La justicia investiga a Lorena Triaca por negociaciones incompatibles en convenios públicos que realizó cuando estaba a cargo de la empresa Unify Communications.

La Justicia investiga a Lorena Triaca, hermana del ministro de Trabajo Jorge Triaca , por la firma de contratos públicos en favor de la empresa Unify Communications, que la mujer dirigió hasta mayo de 2016, antes de ingresar a la Agencia de Inversiones y Comercio Internacional, organismo dependiente de Cancillería.

El fiscal Jorge Di Lello fue quien la imputó y revisa actualmente dos contrataciones del gobierno de la Ciudad hacia esa compañía de comunicaciones por menos de $1 millón.

La defensa se presentó en Comodoro Py de manera espontánea y sostuvo que Lorena Triaca era una empleada sin capacidad de decisión, que no era accionista de la firma y por sobre todo que tampoco era funcionaria pública a pesar de trabajar para la Agencia de Inversiones.

Di Lello pidió la documentación correspondiente para analizar los vínculos de la hermana del ministro con la empresa y con el Estado. El portal de contrataciones de la Ciudad señala que esas contrataciones fueron casi todas ejecutadas por el gobierno porteño desde 2014 hasta la actualidad.

Lorena Triaca tuvo que dejar la Agencia de Inversiones – a la que había ingresado tras dejar Unify Communications en  mayo del 2016 – debido al decreto de Mauricio Macri en el mes de enero que impedía que familiares de funcionarios tengan cargos jerárquicos.

En el gobierno de la Ciudad aclararon que desde 2012 en adelante tomaron la decisión de “unificar en un solo sistema todas las comunicaciones de las distintas dependencias” del Poder Ejecutivo, y que es por eso que  “se propició la contratación de un servicio de actualización de la empresa Siemens (luego rebautizado Unify) lo cual justifica la elección de la modalidad de contratación directa por exclusividad”.

El titular de trabajo afirmó que mucha gente muy vinculada al kirchnerismo ha anunciado su apoyo a MoyanEo”.

l ministro de Trabajo, Jorge Triaca, minorizó la marcha convocada por Camioneros al considerar que “no expresa otra cosa que los intereses particulares” de su líder, Hugo Moyano, además de asegurar que, por este motivo, la movilización no cuenta con “la adhesión” o con la “solidaridad” de muchos gremios.

En este sentido, deslizó:”Lo que creo es que está interponiendo intereses personales. Eso es evidente y por eso no tiene la adhesión de otros gremios. No hay solidaridad de otros porque todos notan que pelea por un problema personal”.

En cambio, en cuanto a los sindicatos que sí apoyaron la medida de Moyano, como la CTA o la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT, enfatizó que “tienen más un tinte ideológico y político que gremial” al tiempo que agregó que “mucha gente muy vinculada al kirchnerismo ha anunciado su apoyo a Moyano”.

“Es una marcha que no expresa otra cosa que los intereses particulares de un dirigente”, manifestó y negó que la movilización sea en contra de algún motivo económico ya que aseguró que “el año pasado el salario le ganó a la inflación como producto de las paritarias y el nivel de empleo viene con un crecimiento sostenido de más de 16 meses”.

Y continuó: “Cuando uno tira de la cuerda ve que esos intereses particulares tienen más que ver hasta con alguna empresa, que con el sector o con la economía en su conjunto”. Por otro lado, el ministro habló sobre su presentación de renuncia que fue rechazada por Mauricio Macri: “Le expliqué al Presidente todo lo que había pasado y él me dijo “tenés que seguir adelante, tenés una tarea importante”. Sentí su respaldo, el de Marcos Peña y el de todo el Gabinete”.

Calificó de «calumnias e injurias» los dichos de Carlos Triaca sobre su despido y lo intimó a pagarle $3.700.000 


Sandra Heredia, la empleada doméstica que desató la polémica contra el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, presentó una denuncia por «daños y perjuicios» contra el hermano del funcionario, Carlos Triaca, y lo intimó a pagarle $3.700.000, luego de que este le ofreciera una indemnización por su despido.

Si bien el Gobierno dio por finalizado el escándalo en torno al ministro y lo respaldó en el asunto, la casera envió una carta documento para que Carlos «ratifique o rectifique» sus declaraciones que aseguran que Heredia fue cesanteada de su lugar en la quinta familiar porque «hubo faltantes en la casa, lo cual llevo a una mala relación en los últimos meses» lo que culminó con su despido. Además, en declaraciones a A24 Triaca se refirió a la mujer como «una persona que tiene una enfermedad bastante grande, no física, sino psíquica».

En este sentido, Heredia consideró que estos dichos son «injuriantes y calumniosos» y accionó en materia judicial, tras haber sido despedida sin previo aviso luego de haber trabajado durante meses «en negro». De acuerdo a un acta del 19 de enero que labró la delegación de San Isidro de la cartera laboral bonaerense, la ex empleada accedió a una indemnización por $340.000.

«La trabajadora acepta el ofrecimiento realizado en este acto al igual que la forma de pago detallada, manifestando expresamente que cumplido el pago mencionado en el presente acuerdo nada más tendrá que reclamar a su legítimo empleador Carlos Leonardo Triaca por ningún concepto emergente de la relación laboral que los unía», reza el documento

Sin embargo, en el texto legal que presentó y al que tuvo acceso la agencia OPI, la mujer advirtió que el hermano del funcionario la acusó «de manera falaz, maliciosa y sin sustento legal alguno, afirmando que durante el transcurso el vínculo laboral hubo faltantes en la casa».

Y detalla: «Carlos Triaca se manifestó de manera inapropiada extralimitándose manifiesta y públicamente al referirse a mí, en términos que afectan mi imagen personal, como así también mi honor y decoro al recurrir a expresiones ofensivas e hirientes que atentan contra mi reputación, lo íntimo a que se retracte de todas las calumnias e injurias que ha difundido».

En este marco, lo intimó a pagarle  $ 3.700.000 por los daños y perjuicios causados y  a abstener se «formular todo tipo de opiniones, sean o no descalificadoras o peyorativas, sobre aspectos» de su vida personal en un período de 48 horas «bajo apercibiendo de iniciar querella por calumnias e injurias, Art 109 y 110 del CP y reclamar judicialmente en el fuero Civil y Comercial, los daños y perjuicios causados».

 

 

El presidente respaldó a su ministro de Trabajo, quien está envuelto en un escándalo por la situación de su ex empleada doméstica.


Mauricio Macri respaldó esta mañana al ministro que está en el ojo de la tormenta: Jorge Triaca. El funcionario fue acusado de tener a su empleada doméstica en negro, haberla designado en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y de nombrar familiares en el cargo.

Luego de haber anunciado la reducción del 25% de los cargos políticos, Macri le dio un fuerte espaldarazo al ministro de Trabajo.

«Triaca reconoció el error y pidió disculpas, es algo que valoro», sostuvo en diálogo con radio Mitre y agregó: «Sentimos que el trabajo que hizo en algunos sindicatos que se pasaron largamente de la raya en la defensa de los derechos de los trabajadores y se transformaron en organizaciones mafiosas ha sido muy bueno».

De todas maneras, el mandatario marcó que «no alcanza decir que ‘como necesitábamos una persona de confianza, nombramos a fulanita, que yo conocía'».

Macri anunció este lunes la reducción en un 25% de los cargos políticos, el congelamiento del salario de los funcionarios y el impedimento de nombrar familiares en el Poder Ejecutivo Nacional.

El ministro de Trabajo intentará darle un cierre interno a la situación que se desató por un audio de WhatsApp a su ex empleada doméstica.


Jorge Triaca vuelve este lunes de las vacaciones anticipadas que se tomó para descomprimir la complicada situación que vive desde que se filtrara un audio de WhatsApp en el que insultaba a su ex empleada Sandra Heredia.

El ministro de Trabajo afrontará con un informe que circulará de manera interna las fuertes críticas que recibió luego de que se conociera que Heredia estuvo varios años trabajando en negro y que fue designada en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

La redacción del informe finalizará este lunes tras una reunión que Triaca mantendrá con su jefe de Gabinete Ernesto Leguizamón y los secretarios de Empleo, Miguel Ponte, y de Seguridad Social, Juan Carlos Paulucci,

El ministro es investigado por la Oficina Anticorrupción (OA) y ya tiene una denuncia judicial en su contra, presentada por la defensa del ex titular del SOMU Omar «Caballo» Suárez.

La agenda de Triaca no finaliza en el escándalo que le puede costar su cargo: según consigna Clarín, el funcionario está urgido a finalizar con 30 mil programas para beneficiarios que no pudieron comprobar la contraprestación y tendrá que convencer a los sindicatos de aceptar el techo del 15% en las paritarias.

Carlos Triaca, hermano del ministro de Trabajo, acordó con Sandra Heredia, la empleada doméstica que dio a conocer el audio en el que era insultada por el funcionario nacional.

En el audio Heredia además denunció que no sólo había trabajado en negro durante años, sino que ante un pedido de aumento había sido designada en la filial San Fernando del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), intervenido por la Justicia y bajo influencia del Gobierno.

Según el acta del 19 de enero realizada por la delegación San Isidro del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, Heredia accedió al pago de una indemnización de parte de Carlos Triaca. El monto fue tachado en el documento original, al que tuvo acceso este diario.

En su presentación, Heredia manifestó que cumplía funciones de casera en la quinta de Boulogne de los Triaca, desde el 12 de noviembre de 2012 y que percibía un salario bruto de 19.500 pesos, más el uso de la vivienda. Y que el 6 de enero de este año fue despedida sin causa.

Carlos Triaca rechazó esos términos, sostuvo que él era el empleador de Heredia, y que la relación laboral había comenzado el 1 de octubre de 2015 (poco antes de la elección presidencial que colocaría a Cambiemos en la Presidencia y a Triaca en el Ministerio de Trabajo). También sostuvo que Heredia cobraba $9826,50 por su trabajo, más la vivienda y los gastos.

Desde la cartera de Triaca dieron a conocer el acta e informaron que el «documento confirma que el ministro de trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia». Esperan así aliviar el escándalo en el que quedó envuelto Triaca, que fue respaldado por la Casa Rosada.

«Sandra, no vengas más. Sos una pelotuda». Así empezaba el audio de WhatsApp que el ministro Triaca le envió hace cuatro meses a la empleada doméstica que trabajaba en su quinta de Boulogne.

La empleada relató que en abril de 2017, después de pedir un aumento salarial a la familia Triaca, fue nombrada en la delegación San Fernando de la intervención del SOMU, el gremio que supo liderar Omar «el Caballo» Suárez, pero que fue intervenido por el juez Rodolfo Canicoba Corral con el aval del Gobierno. Heredia no tenía ninguna experiencia gremial previa.

«Soy delegada en el SOMU. Él [por Triaca] me coloca ahí. Tengo contrato hasta el 12 de febrero. Él me dijo que mi prioridad era la quinta. Si yo estaba en el SOMU y había un evento tenía que irme volando para la quinta [del ministro]», explicó Heredia en una entrevista en Radio Con Vos.

Su sueldo mensual en el SOMU era de $28.000 en mano, cobraba otros $10.000 por el servicio doméstico en la quinta, más la casa y la comida.

¿Por qué nombró a Heredia en el SOMU? «Necesitaban una persona de confianza en la delegación San Fernando. Heredia servía Coca-Cola en las reuniones del SOMU en la quinta de Boulogne. Ella preguntó si no había algo y Jorge dio el aval porque le transmitía confianza. Quería darle un progreso laboral», confesaron desde el entorno del ministro.

El incidente del WhatsApp se ocasionó antes de un evento en la quinta. «Ese día se me retrasó el colectivo y él se enojó porque yo tenía que estar un rato antes por la silla de ruedas», explicó la exempleada.

Fuente: La Nación

La titular de la OA, Laura Alonso aseguró que está reuniendo pruebas en los casos del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere por irregularidades.

Según informó Alonso desde su cuenta en las redes sociales, en el caso del ministro de Trabajo la investigación se encuentra «en una primera etapa de recolección de información y pruebas». La Oficina Anticorrupción investiga a Triaca por la designación de una empleada doméstica de su familia en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

En cuanto a Etchevehere, señaló que la investigación se encuentra «en la etapa de descargo» del funcionario, que es «el paso previo al dictado de la Resolución de la OA», según publica TN.

Etchevehere habría recibido a fines del año pasado un bono de 500.000 pesos por parte de la Sociedad Rural Argentina (SRA), para compensar los ingresos que dejaría de percibir al sumarse al gabinete nacional.

El ex titular de la SRA argumentó que antes de recibir ese monto, le consultó a la Oficina Anticorrupción si era correcto y aseguró que le dijeron que «no había inconveniente» y que por eso lo aceptó.

Los manifestantes también pidieron que se utilicen los hashtags #TriacaDespedido y #FueraTriaca.

Agrupaciones políticas y sindicales de izquierda realizaron una protesta contra el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, frente a la sede de la cartera laboral.

El MST y referentes sindicales nucleados en ANCLA (Agrupación Nacional Clasista Antiburocrática) realizaron un “escrache” y convocaron a un “tuitazo” en la web contra el ministro de Trabajo con los hashtags #TriacaDespedido y #FueraTriaca.

Participaron de la protesta frente a la sede ministerial de la Avenida Leandro N. Alem al 600 trabajadores estatales, docentes, de la salud pública y privada, y de otros gremios. “Nos indigna que siga en su cargo este ministro ajustador, corrupto y defensor de los despidos y la reforma esclavista. Sería mejor que sus vacaciones anticipadas se las tome para siempre”, afirmó Guillermo Pacagnini, secretario general del gremio de profesionales médicos CICOP y referente de ANCLA-MST.

A su vez, la secretaria gremial del gremio docente ADEMYS, Vanesa Gagliardi sostuvo que “así como los despidos en el Hospital Posadas perjudican a los trabajadores y a la vez a los pacientes, el ensañamiento del gobierno contra la docencia también va contra toda la escuela pública y los alumnos”.

Por su parte, Pablo Moyano secretario adjunto del gremio de Camioneros también repudió la continuación de Triaca al frente del ministerio de Trabajo tras la difusión de un audio de Whatsapp en el que el funcionario insulta a una ex empleada de su familia. “En cualquier país serio que un ministro de cualquier área pase por esta misma situación, el Presidente lo habría sacado”, enfatizó.

Además, agregó que el propio Triaca “tendría que haber dado un paso al costado” luego de que se conociera el mensaje enviado por el jefe de la cartera laboral a Sandra Heredia, quien cuidaba la casa de su hermano.

Durante una entrevista con Radio 10, Moyano consideró que las denuncias en contra de él y de parte de su familia por supuesto enriquecimiento ilícito son “un ataque mediático” por oponerse a la reforma laboral que plantea el Gobierno.

Fuente: Agencia de noticias NA

El jefe de ministros respaldó al funcionario que provocó un escándalo con el audio a su empleada.


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, respaldó al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, luego de que se multiplicaran las críticas por la situación de su empleada doméstica.

El audio y el nombramiento de Sandra Heredia en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) «no invalida su calidad como funcionario, como persona ni su integridad», opinó Peña.

Para el jefe de ministros alcanzó con la disculpa que Triaca esbozó en diálogo con Radio Mitre, al tiempo que explicó que el enojo se basaba en la llegada tarde de la empleada doméstica.

«Es un error pero no sentimos que tenga que costarle el cargo», aseguró la mano derecha del presidente Mauricio Macri.