La fiscal de San Martín pidió que Lino Villar Cataldo sea declarado culpable del homicidio en exceso de la legítima defensa del delincuente al que mató en un robo.

 

Con la finalización de los alegatos en el juicio contra el médico que mató a un ladrón en 2016 luego de sufrir el robo de su auto en la puerta de su consultorio en San Martín, la fiscal pidió que el cirujano Lino Villar Cataldo sea declarado culpable.

La fiscal Noemí Carreira considera exceso en legítima defensa. “El ladrón sabía que su arma no funcionaba y además luego del primer o segundo disparo del doctor, el delincuente estaba inutilizado y ya no había riesgo”, señaló.

“En el hecho no hubo corte en la acción. En este ámbito de tranquilidad es fácil decir que podría haber reaccionado de otra manera, pero en ese momento ni siquiera hacés lo que querés, hacés lo que podés.”, defendió Szpigiel.

La querella reclamó una condena por homicidio, mientras que el abogado del profesional Diego Szpigiel, pidió la absolución por legítima defensa. Ahora define el Jurado Popular por culpabilidad o no culpabilidad con tres opciones:

-Culpable por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

– Culpable por exceso en la legítima defensa.

-No culpable.

El proceso de deliberación en la provincia de Buenos Aires:

📌 La deliberación solo es llevada a cabo por los jurados titulares y es secreta.

📌 Los jurados eligen a un presidente o presidenta a fin de ordenar el debate.

📌 Cada integrante debe comentar al resto el análisis de los hechos y de las pruebas. Es muy importante que los jurados se escuchen entre sí y que se atienda a todas las opiniones y los puntos de vista.

📌 Si tienen alguna duda, los jurados pueden consultar al juez por escrito.

📌 No está estipulado un tiempo determinado para la deliberación y concluye cuando se alcanza un veredicto de culpabilidad o no culpabilidad, según se requiera por unanimidad para los casos de condena perpetua o mayoría de votos.

📌 Una vez logrado el veredicto, el presidente o presidenta del jurado lo lee ante el tribunal.

Para poder declarar culpable a Cataldo se requiere como mínimo 10 votos. Si el jurado tiene 9 votos y no alcanza a 10, el juicio pude repetirse otra vez ante otro jurado diferente a pedido del fiscal.

Cualquier otro resultado hay que declararlo no culpable porque no se puede condenar a una persona con semejante nivel de duda. Por ejemplo, que 4 personas digan que es no culpable. Por respeto al principio de inocencia que dicta la Constitución Nacional, que exije que toda condena debe poseer un nivel muy superior de certeza. No se admiten condenas con dudas.

En el resto del país cualquier veredicto de inocencia o culpabilidad requiere unanimidad.

Gustavo Marcelo Quispe había salido de la cárcel hace cinco meses después de cumplir una condena por homicidio.

 

Gustavo Marcelo Quispe había salido de la cárcel hace cinco meses después de cumplir una condena por homicidio, y en medio de un Vía Crucis fue linchado y asesino por intentar robar una casa.

Quispe junto a un cómplice intentaron ingresar a una casa de la calle Jume al 2900 en Ciudad Evita cuando fue descubierto el viernes pasado por la dueña de la casa y su hija pero escaparon corriendo. La fuga para uno de ellos terminó a 200 metros de ese lugar.

De acuerdo a los primeros datos surgidos de la investigación, tres hombres redujeron a Quispe, le ataron las manos con sus cordones y le pegaron hasta matarlo. La autopsia determinó que sufrió “una hemorragia intracraneana causada por politraumatismos y eso le generó un paro cardíaco”.

La causa por la muerte de Quispe fue caratulada como “homicidio”. Ahora, la Justicia busca pistas en las cámaras de seguridad para identificar a los tres hombres que lo asesinaron. El cómplice del ladrón, mientras tanto, también sigue prófugo.

El delincuente muerto, tenía una condena a cinco años de prisión por “homicidio agravado por el uso de arma y robo calificado” que lo mantuvo tras las rejas en la Unidad N° 9 de La Plata hasta noviembre, según consigna Clarín.

El médico Lino Villar Cataldo comenzará a ser juzgado por el hecho que ocurrió en 2016. Podría recibir una pena de entre 10 y 25 años de prisión.

 

Este lunes comienza el juicio contra el cirujano Lino Villar Cataldo por haber asesinado a un ladrón en 2016 luego de defenderse evitando ser asaltado en la puerta del consultorio en la localidad de San Martín.

El médico está acusado de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”. De ser hallado culpable podría recibir una condena de entre 10 y 25 años de prisión.

En la primera jornada se elegirá al jurado popular compuesto por 65 ciudadanos que fueron seleccionados previamente y tras las recusaciones, se conformará el tribunal, integrado por doce miembros, seis hombres y seis mujeres, así como por seis suplentes.

En carácter de particular damnificada la primera en declarar será la madre de Ricardo Alberto Krabler (24), el ladrón asesinado por Villar Cataldo, mientras que el médico aportará su declaración el día martes. Luego lo harán 40 testigos, la mayoría son policías y peritos.

El caso

El 26 de agosto de 2016, cuando Villar Cataldo se retiraba de su consultorio ubicado en la calle Ombú 6865 (San Martín) en su Toyota Corolla fue abordado por un delincuente de 24 años identificado como Ricardo Alberto «Nunu» Krabler que de un culatazo en la cabeza redujo al cirujano y robó su vehículo. El ladrón no llegó a huir ya que profesional lo abatió de 4 disparos.

Volvé a Ver Será justicia sobre cómo funciona el juicio por jurados: 

El hecho ocurrió esta madrugada en Villa Ballester. El asaltante que tenía una pistola de juguete, tenía 19 años.

 

Un joven de 19 años murió al ser baleado por un gendarme que conducía un auto Uber, al que intentó asaltar con una pistola de juguete junto a otro cómplice que terminó detenido en la localidad bonaerense de Villa Ballester.

El violento episodio se registró ayer, en horas de la madrugada, cuando el gendarme, que tiene 42 años y conduce un Renault Sandero de color negro, fue contactado a través de la aplicación Uber.

Una vez que ascendieron al auto como pasajeros, en Bouchard y la Calle 2, los jóvenes extrajeron un arma y le exigieron al gendarme que entregue el dinero de la recaudación.

El conductor se resistió al asalto, sacó su arma reglamentaria de Gendarmería y abrió fuego contra los asaltantes, hiriendo de muerte a uno de ellos.

El cómplice del asaltante fallecido, fue posteriormente atrapado por efectivos de la Policía Bonaerense.

El joven fallecido fue identificado como Esteban Batista, de 19 años, a quien se le encontró una réplica de pistola.
Al igual que el joven arrestado, Batista tenía varios antecedentes delictivos previos.