Bajó más de un punto con respecto a marzo y la cifra interanual llegó al 55,8 por ciento.

 

Aunque el último informe que recibió Mauricio Macri adelantaba una inflación que rondaría el 4% para abril, este miércoles el Indec dio a conocer la cifra definitiva para el cuarto mes del año y para sorpresa el Ejecutivo, el porcentaje fue mucho menor a la de marzo y se ubicó en el 3,4%. En tanto, la interanual alcanzó el 55,8 %.

El mes pasado, el índice de precios había registrado un incremento del 4,7%, la más alta del año impulsada mayormente por el dólar y el incremento de tarifas, lo que generó una fuerte preocupación en esferas oficiales.

Si bien los números de abril marcan un índice alto, resulta un alivio para la Casa Rosada que se haya ubicado debajo del 4%. Confían que sería el primer paso para una desaceleración que se verá más pronunciada a partir de mayo con el congelamiento de productos alimenticios y servicios públicos, entre otras medidas que se anunciaron un mes atrás.

En la mañana del miércoles, ​el jefe de Gabinete Marcos Peña, se había referido a la inflación: “Hay que seguir trabajando para bajar la inflación, como las medidas para el alivio como los precios, el control de que esto llegue a todos los lugares del país”, indicó.

 

Se espera que la inflación pase del 4% mensual.

 

El presidente Mauricio Macri reconoció que habrá “un pico de inflación” en marzo, pero confió en que de aquí en adelante habrá muestras de que están erradicando la suba de precios.

“Hay cosas que cuestan más, como salir de 80 años con una inflación promedio del 62,6% sin contar las hiper. No es tan fácil como lo preveíamos”, dijo.

Por otra parte, el jefe de Estado reforzó el trabajo sobre el equilibrio fiscal: “Estamos logrando en el debate con la política que se entienda que los presupuestos, empezando por el de la Nación, tienen que estar equilibrados. De ahí empezamos a construir un país en el que no haya más inflación”.

El mandatario hizo estas declaraciones al participar de la inauguración de las nuevas oficinas de la empresa Accenture en Parque Patricios, un día antes de que el INDEC anuncie el índice de marzo, que se prevé que sea de al menos 4%.

Es para aliviar los efectos del alza de precios y reactivar la economía.

 

El Gobierno trabaja en la elaboración de una serie de medidas para tratar de contener la inflación y reactivar el consumo en medio de la crisis económica.

Así lo encargó el presidente Mauricio Macri a su equipo que trabaje en propuestas para mejorar especialmente la situación de la clase media. Los ejes del plan pasan por las tarifas, los precios y los créditos.

Una de las medidas pasaría por una rediagramación de la facturación de las tarifas de los servicios públicos. En el caso del gas las boletas aumentarán 29% en cuotas, pero el aumento del invierno se pagará a partir de diciembre.

Se analiza además la posibilidad de implementar un acuerdo de precios para incentivar el consumo, a pesar de las críticas del jefe de Gabinete Marcos Peña a este sistema, del que dijo que se trataba de “una herramienta que fracasó”.

Otra de los temas que se estudian es la de aumentar el alcance de créditos de bajos montos, en momentos en que impera una de las principales estrategias del Banco Central para contener el aumento del dólar, que el viernes pasado rozó los $ 45 previo a que el Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobara el giro a la Argentina de U$S 10.800 millones.

Se espera que para el próximo fin de semana vuelvan a reunirse el jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y los gobernadores radicales Gerardo Morales (Jujuy), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gustavo Valdés (Corrientes), para analizar esta serie de medidas, consigna La Nación.

El Indec marcó 2,9% para enero. 

 

Tras que se conociera los datos de la inflación por parte del Indec del mes de enero, ahora el Gobierno proyectó una meta anual cercana al 30%.

En el primer mes del año, el Indec reveló que la inflación de enero fue del 2,9% y de esta manera, en los últimos doce meses alcanzó el 49,3%.

Los índices mensuales comenzaron a mostrar desde junio de 2018 los efectos de la devaluación del peso. La suba de precios tocó su techo en septiembre cuando llegó a ser de 6,5%, tras la última corrida cambiaria a fines de agosto.

Ante este porcentaje, el secretario de Política Económica Miguel Braun, viceministro de Nicolás Dujovne puso sobre la mesa la estimación de las consultoras económicas. “Lo que se proyecta en el Relevamiento de Expectativas de Mercado del Banco Central es una inflación del 28 por ciento para este año, con lo cual esperamos que durante los próximos meses la inflación esté entre 2 y 3 puntos y pueda de a poco ir bajando hacia la segunda mitad del año”, dijo a periodistas en Casa Rosada.