Para la Justicia no hubo delito cuando los indígenas ocuparon un campo privado en Añelo, ya que «actuaron sin dolo».

 

Seis acusados de la comunidad mapuche Campo Maripe que eran acusados de usurpar un campo en el yacimiento Vaca Muerta “para cobrar servidumbres de paso a YPF”, fueron absueltos.

Los imputados eran acusados de los delitos de usurpación y turbación de la posesión de una propiedad privada. Sin embargo, el juez de garantías Gustavo Ravizzoli entendió que cuando la comunidad mapuche ingresó y se asentó en noviembre de 2014 en un campo de 900 hectáreas cerca de Añelo, propiedad de la familia Vela, sus miembros no actuaron con dolo, es decir, con la intención deliberada de despojar a los legítimos propietarios del terreno.

Para la Justicia quedó demostrado que miembros de la lof impidieron el paso tanto a los legítimos propietarios del campo como a operarios de YPF para frustrar la operatoria en los pozos petroleros y demandarle a la empresa «peajes» por servidumbres de paso, que cobra la familia Vela.

Los abogados defensores de la lof Campo Maripe, en tanto, Micaela Gomiz y Emmanuel Guagliardo, festejaron lo que consideran un “fallo histórico” en el que se reconoce la posesión tradicional y colectiva del territorio indígena. “El magistrado absolvió a la familia Campo Maripe considerando que existe una vinculación filosófica, espiritual y material con esas tierras y esto le quita el dolo de usurpar un terreno. Quedó claro que la comunidad ha actuado en resguardo de lo que cree es de su propiedad”, dijo Guagliardo.

Por su parte, Juan Coto abogado querellante de la familia Vela, advirtió a Infobae que apelará la sentencia que no podrá ser acompañada por la fiscalía debido a restricciones del código procesal penal local: en Neuquén se impide recurrir a una instancia superior cuando los delitos juzgados tienen penas menores a los tres años de prisión como es en el caso de usurpación.

 

Tras 23 días de búsqueda, efectivos policiales encontraron este domingo, el cadáver del acusado del crimen de Las Ovejas. El hombre se habría quitado la vida hace varios días.

El acusado de matar a su ex pareja y a la hija de ella en Neuquén apareció muerto en un descampado luego de permanecer prófugo durante casi un mes.

El hombre, identificado como Lorenzo Muñoz de 40 años, se habría suicidado hace unos días y fue hallado este sábado en un descampado próximo a Las Ovejas, lugar donde se cometió el asesinato de Karina Apablaza, de 31 años, y también de la hija de ella, Valentina, de 11 años.

El hecho ocurrió el 22 de febrero último cuando el acusado mató a puñaladas a su ex pareja y a la hija de ella. El agresor tenía una restricción de acercamiento y una denuncia de abuso sexual contra la menor.

Ocurrió en la localidad de Las Ovejas, Neuquén. El hombre tenía una orden perimetral por antecedentes de abuso sexual contra la niña de 11 años. Hay rastrillajes para dar con el femicida.

La localidad neuquina de Las Ovejas amaneció este viernes con una noticia desgarradora. Un hombre de 40 años mató a su ex mujer y su hija de 11 años a cuchillazos en plena vía pública, y se dio a la fuga. El acusado, identificado como Lorenzo Muñoz, tenía una restricción de acercamiento y una denuncia de abuso sexual contra la menor.

El hecho sucedió en la avenida Pedernera. Allí, Karina Apablaza (31) y la pequeña Valentina López Apablaza, fueron acuchillas por el hombre, quien -según testigos- venía acosándolas desde hacía varios días. Según la reconstrucción, el agresor primero apuñaló a la menor y luego a la mujer. Segundos después escapó por una zona de bosques.

“Estamos consternados y entristecidos como pueblo. No se puede creer tanta irracionalidad”,señaló el intendente de Las Ovejas, Vicente Godoy.

La Policía del Neuquén emitió un comunicado en el que lamentó el doble femicidio ocurrido esta tarde ya que la mujer y la nena eran familiares de integrantes de la fuerza. El cabo Juan Nicolás Apablaza, quien brinda servicio en Cutral Co, era hermano de Karina y tío de Valentina. En tanto, la policía Roxana Apablaza, quien se desempeña en el Departamento Móvil de Seguridad, era sobrina y prima de las víctimas. “Acompañamos a nuestros camaradas, familia y amigos, ante tan irreparable pérdida, elevando una plegaria para que encuentren la fortaleza que les permita sobreponerse a tanto dolor y congoja”, dijo la policía.

Tras la fuga del femicida, las autoridades desplegaron un fuerte operativo para tratar de detenerlo mientras se realizan pericias y las primeras medidas ordenadas por el juzgado que intervino.

Se encuentra en buen estado de salud y fue interceptada en la localidad de Mariano Moreno, en un control policial con el joven que la familia había puesto la mira desde la desaparición.

Julieta Sánchez, la chica de 15 años que había desaparecido en Neuquén tras un misterioso robo de 23 mil dólares en la casa de su familia, fue hallada sana y salva en cercanías a la localidad de Mariano Moreno. El abogado de la familia de la adolescente confirmó que Julieta estaba acompañada por un joven, que sería su novio.

«Ayer nos encontramos con un escenario bastante extraño en la vivienda. El hermano de Julieta se despierta 10.30 y encuentra cierto desorden en varios lugares, faltaban cosas y no estaba su hermana. Avisó a los padres, ellos a la policía y se inició la causa», detalló el abogado Gustavo Lucero.

«El problema era encontrar una explicación. Faltaban valores y una fuerte suma de dinero. Ahí se inició un trabajo en el ambiente en medio de una preocupación familiar y un gran desconcierto», añadió el letrado.

El caso sigue siendo investigado, para determinar que conexión con el robo tiene el supuesto novio de Julieta.