Así lo dictó la Justicia quien busca acceder al archivo histórico de la agrupación para realizar un inventario. Desde la entidad se denuncia que el allanamiento es “ilegal”.

 

Luego de que la Justicia disponga un allanamiento en la sede de Madres de Plaza de Mayo frente al Congreso con la intención de acceder al archivo histórico de la entidad de cara a un futuro inventario, las propias Madres convocaron a “defender” su lugar.

Cerca de las 9 de la mañana, una decena de personas comenzaron a manifestarse en la entrada del espacio, con aplausos y carteles con la leyenda “No pasarán”“Las Madres de Plaza de Mayo repudian una nueva avanzada del gobierno nacional y sus operadores judiciales, quienes intentan, una vez más, apropiarse del archivo histórico de la Asociación, el más grande de Latinoamérica en su tipo”, indicaron en un comunicado de prensa.

La medida judicial fue dictada por el juez de lo Comercial Nº 13 Fernando Javier Perillo y obedece a una presentación del juez Javier Buján, con el fin de poder confeccionar un inventario sobre el material que la agrupación recopiló a lo largo de 42 años de lucha por la búsqueda del paradero de sus hijos.

“El operativo carece de fundamentos legales y evidencia fines políticos, que no hay motivos de hecho ni de derecho, soslayando toda legalidad y Estado de Derecho. Tanto es así, que los superiores del juez Perillo decretaron lo contrario”, expresaron.

El objetivo principal del allanamiento es, de acuerdo a los magistrados intervinientes, disponer del material necesario como para poder confeccionar un inventario de documentos que reflejen las más de cuatro décadas de lucha de las Madres.

 

Fuentes oficiales aseguraron que no hay «ningún respaldo legal» que constate que el edificio donado para la Universidad sea de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo donde funciona la misma


Tras el impedimiento de las Madres de Plaza de Mayo de que la Justicia realice un allanamiento en su sede, el Gobierno alertó este miércoles sobre las «irregularidades» que hallaron en el funcionamiento de la Universidad de las Madres al tiempo que resaltó que el edificio está «ocupado» por representantes de esa asociación.

El rector normalizados de la casa de estudios, Javier Buján, explicó que hay «varias aulas en varios edificios públicos» y que hay una asignación de la Agencia Gubernamental de Bienes para «un edificio que está por reciclarse para asignarse al Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos». Sin embargo, aseguró que no se le puede «consultar» a la titular de la organización, Hebe de Bonafini, sobre «cuestiones que tienen que ver con la institucionalidad de la Universidad».

En declaraciones a Radio Mitre, Buján apuntó a que este lunes «se buscaba tener un inventario que se hacía a pedido del juez» de feria Javier Constantino mientras que afirmó que el Insituto Universitario Nacional de Derechos Humanos «estaba en una situación muy precaria de orden administrativos» ya que «hay alumnos que cursaron 4 años sin haber terminado el secundario  y hay un montón que incluso han terminado sus estudios»

Y agregó: «Nos encontramos con un plan de estudios que hubo que adecuar. No había siquiera una planificación de contenidos mínimos. Había falta de presentación de proyecto institucional». Según informó NA, en los sistemas registrales del Ministerio de Educación, no constataban registro ni resolución del proyecto educativo; no había registro de alumnos o de docentes designados por concurso alguno.

Además, fuentes oficiales aseguraron que no hay «ningún respaldo legal» que constate que el edificio donado para la Universidad sea de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo donde funciona la misma y sus integrantes lo reclaman como propio.

Otra contradicción se da en el marco del impedimento del allanamiento judicial  ya que en ese momento, Hebe de Bonafini manifestó que el Instituto no funciona allí y que sólo lo hace la Asociación de Madres aunque en junio de 2017, en el marco del proceso de quiebra de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, ratificó de puño y letra que ahí funciona el Instituto Universitario.

 

Aseguran que el operativo se da en el marco de «razones políticas» y que representa «una violación de las garantías constitucionales»


La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, denunció este lunes un intento de allanamiento «ilegal» e «inconstitucional» al que le atribuyó «razones políticas» realizado por la mañana en la Casa de las Madres «sin notificación» . «Desde esta mañana, síndicos y abogados, un grupo de unas 12 personas intento allanar ilegalmente nuestra Casa pero no los dejamos entrar, porque no nos notificaron», aseguró.

Para la presidenta de la asociación de derechos humanos la orden de allanamiento dispuesta por el juez de feria en lo comercial Javier Cosentino sin notificación del allanamiento representa «una violación de las garantías constitucionales» al tiempo que consideró que fue por «razones políticas». «Levantaron la feria nada más que para venir acá, en un nuevo acto de persecución contra las Madres», apuntó Bonafini a Télam.

A través de la red social Twitter, la prensa oficial de Madres expresó: «A dos días del fin de la feria la connivencia del Ejecutivo y el Partido Judicial se evidencia una vez más. Para realizar un trámite nombran nuevo síndico y escribano sin notificar a las Madres lo que representa una violación de las garantías constitucionales».

De acuerdo a lo trascendido, el juez de feria Constantino ordenó el allanamiento en el marco de la causa de la quiebra de la Fundación que tuvo a su cargo el programa «Sueños compartidos» que se originó a raíz de demandas de acreedores y que está a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 8.

Según señaló Hebe de Bonafini, la Justicia «dice» que el operativo tiene el fin de «establecer qué es de la Fundación y qué es de Madres» pero afirmó que todo lo que está en la sede  de Hipólito Yrigoyen al 1500 «es de la Asociación» Madres de Plaza de Mayo- En julio de 2017, por la misma causa otro juez ordenó la clausura y desalojo de la Casa de las Madres, pero la misma no se concretó porque allí funciona la Asociación Madres de Plaza de Mayo.