Las estadísticas indican que en el año hubo 70.648 asaltos, un 3% más que en 2017. Los hechos con motos involucradas crecieron un 10% en los últimos dos años. 

Según datos oficiales, los asaltos de “motochorros” son uno de los más naturalizados y que más preocupan a los porteños. No es casual: se trata de uno de los delitos que más crece desde el traspaso de la Policía al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Entre 2016 y 2018 aumentaron 10,71% los “robos con uso de motos”, como los denominan formalmente. Respecto del año pasado, subieron 3%.

La información surge de las estadísticas oficiales del Ministerio de Justicia y Seguridad que se difundirán este viernes en el Informe de Estadística Criminal 2018, volcado en un mapa interactivo. Según esos datos, en el segundo semestre de 2018 se concentraron la mayoría de los robos de motochorros registrados en el año. Los números acumulados muestran que hubo 30 ataques de “motochorros” por día en la Capital Federal.

Según informa Clarín fuera del ítem “motochorro”, los robos violentos en general también aumentaron en la Ciudad: crecieron 3.44% en 2018: asaltaron a 193 personas por día. En números absolutos, Palermo, Balvanera y Flores fueron los barrios con más casos. En variación porcentual, Puerto Madero también lideró el ranking, pero con pocos casos en el total. En 2018 hubo un 132% más de robos en ese barrio, 69 más que el año anterior Otras zonas con importante crecimiento fueron La Paternal (77%), Villa Ortuzar (36.09 %), Coghlan (34.17%) y Retiro (31,5%).

Imágenes de la estadística:

Marcelo London estaba en su camioneta y tenía las entradas de protocolo para el partido del equipo de la Ribera contra Tigre en un bolso que los delincuentes intentaron sustraerle. El ex dirigente xeneize fue herido con un cuchillo en una mano.

Un grupo de motochorros intentó asaltar en forma violenta al ex dirigente de Boca Juniors Marcelo London y a uno de sus hijos cuando circulaba en su auto por el Puente Pueyrredón, en el partido bonaerense de Avellaneda. Querían robarle un bolso, en el cual había entradas de protocolo para el parido de este sábado.

“Estábamos a la salida del Puente Pueyrredón y empezaron a rodearnos motos, después no se cuantos eran, pero entraban de todos lados y uno me quería sacar para afuera. `Rescatate y entregá el bolso´, decían”, explicó en declaraciones al canal TN.

London explicó, que su hijo (quien estaba al volante), realizó varias maniobras para escapar de los asaltantes y  se dirigió, tras chocar con una ambulancia, hacia la comisaría primera de Avellaneda, donde radicaron una denuncia policial.

El auto de London tiene algunas perforaciones en el vidrio, pero su propietario tampoco pudo especificar si se produjeron por disparos de armas de fuego o golpes con objetos contundentes.

Se trata de Silvio Martinero a quién le robaron 60 mil dólares y reaccionó a los tiros contra los ladrones pero mató a un peatón que pasaba por la zona.

El abogado y ex militar Silvio Guillermo Martinero, fue condenado a 12 años de prisión por matar por error y por la espalda a un cerrajero cuando disparó contra dos motochorros que le robaron una mochila con 60.000 dólares en el Microcentro porteño en diciembre de 2016.

Martinero fue considerado autor penalmente responsable de los delitos de “homicidio simple en grado de tentativa en concurso ideal con homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego”. Tanto el fiscal del juicio, Guillermo Pérez de la Fuente, los jueces Patricia Llerena, Adrián Martín y Hugo Decaría determinaron que el ex militar de 47 años no sólo fue responsable por el homicidio de cerrajero uruguayo Daniel Fernando De Negris Rodao de 56 años, sino que también por haber intentado asesinar a los ladrones cuando ya habían escapado con la mochila que le arrebataron.

Si bien la noticia trascendió hoy, el fallo fue dictado el 20 de diciembre pasado por el Tribunal Oral en lo Criminal 26 de la Capital Federal, según indicó el sitio institucional fiscales.gob.ar.

Durante la mañana del 29 de marzo de 2016, Martinero ingresaba con un portafolio y una mochila con 60 mil dólares al edificio donde tenía su oficina en San Martín 551. En ese instante, dos delincuentes que se habían bajado de una moto le arrebataron la mochila. Como consecuencia de ello, el abogado reaccionó con disparos contra los ladrones pero asesinó al peatón.

La Justicia investiga si eran motochorros que se fugaban tras un robo. El nene de 6 años está en coma farmacológico.

Dos personas se entregaron este mediodía en la sede de la Fiscalía Penal Juvenil de San Martín por el atropello y posterior abandono de persona de Brian Quiroga, el nene de 6 años que lucha por su vida tras ser arrollado el domingo pasado.

Fuentes policiales informaron que cerca de las 11, cercados por los agentes, un joven se presentó acompañado de otro como involucrados en la causa. Anoche, la Policía había detenido al primer involucrado por haber atropellado el domingo al chico mientras huía tras un robo.

Los delincuentes intentaron deshacerse del vehículo, que fue hallado incendiado y desmantelado cerca de lugar donde después se produjo la detención de un menor de edad, acusado por el delito de “lesiones culposas agravadas por fuga”.

Mientras tanto, Brian Quiroga sigue grave y en coma farmacológico a causa de un traumatismo encefalocraneano, internado en el Hospital de Niños de La Plata desde el día del accidente. El chico tiene además lesiones secundarias agregadas como fractura de clavícula y de codo, según lo infomado por TN.

Ahora, la Justicia busca confirmar que el atropello se dio en situación de fuga tras un robo. Además, la fiscalía necesita establecer cuáles fueron los roles de cada uno: se estima que hubo un conductor, un acompañante y un tercer cómplice que colaboró en quemar la moto.

Los agentes de seguridad también encontraron la moto con la que chocaron al menor.


En las primeras horas de este miércoles, la Policía Bonaerense detuvo a uno de los dos motochorros que atropellaron a Brian Quiroga, de 6 años, en la localidad bonaerense de Loma Hermosa.

Según precisaron fuentes de seguridad, se trata de un menor de edad (17) que fue capturado en su domicilio por orden del juzgado en lo penal de garantías número 6. En las inmediaciones de ese barrio se encontró además la moto desmantelada e incendiada, mientras continúa la búsqueda incesante del otro delincuente.

Así apareció la moto en la que se movilizaban los delincuentes

Tras el incidente, la familia de Brian denunció que los atacantes eran chicos del barrio que “andan todo el día cartereando a la gente”. Desde el Hospital de Niños de La Plata aseguraron que la joven víctima permanece en coma farmacológico luchando por su vida.

El niño de seis años se encuentra en coma farmacológico. Todavía no encontraron a los ladrones que lo atropellaron.


Brian Quiroga, el nene de 6 años que fue atropellado por motochorros en la localidad de Loma Hermosa, continúa en grave estado y pelea por su vida. La directora del Hospital de Niños de La Plata, Viviana Altinier, señaló que el niño se encuentra en coma farmacológico, a causa de un “traumatismo encefalocraneano”.

El hecho ocurrió el domingo pasado cuando una moto conducida por dos delincuentes, que escapaban de un asalto, embistió a Brian cuando cruzaba la calle y lo arrastró unos 15 metros. Tras el violento impacto, el menor quedó tirado al costado de la vereda de la calle Los Jazmines, mientras que los agresores escaparon.

La directora del centro médico aclaró que “el pronóstico es grave”, por lo que “se encuentra sedado con drogas vasoactivas, en coma farmacológico”.

Los familiares de la víctima aseguraron a la prensa que los delincuentes son menores del barrio (14 y 16 años) que “andan todo el día cartereando a la gente”. A pesar de haberlos idnetificados, la policía aún no pudo dar con ellos. “Sabemos quiénes son, estoy en contacto con la policía, ya tienen cuál es la casa de ellos”, indicó Sebastián, el padre del nene.

Asimismo, el hombre relató cómo se originó el trágico momento: “Estábamos todos en la mesa, Brian me pidió ir a comprar un juguito al kiosco. Le di la plata, la puerta quedó abierta. Llegó a la vereda y lo agarraron. No llegué a ver nada, el nene más chiquito entró corriendo para avisarnos. Brian quedó en el piso, yo lo levanté y lo llevé al hospital enseguida. Si no, lo dejaban morirse ahí”.