también había intentado suicidarse en la misma tarde, pero su hijo mayor lo impidió al sujetarla de un brazo cuando intentó arrojarse de un puente.

El hermano de la víctima Matías reconoció que las amigas le confesaron que había sufrido violencia por parte de su pareja pero que nunca lo denunció “porque tenía mucho miedo”, aseguró que “no podemos confirmar que sea un femicidio”.

 

Un hombre de 33 años que fue capturado tras estar cinco años prófugo por un asesinato en Flores, saludó a una cámara de seguridad del subte.

 

La Policía de la Ciudad detuvo a un hombre que era buscado por un asesinato cometido en el barrio de Flores en 2014, a través del sistema de reconocimiento facial en el subte.

Jonathan Oscar Ezequiel Peralta, de 33 años, tenía pedido de captura desde hacía cinco años, cuando el 19 de enero de 2014 fue cómplice del homicidio de un hombre a la salida del boliche Tabasco, en la calle José Martí y Rivadavia.

Cuando Peralta ingresó al subte, pasó con su SUBE por el molinete y posteriormente saludó sonriente a la cámara: éstas registraron el rostro y su cara quedó registrada. Después, el programa confirmó que era buscado.

El Sistema de Reconocimiento Facial entró en vigencia en abril de este año en la ciudad de Buenos Aires y en los primeros 60 días se activaron unas 1227 alertas. Según datos oficiales, de esa cifra, sólo el 18% quedó detenido.

El resto fueron notificadas, no tenían requerimientos judiciales que implicaran una detención o padecieron un error del sistema o de la base de datos.

 

El juicio contra Brenda Barattini se suspendió y con la nueva carátula se dará lugar a un jurado popular, reanudándose así el 11 de septiembre. Declaraciones de testigos fueron claves para la decisión del Tribunal.


El juicio oral que comenzó el lunes en la Cámara 2ª del Crimen por el caso de Brenda Barattini, la mujer que mutiló los genitales a su amante, se suspendió este martes y pasó a un cuarto intermedio hasta el 11 de septiembre, donde definirá un jurado popular.

La causa dio un giro inesperado en las últimas horas. Con la recopilación de varios testimonios, la caratula con la que continuará el proceso dejará de ser «lesiones gravísimas por el vínculo y la alevosía» y será de «homicidio agravado por el vínculo en calidad de tentativa».

«El juicio hizo un viraje a raíz de las declaraciones de dos de los testigos. Uno fue la víctima y el otro, quien era el novio en aquel entonces de la imputada. Ellos desnudaron que detrás del hecho estaba la intención de quitarle la vida», explicó la fiscal del caso Laura Battistellli. «Una vez que ya había atacado al hombre, Brenda le alcanzó un bisturí a su novio y le pidió que lo matara», agregó.

«No sabía qué me había cortado. No vi nada. El dolor fue un segundo. Ella salió de encima mío, yo intenté levantarme, me subo los pantalones e instintivamente agarro el celular, para llamar a una ambulancia. Quiero salir y ella comienza a insultarme. Me agarró de la remera, de los pelos, y no me dejaba salir. Yo estaba con una mano haciéndome presión. Atiné a salir, y me agarraba, no dejaba irme. Metí una llave que encontré por ahí y pude abrir», narró el hombre ante los jueces.

Barattini está presa en el penal de Bouwer desde fines de noviembre de 2017, luego de seccionar el 90% del pene de su amante, a quien le reconstruyeron ese órgano genital. El atacado de 42 años, fue rescatado por vecinos que escucharon gritos y llamaron a la Policía.

Desde su primera interrogación, Brenda respondió que la agresión fue una reacción ante la violación que había sufrido por parte de su amante, aunque su estrategia de defensa se derrumbó con el correr de la investigación.

La víctima fue identificada como Cristina Noemí Rodríguez, de 51 años, quien trabajaba como empleada municipal en Marcos Paz. El femicida es Hugo Orlando Ibarra, de 57 años.

 

Un policía retirado asesinó a balazos a su ex esposa en la puerta de un salón de la localidad bonaerense de Marcos Paz en la que se desarrollaba una Fiesta de 15. El femicidio tuvo lugar en la noche del sábado en el cruce de avenida Rivadavia y Feijoo, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

La víctima fue identificada como Cristina Noemí Rodríguez, de 51 años, quien trabajaba como empleada municipal en Marcos Paz. El femicida, Hugo Orlando Ibarra, de 57 años, fue retenido en el lugar por empleados del salón hasta que llegó la policía y se lo llevó detenido.

Según el relato de los testigos, la mujer participaba de una Fiesta de 15 en el salón «Peto Eventos» cuando llegó al lugar a buscarla el homicida. Ambos sostuvieron una fuerte discusión en la puerta del local hasta que Ibarra extrajo un arma de fuego y le disparó directamente a la cabeza a Rodríguez, quien vivía con su actual pareja y sus hijos.

A raíz del disparo, efectuado a corta distancia, la mujer murió en el acto. Los policías que se llevaron detenido a Ibarra le secuestraron una pistola Bersa calibre 9 milímetros.

El femicida se había retirado de la fuerza provincial con grado de mayor tras cumplir funciones en la división Caballería de Pilar, su último destino. La mujer, en tanto, trabajaba como telefonista en el hospital municipal de Marcos Paz.

El hecho es investigado por el fiscal Sebastián Villalba, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Mercedes. La causa fue caratulada en principio como «homicidio agravado por el vínculo».

Con este caso ya son dos las mujeres asesinadas por ex parejas en Marcos Paz en lo que va del año. En febrero pasado, Pedro Sosa, de 44 años, golpeó a Norma Cataldi Dragel, de 33, con un hacha y le provocó gravísimas heridas. Sosa después trasladó el cuerpo en el baúl de su auto hasta un campo y lo enterró, aunque luego terminó por entregarse a la policía y confesar el crimen.

 

Es uno de los acusados por el crimen de Fabián Manduca. Habría confesado el crimen en la casa de un familiar donde estaba escondido.


La Policía Bonaerense detuvo este jueves a un adolescente de 17 años, acusado de participar del asesinato del canillita Fabián Manduca en la localidad de Caseros, municipio de Tres de Febrero.

El joven fue encontrado en la casa de un familiar de El Talar, municipio de Tigre, a quien le habría confesado su participación en el hecho. Los investigadores identificaron al menor luego de analizar las cámaras de seguridad del lugar del crimen.

El asalto ocurrió cerca de las 5:30, cuando la víctima cargaba diarios en su camioneta frente al puesto que había adquirido hace dos meses, situado en el cruce de Bartolomé Mitre y Zanella, de Caseros.

El video muestra el momento en el que la víctima es abordada por una persona que intenta asaltarla; ambos empiezan a forcejear, y cuando el diariero está en el piso, otro delincuente se le acerca por detrás y lo ejecuta.

El crimen fue cometido a unas 25 cuadras de donde anoche fue asesinado durante un asalto el comerciante Manuel Antonio Palacios, en la localidad de José Ingenieros, del mismo partido

La violencia en Rosario no cesa y los sicarios se cobraron otra víctima.


Un hombre de 37 años relacionado con Los Monos fue asesinado anoche en Rosario en la puerta de su casa por un grupo de sicarios. Los tiradores hirieron a la esposa de la víctima y a su hijo de ocho años.

Cristian Reynoso, el hombre asesinado, formó parte de la larga lista de testigos del mega juicio contra la banda narco más importante del país, aunque nunca llegó a declarar.

Los investigadores sospechan que el crimen está relacionado con la seguidilla de asesinatos producidos en Rosario y alrededores en los últimos días. El lunes pasado fueron ejecutados tres individuos adentro de un auto en General Baigorria, entre ellos «Parásito» Fernández, un miembro cercano a los jerarcas de Los Monos.

El hecho ocurrió en la puerta de la casa ubicada en la localidad de Saladillo. Reynoso fue emboscado por una camioneta y una moto desde la cual le tiraron decenas de balazos.

En la puerta estaban tomando mate Joana S., de 37 años, y Dilan Uriel E., de 8, mujer e hijo de Reynoso, quienes resultaron baleados en el ataque. El nene recibió un tiro en el pie y se encuentra fuera de peligro. La mujer pelea por su vida tras haber sido operada del pómulo izquierdo.

 

 

Esa es la principal hipótesis que manejan los investigadores sobre el crimen ocurrido en el Conurbano.


Un hombre en González Catán fue asesinado por un grupo de delincuentes luego de exigirle una suma de dinero que no encontraron en la vivienda.

El homicidio lo descubrieron entre un vecino y la empleada doméstica, que llegó a las 15 del martes a la casa para realizar su tarea diaria. La mujer tocó el timbre varias veces y le pidió a un cercano que ingresara: el hombre entró por las mismas rejas que abrieron los delincuentes y encontró a Gerardo Medina (57) atado, inmóvil y con varias heridas en el cráneo.

Los investigadores apuntan a un mal dato que recibieron los ladrones sobre una suma de dinero que encontrarían en la casa. Se basan en el estado del hombre y el caos total que encontraron en la vivienda; hasta los colchones y los aire acondicionados fueron destruidos en busca del falso botín.

La causa quedó en manos del fiscal Carlos Arribas, quien ya ordenó analizar las cámaras de seguridad de la zona en busca de alguna pista para identificar a los asesinos.

La Justicia cree haber dado con los autores del homicidio del chofer en Virrey del Pino.


Dos jóvenes de 17 y 18 años fueron detenidos este lunes por la noche en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, acusados de ser los autores del crimen del colectivero de la línea 620 tras una discusión por el pago del boleto.

Según Infobae, los presuntos asesinos de Leandro Miguel Alcaraz (25) fueron identificados como Rodolfo Manuel Osorio (17) alias «Rodolfito» y Jonathan Maximiliano Acevedo (18) alias «El Viejo».

En casa de Osorio los investigadores encontraron un revólver, dos teléfonos y una campera Nike azul; en la de Acevedo, tres teléfonos, una campera Adidas negra con vivos naranjas y un par de zapatillas Nike.

Según el único testigo que habló ante la Justicia, el mayor de los hermanos fue el autor de los disparos. El menor estaba allí porque iba a visitar a su novia, que está embarazada, en el hospital de San Justo.

Los investigadores buscan a la mujer que les prestó la tarjeta SUBE a ambos chicos para realizar el viaje. La mujer intentó detener la discusión por la falta de tarjeta SUBE de los jóvenes y ofreció la suya. Por este motivo, la Justicia quiere saber, a través de los datos almacenados por el uso de la tarjeta, quien es la titular de la misma.

 

 

 

Se trata de Norma Carleti, ex esposa de Leonardo Hisa, y parte de una de las familias más influyentes de la provincia cuyana.


Mendoza se encuentra conmocionada por el homicidio de Norma Carleti, ex esposa del dirigente radical Leonardo Hisa, quien fuera senador provincial durante la década pasada. El hecho ocurrió en la casa de la mujer, ubicada en el municipio de Tunuyán, a 80 kilómetros de la capital provincial.,

La víctima, de 60 años, recibió al menos 20 puñaladas. La principal hipótesis apunta a un robo, pero no se descarta un homicidio planificado por la alevosía del hecho.

El fiscal del caso, Adrián Frick, reveló que al menos dos personas entraron durante la madrugada de este lunes y la asesinaron. A varios kilómetros de allí se habría ubicado el auto en que los homicidas se habrían movilizado, un Fiat 600 blanco.

“Hubo gran alevosía, saña, con esta señora. Es un hecho al que no estamos acostumbrados”, señaló Frick.

“Tenemos testigos que ya han declarado y hemos hecho allanamientos por la zona. No es común que les den tantas puñaladas, aún después de muerta. Creemos que es un asalto pero no sabemos si hay algo más, por cómo actuaron los delincuentes, algo que no es habitual”, arriesgó en declaraciones a la prensa mendocina.

La mujer asesinada era prima de del presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de Tunuyán, Alberto Carleti. La familia Carleti es la principal productora de cerezas de la zona.

Su hijo, Lucio Hisa, también es un activo militante de la Unión Cívica Radical (UCR): es presidente del centro de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cuyo.

 

 

El presunto homicida fue encontrado en Entre Ríos, a la vera de la ruta provincial 14.


Cristian «El Largo» Genez, presunto responsable del homicidio del baterista Juan Ledesma, detenido en el kilómetro 57 de la ruta provincial 14 a la altura de Gualeguaychú, Entre Ríos.

El presunto homicida fue detenido por la Policía Local de Gualeguaychú, que contaba con un dato otorgado por la Policía Bonaerense. Genez fue sorprendido durmiendo «junto a una alcantarilla a la altura del kilómetro 57 y al ser trasladado por contravención se pudo verificar su identidad», según informaron fuentes oficiales al sitio web de TN.

Luego del hecho ocurrido el sábado pasado en Quilmes, la Policía Bonaerense había realizado dos allanamientos: uno en Ciudad de Buenos Aires y otro en Villa Itatí (Quilmes). En la casa de la madre de Genez encontraron ropa ensangrentada y un cuchillo con el que habría matado a Ledesma.

El músico recibió al menos tres puñaladas del agresor, que lo hirió con una navaja, y que intentó atacar a otros integrantes del grupo.