Se espera que la inflación pase del 4% mensual.

 

El presidente Mauricio Macri reconoció que habrá “un pico de inflación” en marzo, pero confió en que de aquí en adelante habrá muestras de que están erradicando la suba de precios.

“Hay cosas que cuestan más, como salir de 80 años con una inflación promedio del 62,6% sin contar las hiper. No es tan fácil como lo preveíamos”, dijo.

Por otra parte, el jefe de Estado reforzó el trabajo sobre el equilibrio fiscal: “Estamos logrando en el debate con la política que se entienda que los presupuestos, empezando por el de la Nación, tienen que estar equilibrados. De ahí empezamos a construir un país en el que no haya más inflación”.

El mandatario hizo estas declaraciones al participar de la inauguración de las nuevas oficinas de la empresa Accenture en Parque Patricios, un día antes de que el INDEC anuncie el índice de marzo, que se prevé que sea de al menos 4%.

Será solo de un 11,8%. También habrá mejoras para la AUH y las asignaciones familiares.

 

Desde la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) se informó un nuevo aumento de 11,83% a partir del 1 de marzo que alcanzará a jubilados, pensionados, beneficiarios de asignaciones familiares, Asignación Universal por Hijo y demás prestaciones de la Seguridad Social.

El incremento, que alcanza a más de 17, 7 millones de personas, beneficiará a 8,5 millones de jubilados y pensionados; 1,5 millones de Pensiones No Contributivas (PNC) y Pensiones Universales para el Adulto Mayor (PUAM) y más de 9,2 millones de asignaciones por hijo.

Con este primer aumento, la jubilación mínima pasará de $9309,10 a $10.410,37 en marzo y la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM) ascenderá de $7447,28 a $8328,29.

En tanto, el monto de la Asignación Universal por Hijo se incrementará de $1816 a $2031, favoreciendo en forma directa a 4 millones de niños de 2,3 millones de familias. Por su parte, la Asignación por Hijo con Discapacidad se elevará de $5919 a $6620.

También aumentará la Ayuda Escolar Anual a $1701 por hijo, que el Estado paga a los trabajadores formales, a quienes cobran la PUAM, la Prestación por Desempleo y la Asignación Universal.

Cabe recordar que este nuevo dato del 11,83% surgió tras conocerse los valores de la evolución de los salarios y de la inflación de julio, agosto y septiembre, correspondientes al tercer trimestre de 2018, que se toman en cuenta para calcular los aumentos de marzo, abril y mayo de este año con la nueva fórmula de movilidad.

Con una inflación en ascenso, y salarios a la baja, ese retraso de seis meses determinó una pérdida adicional del poder de compra. Recién cuando la inflación empieza a bajar podría recuperarse parte de la pérdida.