Hasta el momento, el juicio no tiene fecha fijada pero se estima que podría iniciarse a fin de año o posponerse para principios del año próximo.

 

Por el crimen de María Marta García Belsunce, cometido en 2002 en el country Carmel de Pilar, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro realizará la audiencia preliminar de ofrecimiento de prueba de lo que será el tercer juicio oral.

En la audiencia de hoy, las partes (fiscalía y defensas), se juntarán por primera vez con los jueces para hacer planteos preliminares y presentar la prueba que necesitan para la realización del juicio, como la lista de testigos.

Los imputados de este tercer juicio serán Pachelo (43) y los ex vigiladores Norberto Glennon (54) y José Ramón Alejandro Ortiz (42). Si bien aún el juicio no tiene fecha fijada, se estima que podría iniciarse a fin de año o posponerse para principios del año próximo.

Uno de los puntos que se deberá definir es si dentro del mismo debate por el caso García Belsunce, Pachelo y dos golfistas son juzgados además por los robos cometidos en 2018 en el country Tortugas, tal como solicitaron los fiscales de Pilar María Inés Domínguez y Andrés Quintana.

El defensor de Pachelo, Roberto Ribas, aseguró que su defendido, quien por el caso García Belsunce fue indagado y procesado pero en libertad y actualmente está detenido en el penal de Florencio Varela por los robos en Tortugas, no será trasladado a San Isidro para la audiencia.

Otro de las cuestiones preliminares que debe definir el tribunal es si el viudo de García Belsunce, Carlos Carrascosa (74), quien estuvo siete años preso por el caso pero desde 2016 se encuentra absuelto por el Tribunal de Casación bonaerense, puede participar del juicio como testigo y particular damnificado, ya que esa decisión judicial fue apelada por la Procuración bonaerense.

Otros testigos que serán ofrecidos por la fiscalía y el abogado Gustavo Hechem del particular damnificado, y son clave para acusar a Pachelo, son algunos familiares que en el segundo juicio por el caso, realizado en 2011, fueron condenados por encubrimiento, como el hermano de María Marta, Horacio García Belsunce (h), y el medio hermano, John Hurtig.

Todos afrontan una acusación por “robo agravado por haberse cometido mediante el uso de arma de fuego, apta para el disparo, en concurso real con homicidio criminis causae agravado por el uso de arma de fuego”.

La hipótesis de los nuevos fiscales, que desde 2017 hicieron una revisión de toda la investigación es que Pachelo, Ortiz y Glennon asesinaron a su víctima cuando ella regresó a la casa y los sorprendió robando.

La socióloga García Belsunce (50) fue hallada muerta el 27 de octubre de 2002 en su chalet del country Carmel de Pilar, con su cuerpo semisumergido en la bañera y su marido declaró siempre que él pensó que había sufrido un “accidente”. La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo.

A más de 16 años del homicidio, la causa fue elevada a juicio. Están acusados de matar a la socióloga porque los descubrió robando.

 

Luego de 16 años, el juez de Garantías N°1 de San Isidro, Ricardo Costa, elevó a juicio oral la causa contra Nicolás Pachelo y dos exvigiladores del Carmel Country de Pilar por el crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido en octubre de 2002.

Los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana habían acusado en septiembre de 2018 a Pachelo y a los vigiladores José Ortiz y Norberto Glennon de ser “coautores” de un “robo agravado por haberse cometido mediante el uso de arma de fuego -apta- en concurso real con homicidio criminis causa agravado por el uso de arma de fuego”, delitos que prevén la pena de prisión perpetua.

Nicolás Pachelo

Según la hipótesis de los fiscales, los tres mataron a María Marta cuando los descubrió robando en su casa del Carmel Country de Pilar.

Pachelo y los vigiladores llegan a juicio cuando aún la Corte Suprema de Justicia de la Nación debe resolver una apelación del subprocurador general Juan Ángel de Oliveira a la absolución de Carlos Carrascosa, viudo de María Marta, que le había dictado el Tribunal de Casación Penal bonaerense en diciembre de 2016.

María Marta fue encontrada muerta el 27 de octubre de 2002 en su casa del Carmel, con medio cuerpo semisumergido en la bañera. La autopsia practicada a 36 días del hecho comprobó que había sido asesinada de seis balazos en el cráneo, cinco de los cuales penetraron y el sexto -«el pituto»- le rebotó. Usaron un arma calibre .38 largo que nunca apareció.

En un primer juicio, Carlos Carrascosa, el viudo, fue condenado sólo por el “encubrimiento” y absuelto por el homicidio, pero en 2009 el Tribunal de Casación bonaerense lo condenó a prisión perpetua como autor del crimen de su esposa. Estuvo preso seis años en la cárcel de Campana y luego obtuvo una prisión domiciliaria en febrero del 2015 al cumplir 70 años, que se extendió por casi dos años hasta que se le concedió la libertad, en diciembre de 2016.

En tanto, todavía quedan condenados por el encubrimiento del crimen Horacio García Belsunce y Juan Hurtig (hermano y hermanastro de María Marta, respectivamente); el médico Juan Gauvry Gordon y el vecino del country Sergio Binello, quienes fueron sometidos a juicio en 2011.

En aquel debate también fue condenado el cuñado de la víctima, Guillermo Bártoli, quien murió en noviembre de 2014.

 

Fueron en el marco de la causa por el robo al country de Tortuguitas.


Dos presuntos cómplices de Nicolás Pachelo en el robo a casas del country de Tortuguitas fueron detenidos esta mañana durante una serie de allanamientos.

Los procedimientos se realizaron en Ciudad de Buenos Aires y en Luis Guillón, localidad del municipio de Esteban Echeverría, en el sur del conurbano bonaerense.

Durante el allanamiento se secuestró una camioneta, joyas y dólares. Los supuestos cómplices son dos varones de 29 y 39 años.

Pachelo fue detenido días atrás, acusado de haber robado cuatro casas en el country Tortugas durante Semana Santa. Además, es el principal sospechoso del crimen de María Marta García Belsunce.